Densitometría ósea, método para prevenir osteoporosis - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

14 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Densitometría ósea

Miércoles 21 de junio del 2017, 03:15 pm, última actualización.

Se trata de estudio perfeccionado de la tecnología de rayos X que tiene como objetivo medir la densidad de los huesos de una persona. También se le conoce como absorciometría de rayos X de energía dual (DXA). 

Densitometría ósea, Densidad de los huesos
Densitometría ósea

Hay que recordar que los rayos X se emplean habitualmente en la realización de exámenes médicos no invasivos que producen imágenes en distintas partes del cuerpo (radiografías). Generalmente, la densitometría ósea se realiza en caderas y zona inferior de la columna vertebral, si bien en niños y algunos adultos se puede explorar la totalidad de la anatomía. También existen aparatos portátiles que miden la densidad ósea en la muñeca o talón. 

Mientras menor sea la densidad de un hueso, mayor será el riesgo de fracturas; de allí que la principal utilidad de este estudio es averiguar si existe osteoporosis, enfermedad que se refiere a la pérdida gradual de minerales (sobre todo calcio) y a cambios en la estructura ósea del cuerpo, lo cual hace que el esqueleto pierda grosor, se vuelva frágil y exista mayor probabilidad de sufrir fracturas. 

Si una persona es diagnosticada con problemas de osteoporosis, tendrá que someterse periódicamente a una densitometría ósea para saber si el tratamiento que sigue es efectivo y evaluar el riesgo que tiene para desarrollar fracturas. 

Cómo funciona

Existen dos tipos de equipos para densitometría ósea: central y periférico. Los primeros miden la densidad ósea en la cadera y la columna, y por lo general se encuentran en hospitales y consultorios médicos. Cuentan con una mesa lisa y grande, y un “brazo” suspendido sobre la cabeza. 

Por su parte, los dispositivos periféricos miden la densidad ósea en muñeca, talón o dedo y, por lo general, se encuentran disponibles en unidades móviles. Es mucho más pequeño que la versión central de DXA, teniendo estructura portátil similar a una caja con un espacio para colocar el pie o el antebrazo para la toma de imágenes. En ocasiones se utilizan además otras tecnologías portátiles, como máquinas de ultrasonido especialmente diseñadas para diagnóstico. 

En términos generales, la máquina para densitometría ósea envía un haz delgado e invisible de dosis baja de rayos X con dos picos de energía distintos a través de los huesos que son examinados; uno es absorbido principalmente por el tejido y el otro por los huesos. La cantidad de tejido blando puede sustraerse del total registrado, y lo que resta es la densidad mineral ósea del paciente. 

Las máquinas DXA cuentan con un programa especial que computa y visualiza las mediciones de densidad ósea en un monitor de computadora. 

Es importante señalar que el ser humano tiene dos tipos de tejido óseo:

  • Trabecular, el cual existe principalmente en la columna, muñeca, y tobillo.
  • Cortical, característico de huesos largos y cadera. 

Por esta razón, si al médico le interesa saber cuál de los dos tipos de tejido tiende a perder más consistencia, se escoge un área de cada uno. Generalmente, el estudio en centros hospitalarios se realiza en la columna y cadera, ya que cada una representa una zona o tipo de hueso, además de que son los sitios de mayor soporte y, por ende, sus fracturas tienen más consecuencias. 

Cuando un paciente se fractura la muñeca, se incapacita y puede llevar una vida casi normal. En cambio, si la fractura sucede en la columna o la cadera, puede necesitar silla de ruedas, prótesis o sufrir limitante física severa. 

¿Quién debe realizarse el estudio?

  • Mujeres que hayan alcanzado la menopausia, como una forma de prevenir daños en su estructura ósea.
  • Quien tenga antecedentes maternos o personales de tabaquismo o fractura de cadera.
  • Mujeres en etapa posmenopáusica que sean muy altas y delgadas, ya que se ha observado que las personas con dicha estructura corporal son más susceptibles a tener problemas óseos.
  • Hombres con enfermedades asociadas a la pérdida ósea.
  • Personas bajo tratamiento farmacológico que genere pérdida de densidad ósea, por ejemplo, con corticosteroides, para controlar el aumento de estrógenos o erradicar la hepatitis B y C. Para resolver dudas lo mejor es consultar directamente al médico tratante.
  • Pacientes con diabetes tipo 1 (antes llamada juvenil o insulino-dependiente), enfermedad hepática, renal o antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Individuos con alto recambio óseo (acelerado proceso de absorción y eliminación de minerales en los huesos), el cual se detecta en forma de colágeno excesivo en muestras de orina.
  • Quien sufra enfermedad en la tiroides, como hipertiroidismo (funcionamiento acelerado de esta glándula localizada en el cuello).
  • Personas que padezcan enfermedad en la paratiroides, como hiperparatiroidismo (dolor de espalda y huesos, visión borrosa, disminución de estatura, depresión, fatiga).
  • Quien haya experimentado fractura después de un traumatismo (golpe) leve. 

Preparación para el examen

El paciente puede comer normalmente el día anterior al estudio; no obstante, deberá suspender la ingestión de suplementos de calcio al menos 24 horas antes de presentarse a la prueba. 

Se aconseja utilizar ropa cómoda y floja, que no tenga cierres, cinturones o botones de metal. Antes de someterse al estudio se le pide al individuo que se despoje de joyas, dentadura postiza, llaves, anteojos y, en general, de cualquier objeto de metal o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X. 

El especialista le preguntará al paciente si se ha sometido recientemente a un examen con bario o si le han inyectado un medio de contraste para una tomografía axial computarizada (TAC) o una radioisotopía. Si ha sido así, deberá esperar al menos 15 días antes de realizarse el examen de densitometría ósea

En términos generales, esta prueba es indolora y no representa mayores riesgos. Sin embargo, es indispensable que las mujeres informen al médico si están embarazadas o si existe alguna posibilidad de que lo estén, pues la radiación puede afectar al feto. 

¿Cómo se realiza el examen?

El examen de densitometría ósea es de carácter ambulatorio, lo cual significa que el paciente no tiene que hospitalizarse. Cuando se realiza la prueba central de DXA, que mide la densidad ósea en caderas y la columna, el enfermo se recuesta en una mesa acolchonada. Un generador de rayos X se encuentra ubicado debajo del individuo y un dispositivo de imágenes, o detector, está arriba. 

Para evaluar la columna, las piernas del paciente se apoyan en una caja para aplanar la pelvis y la parte inferior (lumbar) de la espalda. Si se trata de la cadera, el pie del paciente se coloca en una abrazadera que rota esta parte hacia dentro. En ambos casos, el detector pasa lentamente por el área, generando imágenes en un monitor de computadora. 

La persona debe permanecer inmóvil, e incluso se le puede pedir que contenga la respiración por unos segundos para reducir la posibilidad de que la imagen de rayos X resulte borrosa. 

Los exámenes periféricos son más simples. El dedo, mano, antebrazo o pie se colocan en pequeño dispositivo que obtiene una lectura de densidad ósea en pocos minutos. 

Interpretación de resultados

Un radiólogo es el responsable de interpretar los exámenes, aunque en ocasiones pueden hacerlo también otros médicos (reumatólogos y endocrinólogos, por ejemplo). Los resultados incluyen los siguientes datos:

  • Puntuación T. Muestra la cantidad ósea que se tiene en comparación con un adulto joven del mismo género con masa ósea máxima. Una cifra superior a -1 se considera normal. Una puntuación entre -1 y -2.5 se clasifica como osteopenia (masa ósea baja). Nivel inferior a -2.5 se define como osteoporosis. La puntuación T se utiliza para calcular el riesgo que tiene de desarrollar una fractura.
  • Puntuación Z. Refleja la cantidad ósea que tiene en comparación con otras personas de su grupo etario (grupo de edad en que se divide a la población) y género. Si esta puntuación es excepcionalmente baja o alta, puede indicar la necesidad de exámenes médicos adicionales. 

Cualquier duda en estos resultados debe consultarse con el médico familiar o tratante que haya encargado los estudios. 

Fuentes:

  • Sociedad de Radiología de Norteamérica (RSNA) / Colegio Estadounidense de Radiología (ACR). Densitometría ósea. RadiologyInfo.org [en línea]. 10 de febrero de 2010.
  • Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM). Densitometría ósea. InfoRadiología.org [en línea]. 30 de octubre de 2009.
  • Miranda C, Berterreche A, Estrella A, Bozzolo A, Sasson A. Densitometría ósea en el climaterio, ¿estudio de rutina o de elección? Arch Gin Obstet. 2002; 40 (2): 68-75.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore