Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tenis, deporte as para la salud

Viernes 24 de enero del 2014, 12:00 pm, última actualización.

El tenis es uno de los deportes más recomendables desde el punto de vista de la salud, debido a que mejora la resistencia física a la vez que contribuye a ganar velocidad, fuerza y excelentes reflejos, siempre que se practique con prudencia y preparación.

Tenis, deporte as para la salud

El "deporte blanco" ha alcanzado gran popularidad en México gracias a la indiscutible calidad de figuras como Gustavo Kuerten, Andre Agassi, Lleyton Hewitt, Pete Sampras, Anna Kournikova, Jennifer Capriati, Arantxa Sánchez-Vicario, Martina Hingis o las hermanas Williams, sin olvidar la imborrable huella dejada por grandes deportistas como Gabriela Sabatini, Martina Navratilova, Boris Becker, John McEnroe, Guillermo Vilas y, por supuesto, Rafael "Pelón" Osuna.


Pero más allá de esto, desde el punto de vista de la Medicina Deportiva el tenis se presenta como uno de los ejercicios más recomendables y completos, ya que al mismo tiempo que mejora la resistencia física ayuda a tener más fuerza y velocidad.

Al tenis se le clasifica dentro de los ejercicios aeróbicos, es decir, aquellos que obligan a la circulación continua de aire en los pulmones, por lo que favorecen alta concentración de oxígeno en la sangre a la vez que sirve para fortalecer al sistema circulatorio. Veamos poco a poco estas virtudes y algunas precauciones que ayuden a una mejor práctica deportiva.

Orígenes

Cuenta la historia que el creador del tenis fue el militar británico Walter Clopton Wingfield, quien fusionó algunos principios del bádminton (descendiente del jeu de paume francés del siglos XVI) con los de un juego practicado en China desde hace más de dos mil años, sólo que en un principio este deporte llevó el no muy atractivo nombre sphairistiké, que en griego significa "jugando con bola".

Fueron los mismos jugadores quienes se encargaron de llamar al juego "tenis", palabra de origen incierto de la cual hay quienes dicen que viene del término "tamiz" (cedazo) que pudo ser la forma primitiva de la raqueta, o bien, una derivación de la palabra francesa tanez, que se utiliza para dar la orden de jugar.

Los torneos de "gran slam" tienen su origen en el año 1877, cuando se celebró el primer campeonato de aficionados masculinos, en Wimbledon, Inglaterra (siete años después se realizó el primer torneo femenino). Por su parte, la competencia de tenis entre equipos representativos de naciones fue propuesta en 1899 por el estadounidense Dwigth F. Davis y aprobada un año más tarde.

El tenis se juega regularmente al aire libre, aunque hay lugares con canchas bajo techo, y se practica con raqueta y pelotas de aproximadamente 6.5 centímetros de diámetro, fabricadas con caucho y cubiertas con fibras de color blanco o amarillo. Puede jugarse entre dos (singles o individuales) o cuatro personas (doble y mixto) sobre distintas superficies, siendo más usuales las de césped, cemento y polvo de ladrillo o arcilla. Los torneos más importantes son el de Wimbledon, Roland Garros (Francia) y los abiertos de Australia y Estados Unidos, y entre las competencias femeninas más importantes se encuentra la Copa Federación.

Preparación y prevención

No existe edad límite o ideal para obtener los beneficios del tenis, y cualquiera pude favorecerse con su práctica, pero requerirá estricto control médico en caso de padecer enfermedades de la columna vertebral, corazón o presión arterial. Asimismo, si lo que se desea es desarrollar habilidades para competencia los expertos recomiendan comenzar a los cinco años.

El entrenamiento será supervisado por un maestro capacitado, mismo que depurará las distintas técnicas de golpeo, saque, pelotas "clavadas" o coordinación con el compañero en caso de jugar en pareja, ya que la adecuada realización de los movimientos evitará problemas posteriores, como el llamado "codo de tenista", que es una inflamación de esta articulación, relativamente común a nivel amateur por deficiente ejecución del golpe de revés, o lesiones en meniscos que se originan al efectuar giros demasiado bruscos.

También es muy importante que el tenista desarrolle la disciplina de efectuar calentamiento progresivo 20 minutos antes de cada juego, y se aconseja extremar precauciones cuando la temperatura supere los 30º centígrados, ya que en este caso será fundamental aumentar los periodos de descanso e ingerir agua (no refrescos ni bebidas dulces) antes y durante la práctica cada 10 ó 15 minutos, sin esperar a que el cuerpo lo pida.

En general, se recomienda efectuar ejercicios alternos para contar con adecuado estado físico global y resistencia a esfuerzos en vez de conformarse con el perfeccionamiento de los golpes, ya que, por ejemplo, se estima que en cada juego se realizan más de 300 carreras cortas o sprints. Por ello, se coincide en afirmar que disponer de adecuada condición física y fortaleza en piernas es de suma utilidad para que un tenista devuelva golpes complicados.

Así, es de mucha utilidad efectuar caminatas prolongadas en las que se inhale y exhale profundamente para ejercitar a pulmones y sistema circulatorio; su duración debe aumentar progresivamente; puede iniciarse con 20 minutos, luego pasar a 30, 50 o más, dependiendo de lo que señale el instructor.

Las lesiones en tenis no son muy frecuentes, sobre todo si la superficie en que se practica es blanda, como arcilla o césped, ya que ayuda a disminuir el impacto en articulaciones; debe destacarse que en la superficie "dura" o "rápida" es el cuerpo del tenista el que absorbe en su totalidad los golpes que provocan los saltos, giros bruscos de cintura, así como carreras y cambios de dirección. Es por este motivo que torneos como el Abierto de Australia, que se juega en cancha de cemento, presentan mayor índice de jugadores lesionados que otras competiciones.

Múltiples virtudes

De acuerdo a distintos estudios, se coincide en señalar que algunos de los beneficios del tenis para la salud son los siguientes:

  • Dado que es un ejercicio cardiovascular, ayuda a quemar grasa a la vez que ejercita corazón y pulmones.
  • Brinda poder muscular y mejora reflejos debido a las reacciones rápidas que obligan llegar a la bola.
  • Las carreras cortas proporcionan velocidad a su ejecutante.
  • Favorece la coordinación de movimientos, ya que el cuerpo se tiene que ajustar a las exigencias del juego.
  • Ayuda a tener control tanto de los músculos grandes del cuerpo (al ejecutar un swing o golpe fuerte) como de los pequeños (al realizar toques finos y muy colocados).
  • Genera agilidad al cambiar de dirección en poco tiempo y espacio.
  • Mejora balance y equilibrio.
  • Aumenta la densidad y fuerza del esqueleto reforzando los huesos de los jóvenes y previniendo osteoporosis en jugadores de edad avanzada.
  • Como otros deportes, aumenta la fortaleza del sistema de resistencia a enfermedades (inmunológico).
  • Obliga a llevar dieta balanceada y saludable.
  • Fomenta la flexibilidad por el constante movimiento requerido para alcanzar los tiros del contrincante.
  • Crea una ética de trabajo y disciplina.
  • Contribuye al manejo del estrés mental, físico y emocional.

Por todo esto, no es sorprendente que científicos y médicos de todo el mundo vean al deporte blanco como una de las actividades más saludables y aconsejables para niños, jóvenes o personas maduras; sólo reiteramos que antes de tomar la raqueta se asegure de contar con un instructor especializado.

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Obesidad

Sobrepeso


Ver más...

Logo Comscore