La mejor dieta para que bajes de peso es... - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

La mejor dieta para que bajes de peso es...

Miércoles 21 de junio del 2017, 09:03 pm, última actualización

Dieta de la Luna, del cardiólogo, de la sopa de jitomate, del plátano y hasta antidieta... todas son anunciadas como "la mejor" contra el sobrepeso, pero ninguna te beneficiará. Aquí te damos varios consejos para alimentarte bien, antes de que inicies tu carrera de faquir.

Dieta para bajar de peso

Los seres humanos acostumbramos complicarnos la existencia. Créelo, muchas veces las pautas que debemos seguir están frente a nuestros ojos y no queremos verlas. Esta distorsión de la realidad también aparece al momento de que decidimos cambiar nuestros hábitos alimenticios, especialmente si el régimen dietético que adoptamos es para adquirir una figura semejante a la de Orlando Bloom o la de Keira Knightley, y no para proporcionarle a nuestro organismo lo que necesita para funcionar adecuadamente.

Optar por la dieta de moda, la que sigue alguna estrella de Hollywood o la que te recomienda una de tus amigas porque “bajó de peso de volada”, puede poner en riesgo tu salud, a veces con complicaciones muy serias.

Ahórrate la consulta

Muchos de nosotros conocemos la famosa pirámide alimenticia o el plato del bien comer (vamos, vienen hasta en las envolturas de pan de caja), y aunque seguramente esta información formó parte de alguna de tus clases, la mayoría no la tomamos en cuenta.

La Lic. María Guadalupe Solís Díaz, subdirectora de niveles académicos de la Escuela de Dietética y Nutrición del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), una de las más prestigiadas en nuestro país, explica que una dieta balanceada es aquella que cumple estos puntos:

  • Que sea completa, lo que supone que siempre debe incluir alimentos de cada uno de los tres grupos. Un ejemplo práctico es el siguiente: en el desayuno debes consumir una ración de frutas, un vaso de leche (del grupo de productos de origen animal y leguminoso) y una rebanada de pan integral de caja, que corresponde al grupo de cereales y tubérculos.
  • Debe ser variada, de modo que si en la mañana bebiste un jugo de naranja, es preferible que por la tarde elijas un plátano y por la noche un poco de papaya.
  • Debe ser suficiente; en otras palabras, hay que consumir la cantidad total que tu cuerpo debe recibir. Cada quien sabe si come más o menos de lo que necesita, y no hay necesidad de ir con un experto.
  • Se deben preferir los alimentos del grupo de cereales y frutas y verduras, a la vez que reducir las grasas y harinas refinadas.
  • La dieta debe estar libre de gérmenes.

Este plan se recomienda para la población en general, pero en el caso de los jóvenes es aconsejable consumir mayor cantidad de frutas y verduras, dice la expresidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos, “porque están en una edad en la que existe todavía un crecimiento y es necesario que el cuerpo reciba más vitaminas y nutrimentos inorgánicos. En el caso de las mujeres adolescentes, empiezan a menstruar y sus necesidades de vitamina C y de hierro crecen. Estos elementos se encuentran naturalmente en frutas y verduras, principalmente”.

Calorías y dietas de moda

Cada grupo poblacional tiene diferentes necesidades de energía o calorías. En el caso de adolescentes y jóvenes, dice la entrevistada, la necesidad energética promedio está entre las 2,000 y 2,300 kilocalorías al día.

“Allí empezaríamos a hablar de la problemática a la que nos enfrentamos actualmente, porque podríamos dividir el asunto en dos grandes ramas: La obesidad como tal, y los trastornos de la conducta alimentaria. La primera es una enfermedad que se caracteriza por un exceso de grasa en el organismo, lo cual facilita con el tiempo el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas, como diabetes (exceso de azúcar en sangre) y enfermedades cardiovasculares.”

De acuerdo con las ultimas estadísticas disponibles, obtenidas a través de la Encuesta Nacional de Salud 2006, “se sabe que 70% de la población presenta problemas de obesidad en México, y en el caso específico de los niños entre 5 y 11 años de edad el porcentaje de sobrepeso es de 25%”, señala.

Niños y adolescentes ya empiezan a identificar el problema de la obesidad y, por consiguiente, dice la experta, “empiezan a fijar su atención en las dietas de moda, dejan de desayunar o de cenar, y eliminan de su menú el pan, la tortilla o las frutas y verduras, bajo el argumento de que engordan. Es común, asimismo, que sigan el régimen conocido como ‘del cardiólogo’, que consiste en comer solamente sopa de apio o cebolla durante todo el día, u otros igualmente restrictivos”.

La población en general, y los jóvenes en particular, “creen que hay alimentos mágicos que pueden comerse en exceso, así como otros que se pueden eliminar para bajar de peso y obtener una figura ideal. Finalmente, este tipo de dietas en su gran mayoría son muy bajas en calorías, están desequilibradas y no son completas, es decir, no tiene las características que tiene un régimen regular”, explica la especialista.

Consecuencias

Desde hace tiempo se conocen los daños que ocasiona un plan de alimentación inadecuado. En México, la cantante y actriz Sasha Sokol, integrante del grupo Timbiriche, reconoció haber estado inmersa en esta condición; lo mismo ocurrió con Anahí, quien forma parte del grupo musical RBD y aceptó que padece anorexia (pérdida de peso por dejar de comer y someterse a intensas rutinas de ejercicio).

Lo problemático es que, aunque ella ha declarado que ya superó la enfermedad, hay muchas dudas al respecto y continúa siendo un ejemplo para miles de niñas y adolescentes.

Las personas que no se alimentan correctamente, dice la especialista en Manejo Integral de la Obesidad por la Universidad Iberoamericana, “pierden peso por agua y masa muscular, pero no por grasa corporal. El peso está constituido por varios elementos: grasa, agua, músculos, hueso y órganos, y la grasa debe tener cierto porcentaje”.

Los adolescentes que no comen adecuadamente “pierden mucha agua y músculo, pero no grasa como tal, porque su dieta está desequilibrada y no comen frutas, verduras o cereales; es decir, el cuerpo no recibe la suficiente cantidad de glucosa, por lo que utiliza proteínas (masa muscular) para convertirla en glucosa. La grasa, entonces, se sigue conservando, mientras se pierden minerales como el hierro y se alteran los niveles de hemoglobina (encargada de transportar oxígeno en la sangre). Evidentemente, se pueden manifestar problemas de anemia o mala nutrición”, asegura.

Anorexia y bulimia (episodios repetidos de excesivo consumo de alimentos seguidos de vómito o uso de laxantes) se han multiplicado, y ahora, contrario a lo que ocurría cuando se conocieron los primeros casos, el problema ha descendido en la escala social, por lo que jóvenes de nivel socioeconómico medio, e inclusive medio bajo, se han visto inmersos en este trastorno.

Anorexia y la bulimia tienen un origen psíquico relacionado con falta de atención durante la infancia, depresión y baja autoestima, y se manifiesta en conductas alimentarias destructivas que pueden ocasionar serios problemas.

“Quienes se adentran en este desequilibrio dejan de comer, hacen menos refrigerios, no desayunan y se provocan el vómito. Se repite el cuadro: pierden masa muscular, pero hay mayor número de trastornos a causa del vómito, como daños en el esófago (puede haber úlceras y sangrado, como ocurre con la gastritis), y empiezan a presentarse problemas de deshidratación, falta de vitaminas, piel muy seca, deficiencias en la dentadura y uñas, además de caída del cabello”.

Las repercusiones en los jóvenes “pueden variar de acuerdo a la genética de cada quien y el tiempo que padezcan el trastorno, pero la pérdida de peso es muy rápida. A mediano plazo puede haber anemia y a largo plazo las demás manifestaciones que hemos dicho, incluida la suspensión de la menstruación, que es una especie de defensa del cuerpo”.

Si te preguntas quiénes son los responsables de este panorama, la entrevistada opina que la mercadotecnia juega un rol muy importante. “Quienes estamos en el área de salud debemos aprender a manejar la mercadotecnia a nuestro favor, es decir, ‘venderle’ salud a la población en general, así como lo hacen las estrategias de venta de una dieta X. Debemos ser capaces de transmitir el mensaje de que se puede seguir una dieta adecuada, variada y equilibrada, y que ésta no sea vista como un régimen alimenticio caro, rutinario, inaccesible o poco práctico”.

Por eso, concluye la Lic. Solís Díaz, “los nutriólogos tenemos la responsabilidad de orientar a la población, dando información práctica en la que retomemos aspectos culturales, económicos y sociales para tomar en cuenta sus preferencias, sus gustos, sus hábitos y actividades”.

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore