Ejercicios para evitar caída de los senos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo tener senos perfectos

Miércoles 22 de marzo del 2017, 10:09 am, última actualización.

La belleza del busto no sólo depende de la generosidad de la naturaleza, sino también de la atención que se le presta; por ello, nada como ejercicio y cuidados básicos para mantener la salud y atractivo de esta importante parte del cuerpo femenino, sin tener que recurrir a cirugía.

Tips para conservar la belleza del busto
Cómo tener senos perfectos

El pecho es una de las partes más atractivas del cuerpo femenino, lo cual no suele depender de su tamaño, sino de que esté bien moldeado y con piel saludable. Cierto: así como rostro y cuerpo exigen limpieza, hidratación, masaje y ejercicio para mantener la lozanía, los senos necesitan lo mismo, pues sólo de este modo es posible eliminar células muertas y evitar estrías, resequedad y flacidez.

Vale indicar que entre los motivos por los que el busto comúnmente cambia su apariencia están maternidad, envejecimiento o cambio brusco de peso, hechos que en ocasiones resultan inevitables. Es por esta razón que a continuación le proponemos algunos remedios que, con paciencia y constancia, te ayudarán a evitar dificultades.

Buenas costumbres

A pesar de la importancia estética que poseen, los senos son una de las áreas del cuerpo que reciben menos atención. Así, para llenar este vacío se pueden seguir algunos sencillos consejos:

  • Evita bañarte con agua caliente, ya que esto contribuye a la flacidez de los tejidos de los senos. Por tal motivo, es mejor que cuando te duches procura hacerlo con agua tibia y, al terminar, aplica agua fría sobre la zona del busto. Si al principio no resistes el tratamiento, baje poco a poco la temperatura del agua a lo largo de 1 ó 2 semanas, hasta que te vayas acostumbrando.
  • La exfoliación (eliminación de células muertas) se recomienda desde la adolescencia, 1 ó 2 veces a la semana, ya que estimula la renovación celular de la piel dejándola más firme, resistente, suave y receptiva a cualquier tratamiento que desees aplicarse.
  • Utiliza cremas hidratantes y humectantes para mantener la tersura cutánea y, si lo consideras necesario, recurre a gel para baño y productos reafirmantes recomendados por el dermatólogo.
  • Cuidado con el Sol: la piel de senos y escote es muy delicada por lo que, para limitar su envejecimiento y flacidez, es necesario protegerla durante vacaciones y días soleados con filtro o protector solar.
  • Prefiere brassieres que no te apriete los hombros ni la parte inferior de los senos. La mejor forma de saber si se usa la talla correcta es levantando los brazos; si lo haces y la piel del pecho comienza a asomar por debajo de la prenda, es que necesitas otra talla o debes modificar la longitud de los tirantes.
  • Olvida los brassieres con relleno o reduce su uso al mínimo, ya que no dejan que la piel del busto transpire y evitan su adecuada oxigenación.
  • Los sostenes comunes no son suficientes para dar soporte necesario cuando se practica ejercicio, por lo que se recomienda el uso de sujetador deportivo para realizar actividad física intensa.
  • Renuncia a la ropa que te obligue a prescindir del brassiere. A su vez, se recomienda llevar siempre sostén cuando el cuerpo esté en posición vertical, a fin de evitar que los músculos del pecho se debiliten.

Otra buena sugerencia, aunque pueda parecer extraña, consiste en realizar ejercicios “vocales”. Se trata de repetir las letras “I” y “O”, una después de la otra, exagerando al máximo su pronunciación y el movimiento de los labios; con ello se fortalecen aquellos músculos que dan forma al “sujetador natural” de los senos. Realízalo tantas veces durante el día como te sea posible.

Ejercicios

Y ya que iniciamos con la tonificación muscular, citemos algunos ejercicios que previenen la flacidez de los senos. Sólo es necesario realizarlos tres veces a la semana y apegarse a las indicaciones generales:

  • De pie frente a la pared, toma distancia con los brazos apoyando las palmas de las manos. Flexiona los codos de modo que el pecho toque el muro, sin mover las piernas ni doblar las rodillas (el movimiento es similar al de las “lagartijas”, sólo que en posición vertical) y vuelve a la postura inicial. Haz tres series de 15 repeticiones.
  • Sentada en el borde de una silla, flexiona los brazos a la altura del pecho de manera que juntes las puntas de los dedos; a continuación, levanta los codos hasta los hombros y vuelve a la postura anterior. Realiza tres series de 15 elevaciones.
  • De nuevo sentada al borde de la silla, cruza las manos para sostener los antebrazos. En esta posición, presionz los músculos hacia adentro y afuera con movimientos cortos y secos. De nuevo, realiza tres series de 15 repeticiones.
  • Sentada, con la espalda recta, levanta un brazo y estíralo al máximo mientras el otro, caído a lo largo del cuerpo, actúa como contrapeso. Alterna ambos brazos y efectúa tres series de 15 elevaciones con cada extremidad.

A propósito, una buena alternativa para estos ejercicios son aquellos que se realizan con ayuda de mancuernillas o pesas de 1 kg. Te aconsejamos los siguientes:

  • Con una pesa en cada mano, lleve ambos brazos hacia adelante, frente al pecho, sin sobrepasar la altura de los hombros. A continuación, cruza los brazos, uno sobre otro, a la altura de la muñeca, alternando izquierdo sobre derecho, y derecho sobre izquierdo. Haz tres series de 15 movimientos.
  • Acostada boca arriba, con las rodillas flexionadas, coloca una pesa en cada mano y eleva los brazos en ángulo recto. Flexionando un poco el codo, lleva un brazo hacia atrás hasta tocar el piso, vuelve a subirlo; haz lo mismo con el otro. Realizatres series de 15 movimientos con cada extremidad.

Otro recurso de utilidad son las bandas elásticas, diseñadas especialmente para el trabajo gimnástico, las cuales puede encontrar fácilmente en tiendas de artículos deportivos:

  • Enrolla un tramo de la banda en cada mano y, con los brazos flexionados a la altura del pecho, estira con mucha fuerza y luego afloja. Haz dos series de 40 movimientos.
  • Sentada, con las piernas levemente flexionadas, sujeta la banda con las plantas de los pies y crúzalas a la altura de las espinillas. Tira hacia atrás con la mayor tensión posible, abriendo los codos, y luego vuelve a la posición inicial. Realiza dos series de 30 repeticiones.
  • En la misma postura del ejercicio anterior, imita el movimiento de remo. Haz dos series de 40 desplazamientos.

También es importante mencionar que la natación es deporte perfecto para reafirmar y modelar los senos y la silueta. En particular, el mejor estilo para lucir busto perfecto es el nado de dorso, debido a los músculos que se movilizan y adquieren adecuada tonificación.

¡Listo! Seguir estas sugerencias con dedicación te ayudará a lucir espectacular escote sin problema alguno. Sólo nos resta recordar que, para complementar tu trabajo, es importante que consumas adecuada cantidad de agua (al menos 8 vasos al día) y que tu dieta incluya frutas, verduras, cereal integral y carnes blancas, a fin de que tu piel cuente con buena nutrición. Tampoco olvides la importancia que tienen tanto dormir 7 a 8 horas diarias como dejar de fumar.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore