Guía práctica para el control de peso en niños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Guía práctica para el control de peso infantil

Jueves 22 de junio del 2017, 10:07 am, última actualización

La acumulación de grasa excesiva en niños es tan grave en México que este país ocupa hoy el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial, según reporta el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Combatir este problema no es tarea fácil, sin embargo, puede lograrse si se tiene a la mano una guía para el control de peso en los infantes.

Control de peso infantil, Control de peso en niños

Más que aumento de peso corporal

La obesidad infantil se define como el aumento de peso asociado a desequilibrio en la proporción de los componentes del organismo, principalmente grasa corporal (tejido graso o adiposo, dicen los médicos), lo que puede afectar la salud actual y futura del niño.

Desde 1998 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la obesidad epidemia global de gran magnitud en países desarrollados y en aumento dentro de las naciones en vías de desarrollo, donde suele aparecer de la mano de la desnutrición.

En México, por ejemplo, 26% de los niños están afectados por este problema (según datos de la Secretaría de Salud), que se identifica como sobrepeso si el menor tiene un peso mayor al estándar para su estatura, en tanto se habla de obesidad cuando se registra exceso de tejido graso (adiposidad) en el pequeño.

Si deseas conocer el peso adecuado para la estatura de tus hijos o de tu propia estatura, estas tablas te pueden ayudar:

En cualquier caso, el exceso de peso en la infancia provoca numerosos daños a corto y mediano plazos, desde sobrecarga para los sistemas musculoesquelético y respiratorio, hasta cambios metabólicos graves, como hipertensión arterial, hiperlipidemia (niveles de colesterol y triglicéridos altos en la sangre) e intolerancia a la glucosa (de ahí el cada vez más común diagnóstico de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes obesos).

Pero eso no es todo, el desarrollo psicológico y emocional también se ve afectado, por lo que el niño con sobrepeso u obesidad suele tener pobre imagen de sí mismo y continuamente experimenta sensación de inferioridad y rechazo.

Programa de control de peso infantil

Un infante con sobrepeso u obesidad no es un niño sano, razón suficiente para poner en marcha un programa para combatir la obesidad infantil en el hogar, donde los padres pueden educar con el ejemplo adoptando hábitos alimenticios saludables y practicando ejercicio de manera regular.

Sin embargo, debemos recordar que los pequeños se encuentran en periodo de crecimiento, por lo que imponerles una dieta muy restrictiva en el consumo de energía podría afectar su salud, es decir, ocasionar un déficit de crecimiento longitudinal (de estatura) acompañado de deficiencias nutricionales.

Antes de tomar cualquier decisión, debe acudirse al médico para que, dependiendo de los requerimientos de energía del niño con sobrepeso u obesidad (con base en su estatura), se establezcan los cambios y el momento de iniciarlos, pues entre más tiempo pase sin recibir ayuda, mayor será la probabilidad de que el infante continúe obeso en la adolescencia y en su vida adulta.

¿Cuánta energía darle a tus pequeños?

  • En niños y niñas de 2 a 5 años, se sugieren 13 a 15 kcal por centímetro de estatura.
  • En niñas de 6 a 11 años, se sugiere consumir 13 ó 14 kcal/cm., y en los niños de la misma edad, 16 ó 17 kcal/cm.

Así, para un niño de 8 años de edad que mida 127 cm, la energía recomendada será de 2 mil a 2 mil 150 kcal al día.

Pequeños cambios, grandes resultados

Cuando un niño enfrenta problemas de sobrepeso u obesidad, sus padres o los adultos responsables de su cuidado pueden adoptar medidas para proteger su sano desarrollo e inculcarle conductas saludables que le acompañarán de por vida.

En este sentido, una guía práctica para el control de peso infantil consiste en:

  • Consumir cada día 1 a 2 vasos de leche semidescremada o descremada. Este alimento es excelente fuente de calcio y proteínas; sin embargo, debe evitarse añadirle chocolate en polvo con azúcar. Si el pequeño prefiere la leche con sabor dulce, puede utilizar sucralosa.
  • Reducir el tamaño de alimentos y bebidas. Conviene que las raciones de alimentos sean un poco menores a las consumidas de manera habitual (15% menos cantidad) por toda la familia. Esto evitará que el niño con sobrepeso u obesidad se sienta discriminado, rechazado o "distinto" a los demás.
  • Usar platos y vasos de menor tamaño al habitual para que la ración no parezca más pequeña que la del resto de la familia.
  • Frutas y verduras todos los días. Consumir a diario estas delicias de la naturaleza brinda las vitaminas y minerales que el crecimiento infantil requiere; lo mejor será incluir al menos cinco raciones (variando el color) y, de preferencia, crudas y con cáscara (así aumentan la saciedad).
  • Jugos industrializados, en mínimas cantidades. Deben evitarse estas bebidas pues, al igual que los jugos naturales, contienen más del doble de la energía aportada por la fruta sin exprimir.
  • Agua natural. Un truco práctico es ofrecerle al niño 1 ó 2 vasos de agua natural justo al momento de sentarse a la mesa a comer, esto reducirá su capacidad gástrica (limitará la cantidad de alimentos consumida).
  • ¡Adiós a las tentaciones! Para que no caiga en tentaciones, es mejor evitar la presencia de botanas, golosinas y pastelillos en casa.
  • Desayuno y lunch escolar ligeros. Los niños deben desayunar bien antes de salir a la escuela y llevar consigo una colación ligera, por ejemplo, un sándwich de queso panela o pechuga de pavo y una ración de fruta.
  • Bebidas sin calorías. Los niños suministran a su organismo muchas calorías extra en forma de bebidas como jugos industrializados, refrescos, agua de sabor e incluso leche. Conviene restringir su consumo mediante el empleo de endulzantes sin efectos secundarios que no se digieran ni absorban en el tracto gastrointestinal, además de endulzar la bebida, permitirán reducir poco a poco la cantidad de sabor dulce adicionado hasta que el pequeño logre adaptarse al consumo de agua natural.
  • Opciones saludables fuera de casa. Los pequeños pueden comprar alimentos en la escuela, por ello es importante orientarlos sobre las opciones más saludables, como verduras con limón y sal o una torta de queso panela, en vez de tacos dorados con crema o pizza de salami.
  • ¡En movimiento! El complemento ideal de una dieta saludable es la actividad física, así que los niños deben practicarla (ya sea recreativa o competitiva) todos los días, al menos entre 1 y 2 horas.
  • Combatir el sedentarismo. Ya sea por falta de espacios recreativos o cuestión de seguridad, los niños pasan mucho tiempo dentro de sitios cerrados (viendo televisión, en la computadora o consola de videojuegos), así que entre menos horas permanezcan inactivos, mayores posibilidades tienen de mantener sobrepeso y obesidad fuera de su vida.

Lograr que un niño con sobrepeso u obesidad se libere del peso excesivo que lo acompaña está en nuestras manos. Entre más pronto lo ayudemos a combatir el problema, más oportunidades tiene de transformarse en un adolescente sano, lleno de energía y con un mundo de saludables retos por alcanzar en su vida adulta.

Fuentes:

  • Ascencio-Peralta, C. Guía práctica para el control de peso infantil. Splenda.
  • Instituto Mexicano del Seguro Social. Obesidad en el menor de edad. Salud en línea [en línea]. [Fecha de consulta: 20 de octubre de 2015]. Disponible en: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/obesidad-menoredad
  • Unicef México. Salud y Nutrición [en línea]. [Fecha de consulta: 21 de octubre 2015]. Disponible en: http://www.unicef.org/mexico/spanish/17047.htm

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore