Tips para evitar la obesidad en niños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Obesidad infantil, detección de riesgos

Martes 11 de abril del 2017, 04:22 pm, última actualización

Cuando un niño tiene demasiada grasa corporal no corre igual de rápido que sus amigos, difícilmente usa el mismo estilo de ropa o suele enfrentar burlas y agresiones, entre muchas más adversidades. Para evitar problemas similares en tu hij@, identifica las conductas que pueden conducirlo a la obesidad infantil ¡y evítalas!

Obesidad infantil, Riesgos de obesidad en niños

Obesidad en niños, peligro a la mano

El porcentaje de niños con obesidad está aumentando a gran velocidad, por ello la Organización Mundial de la Salud advierte que se trata de uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

Como muchas afecciones, la obesidad puede prevenirse, y la familia es clave para hacerlo, pues si detecta los riesgos que corren los niños ante este problema desde sus primeros años de vida, logrará hacer cambios a favor de su salud.

Existen 3 periodos críticos de obesidad infantil: el primer año, antes de los 6 años y la adolescencia, durante los cuales es indispensable la vigilancia del estado nutricional, hábitos alimenticios y actividad física.

Para lograr esta vigilancia, se deben identificar los peligros que los pequeños enfrentan, como son:

  • Factores genéticos. Algunos niños están en mayor riesgo de obesidad debido a factores prenatales, como que la madre padezca diabetes mellitus o diabetes gestacional, otros antecedentes familiares de diabetes tipo 2 o hipertensión arterial, así como ser hijo de padres con obesidad.
  • Factores al nacimiento y durante el primer año de vida. Bajo peso (menor a 2.5 kg) o peso alto (mayor de 4 kg) al nacer; recuperación del peso a un ritmo muy rápido durante los primeros meses de vida o inicio de alimentación complementaria temprana.
  • Alimentación y estilo de vida. Comer más de dos veces por semana fuera de casa; consumo frecuente de refrescos y bebidas azucaradas (en México se considera que la quinta parte de la energía que se consume proviene de bebidas azucaradas o con alto aporte energético) y baja ingesta de leche (menos de dos raciones al día) podrían causar aumento de peso en niños; así como no realizar actividad física o invertir más de 2 horas diarias en actividades sedentarias.
  • Malos ejemplos en casa. Si uno de los padres tiene sobrepeso u obesidad al igual que alimentación y hábitos de ejercicio deficientes, es probable que el niño adopte las mismas costumbres.
  • Más televisión, menos movimiento. Cada día son más los niños que pasan largas horas frente al televisor, divirtiéndose en la computadora o con el celular, y hacen menos ejercicio.
  • Productos procesados y comidas rápidas, cada vez más accesibles. Los niños tienen hoy a su alcance más botanas, refrigerios o comidas ricas en grasa, sal y azúcares, pero pobres en vitaminas, minerales y otros nutrientes. La ingestión de alimentos durante el horario escolar llega a ser de aproximadamente la mitad del requerimiento de todo el día (840-1259 kcal).
  • Menos oportunidad de preparar comidas saludables en casa. El ritmo de vida actual deja poco tiempo para que los padres planeen y preparen alimentos equilibrados en el hogar. Asimismo, muchos de ellos no tienen oportunidad de un desayuno equilibrado en casa. En consecuencia, la dieta infantil se integra por más alimentos procesados y, generalmente, menos saludables que los preparados en casa.
  • Recompensas insanas. En algunos hogares, el alimento suele utilizarse para consolar a un niño, conseguir que haga la tarea o deje de llorar. Si el pequeño se acostumbra, este hábito lo conducirá a comer en exceso y tendrá dificultad para liberarse de él.

Tips para evitar la obesidad en niños

El primer paso para ayudar a un niño a evitar los kilos de más es consultar a su médico (pediatra), quien puede guiar tanto a los padres como al pequeño para establecer hábitos de vida saludables.

Además de las indicaciones del profesional de la salud, existen otras recomendaciones útiles que puedes practicar:

  • Compra alimentos saludables y colócalos en lugares accesibles para tu hij@, por ejemplo, la mesa del comedor o el refrigerador.
  • Consulta al pediatra o nutriólogo el tamaño de las porciones adecuadas de los alimentos favoritos de tu hij@, según su edad y complexión física, de manera que obtenga la suficiente nutrición sin comer en exceso.
  • Integra en su dieta la mayor variedad de alimentos posible (granos, verduras, frutas, productos lácteos y proteínas).
  • Elige refrigerios y bebidas saludables para que lleve a la escuela, por ejemplo, a base de frutas y verduras naturales, alimentos que le brindan vitaminas y minerales, y son bajos en calorías y grasas.
  • Organiza tu agenda de manera que puedas dedicar tiempo especial para preparar delicias en casa. Utiliza endulzantes sin calorías para dar a tu familia el sabor dulce que tanto disfruta sin aumentar el valor calórico de bebidas o postres.
  • Evita premiar el buen comportamiento con golosinas, de lo contrario, el pequeño convertirá esta conducta en hábito. Tampoco lo obligues a terminar con todo lo que hay en su plato, esto provoca que ignore la señal de saciedad de su organismo y continúe comiendo aunque su cuerpo le indique que ha consumido lo suficiente.
  • Lo mejor para animar a un niñ@ a ser más activo es el ejemplo, así que sal a caminar, correr o brincar la cuerda. Si observa que te diviertes, seguramente imitará tu conducta.
  • Estimula a tu hij@ a encontrar diversión y conocimiento fuera de la computadora. Muéstrale (¡también con el ejemplo!) que lejos de la pantalla de televisión, el celular o la videoconsola puede convivir con amigos "de verdad", llenarse de energía y llevar vida sana.

Modifica los hábitos alimenticios de tu niñ@

Ayuda a tu pequeñ@ a controlar su peso mediante los siguientes tips:

  • Procura que desayune todos los días. No debe omitir ninguna de las tres comidas principales.
  • Que consuma todos los días al menos dos raciones de frutas y tres de verduras.
  • No le incites al consumo de bebidas azucaradas, sustitúyelas por agua.
  • Reduce la frecuencia de comidas fuera de casa.
  • Evita comprar alimentos con alto contenido energético para que tu hij@ no tenga acceso a ellos en casa.
  • No coman frente al televisor. Los alimentos deben ser consumidos en el comedor.
  • Enséñale a masticar cada bocado de 20 a 30 veces antes de deglutirlo.
  • Sírvele en platos pequeños, ya que cuando utilizas platos grandes, da la impresión de que las raciones de alimento son muy pequeñas.
  • Si se queda con hambre, ofrécele de 1 a 2 raciones extra de verduras.

Hábitos saludables de por vida

Los niños obesos corren el riesgo de padecer graves problemas de salud, como diabetes y colesterol alto (problemas que en el pasado se consideraban exclusivos de adultos); además, la probabilidad de que tengan baja autoestima debido a las burlas, acoso y rechazo de que son objeto también es mayor que en los chicos con peso saludable.

Como puedes ver, no existe un solo comportamiento o factor que cause la obesidad infantil, por tanto, las medidas para prevenirla también son numerosas. Si las practicas desde que tu hij@ es pequeñ@, estarás inculcando hábitos saludables que repetirá a lo largo de su vida.

Fuentes:

  • American Academy of Pediatrics. Causas orgánicas del aumento de peso y la obesidad. [Fecha de acceso: 03 de marzo de 2015]. Disponible en: http://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/obesity/Paginas/Organic-Causes-of-Weight-Gain-and-Obesity.aspx
  • Dalmau J, Vitoria I. Prevención de la obesidad infantil: hábitos saludables. An Pediatr Contin 2004; 2(4): 250-4.
  • MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Institutos Nacionales de la Salud. Obesidad en niños. [Fecha de acceso: 03 de marzo de 2015]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007508.htm
  • MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Institutos Nacionales de la Salud. Plato de la guía de alimentos. [Fecha de acceso: 03 de marzo de 2015]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002093.htm
  • Organización Mundial de la Salud. Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud. [Fecha de acceso: 04 de marzo de 2015]. Disponible en: http://www.who.int/dietphysicalactivity/strategy/eb11344/strategy_spanish_web.pdf
  • Organización Mundial de la Salud. Obesidad y sobrepeso. Nota descriptiva [en línea], enero 2015. [Fecha de acceso: 24 de febrero de 2015]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/
  • Rivera, J.A.; Muñoz-Hernández, O; Rosas-Peralta, M. Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana. Salud Pública Mex 2008; Vol. 50(2): 173-195.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore