¡Cómo lograr comer de todo este fin de año!

Martes 26 de diciembre del 2017, 03:55 pm, última actualización.
  • SyM - Sofía Montoya
Cómo no subir de peso en fin de año, Recomendaciones nutricionales navideñas
Se puede comer con variedad pero con moderación.

En diciembre, múltiples y suculentos platillos ricos en calorías desfilan ante nuestros ojos y debido a la euforia de la temporada, caemos en la tentación de probarlos ¡todos y en exceso!

Aunque difícilmente esta situación cambiará, podemos hacer saludables cambios en los hábitos alimenticios sin restarle alegría a la temporada. La clave radica en incluir alimentos sanos y consumir las raciones a las que estamos habituados.

Consejos para comer en las fiestas de fin de año

Según especialistas, debemos estar conscientes de que los hábitos alimenticios son para todo el año (diciembre incluido); el problema con las dietas durante las fiestas decembrinas es llegar a enero con el propósito de "borrar" en un día los excesos cometidos durante varias semanas. ¡Es frustrante!

Lo mejor es llevar y respetar un programa por día, por ejemplo, si acudiremos a una cena, durante el desayuno y la comida debemos ingerir alimentos que aporten pocas calorías, y en la noche saber bien qué vamos a elegir. Además, el evento principal en la cenas decembrinas no debería ser la comida, sino la convivencia.

Las siguientes recomendaciones nutricionales pueden ser de gran utilidad:

  • En vez de consumir botanas tipo frituras (como papas o chicharrones), elige verdura cruda, por ejemplo, zanahorias o jícama, así como frutos rojos: fresas, arándanos, moras y zarzamoras. Los cacahuates, nueces, almendras y frutas deshidratadas (como pasitas y orejones) también son buena opción, pero en porciones menores porque tienen más calorías.
  • Consume dips (aderezos) a base de yogurt en lugar de queso, mayonesa o queso crema; o si los preparas en casa, utiliza crema reducida en grasa o leche descremada.
  • Prefiere los quesos frescos, como cottage, requesón o panela, y evita los madurados (gruyere, gouda, manchego, emmental y otros similares).
  • Limita el consumo de alcohol, incluidos los aperitivos de licor (aportan muchas calorías).
  • Consume postres con moderación.
  • Mastica lento y más de 20 veces cada bocado; además, no repitas platillos y mantente lejos de la mesa con los alimentos.
  • Programa una rutina de ejercicio, por ejemplo, 40 a 60 minutos diarios de actividad física. Aunque haga frío, puedes tomar una cuerda y saltar en casa o echar mano de una caminadora, así como entrenar en el gimnasio o club deportivo.  

Ingredientes saludables en la mesa

Una buena opción alimenticia en las cenas decembrinas son las ensaladas de vegetales frescos aderezadas con aceites vegetales como el de canola (contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas), sin duda, importante aliado del corazón y sistema circulatorio.

Nadie debe hacer a un lado el bacalao a la vizcaína ni los romeritos si los consume en porciones pequeñas, lo mismo que el pavo horneado, aunque en este caso, es mejor evitar el relleno (añade calorías). Igualmente, una cena saludable puede incluir carne de pechuga de pavo acompañada de ensalada verde.

Si nos alimentamos bien todo el año y nos ejercitamos con regularidad, comer o cenar un poco de todo (en porciones pequeñas o razonables) por 1 o 2 días en diciembre, no traerá problemas a la salud.