Congelar óvulos para seguir trabajando: propuesta de Facebook - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Congelar óvulos para seguir trabajando, propone Facebook

Jueves 02 de marzo del 2017, 09:51 am, última actualización.

Para muchas mujeres es un reto combinar vida profesional y familiar. Así, con frecuencia, quienes comienzan la escalada laboral sacrifican su reloj biológico, retrasando la decisión de convertirse en madres. Por eso, cuando se anunció que Facebook y Apple financian a sus empleadas la congelación de sus óvulos, la controversia se desató: ¿tienen derecho a invitar a su personal a congelar óvulos para seguir trabajando?, ¿cuáles son los pros y contras de postergar la maternidad?... ¿Tú lo harías?

Vitrificación de óvulos, Congelación de óvulos, Retrasar la maternidad, Fertilidad de la mujer
Congelar óvulos para seguir trabajando, propone Facebook

Titanes de la tecnología a favor de preservar la fertilidad

¿Apple y Facebook están a favor de la congelación de óvulos o es un engañoso recurso para conservar el talento del reducido número de mujeres que trabajan para ellos (ocupan sólo 17% de sus puestos técnicos en Estados Unidos)?

En Facebook, la propuesta a sus empleadas de retrasar la maternidad se incorporó desde enero de este 2014, mientras que Apple comenzará en 2015 el financiamiento de la vitrificación de óvulos por hasta 20 mil dólares más los costos de almacenamiento (que puede ser hasta por 50 años).

Congelación y vitrificación de óvulos: no son lo mismo

La congelación enfría lentamente las células (aproximadamente 2 horas) y ofrece buenos resultados en los espermatozoides, pues no altera su calidad. Sin embargo, la congelación de óvulos es procedimiento más delicado que la preservación de semen o embriones.

A diferencia de los espermatozoides, los óvulos son células grandes y con mucha agua, lo que los hace susceptibles a la formación de hielo durante la congelación convencional. Los cristales de hielo actúan como cuchillas que dañan al óvulo y reducen posibilidades de implantación.

Sin embargo, la vitrificación es un sistema para congelar óvulos en cuestión de 30 minutos a la temperatura del nitrógeno líquido (-96°C), lo que impide formación de hielo.

Además, la pérdida de óvulos durante el proceso de congelamiento y descongelamiento convencional es de 20 a 30%, mientras que los óvulos vitrificados tienen más de 95% de probabilidades de desarrollarse correctamente. Por tanto, la tasa de embarazo mediante técnicas de reproducción asistida para los óvulos congelados lentamente es menor.

¿Por qué las mujeres congelan sus óvulos?

La mujer nace con todos los ovocitos (óvulos inmaduros) que tendrá el resto de su vida: aproximadamente un millón (a diferencia del hombre, que genera nuevos espermatozoides a lo largo de su existencia), los cuales empiezan a envejecer aun antes del nacimiento y lo siguen haciendo hasta agotarse durante la menopausia.

Con el paso del tiempo, la fertilidad de la mujer se reduce considerablemente debido al envejecimiento de los ovarios y a que disminuye la cantidad y calidad de ovocitos con la que nació.

Esto dificulta la probabilidad de embarazo o que, una vez que éste ocurre, se traiga al mundo a un niño sano, pues la edad puede causar alteraciones en la formación de óvulos y fallos reproductivos como producir cromosomas extra (lo que daría lugar, por ejemplo, al síndrome de Down, también llamado trisomía 21). Preservar la fertilidad se convierte entonces en motivo para congelar óvulos en los siguientes casos:

Profesionistas que buscan opciones para postergar la maternidad y realizarse en el ámbito laboral, cuya vida activa coincide con el periodo de mayor fertilidad de la mujer (que disminuye drásticamente después de los 35 años).

Mujeres jóvenes sin pareja que desean la maternidad, pero quieren esperar a encontrar a la persona adecuada que será padre de sus hijos, o bien, quienes buscan asumir solas el rol de madre.

Mujeres que se preparan para un tratamiento oncológico. Quimioterapia y radioterapia causan daños irreversibles en el aparato reproductor femenino (como menopausia prematura) que impiden preservar la fertilidad. Entre los beneficios de congelar óvulos está la opción de brindar un hijo a quienes han superado el cáncer, o bien, a pacientes con enfermedades autoinmunes como lupus o artritis reumatoide.

Mujeres con poca reserva ovárica pueden aumentar las posibilidades de embarazo al realizarse fecundación in vitro con óvulos congelados. Además, aquellos que no se usaron pueden continuar congelados por si el embarazo no se logra o la pareja desea tener otro hijo posteriormente.

Proceso para la vitrificación de óvulos

Los pros y contras de postergar la maternidad deben ser conversados con la pareja o, en caso de hacerse en solitario, reflexionar sobre las razones para realizar la congelación o vitrificación de óvulos, cuyo proceso es el siguiente:

  • Los médicos se interesarán por conocer las causas por las que la mujer desea la preservación de óvulos y, si hay resultados normales en estudios como ultrasonido (ecografía) y citología (raspado de la abertura del cuello uterino), el tratamiento puede comenzar en un par de semanas.
  • Antes de la vitrificación, la mujer debe someterse a estimulación ovárica, tratamiento hormonal mediante inyecciones diarias cuyo objetivo es la producción de varios óvulos maduros.
  • Cuando se realiza este tratamiento existe posibilidad de una reacción alérgica a los medicamentos empleados (síndrome de estimulación ovárica), cuyos síntomas van desde la distensión abdominal hasta náuseas o hinchazón.
  • Si no existe rechazo, en 10 ó 12 días de tratamiento, la paciente es monitoreada mediante ultrasonidos de los ovarios y se hacen estudios para determinar el momento más adecuado para obtener los óvulos.
  • Los óvulos se extraen mediante un procedimiento de quirófano llamado punción ovárica en el que, con ayuda del ultrasonido, se pinchan con aguja especial cada uno de los folículos para aspirar su contenido y llevarlo a un tubo de ensayo. El especialista (embriólogo) lo revisa minuciosamente y determina cuáles óvulos son los mejores para congelarse.
  • A partir de ahí, los óvulos se almacenan en un tanque de nitrógeno líquido (crioprotector) el tiempo que la paciente desee.
  • Cuando la mujer toma la decisión de fecundar, debe someterse a preparación antes de descongelar los óvulos, pues su organismo tiene que estar listo para recibir al embrión.
  • El mismo día en que se descongelan los óvulos se recibe la muestra de esperma y se inicia la fecundación in vitro. El proceso dura 24 horas, pero antes de introducir el embrión al útero e iniciar la gestación, debe estar en su etapa de blastocisto (5 a 6 días de desarrollo).
  • El procedimiento de desvitrificación consiste en que el óvulo se separa de su crioprotector para descongelarse. Puede inseminarse mediante tratamientos como la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), en la que se inyecta un solo espermatozoide directamente en su citoplasma.
  • Debido a que la pérdida de óvulos en este proceso es normal, expertos recomiendan vitrificar 10 óvulos (con la congelación convencional es necesario almacenar entre 50 y 100 óvulos para lograr los mismos resultados). Se recomienda utilizarlos en un lapso de 5 años.

¿Quiénes pueden congelar sus óvulos?

Aquellas mujeres que congelan sus óvulos tienen que someterse previamente a estricta evaluación. Primero se realizan pruebas médicas para determinar si dichas células son fértiles. La edad ideal para un proceso de vitrificación de óvulos es entre los 20 y 35 años, cuando la mujer tiene óvulos de calidad con mayor probabilidad de embarazos de niños sanos.

Mujeres con problemas de coagulación o daño hepático no pueden someterse a este tratamiento. Asimismo, se ha detectado que los óvulos de mujeres fumadoras son de baja calidad y requieren más tratamientos para poder embarazarse.

Se debe considerar también que, si Facebook y Apple financian a sus empleadas la congelación de sus óvulos, es por el elevado costo del procedimiento; preservar la fertilidad es optativo en la mayoría de los casos, como la cirugía plástica, y los seguros médicos no suelen cubrirlo.

En México, el costo de la vitrificación de óvulos puede oscilar entre 60 y 70 mil pesos, al que se agregan tarifas por el resguardo de estas células (según el lugar donde se realice, puede tener cuotas mensuales o anuales).

Congelar óvulos para seguir trabajando, ¿vale la pena?

Hay que tomar en cuenta que la vitrificación de óvulos no garantiza un embarazo, pues éste requiere condiciones adicionales como que los espermatozoides también sean aptos para la fecundación. Además, es posible que, a pesar de ser fecundado, un óvulo no se desarrolle.

Por otra parte, cabe mencionar que hay hombres que se niegan a que la brecha generacional con sus descendientes sea amplia, rechazando la comúnmente llamada figura "padre-abuelo". Asimismo, profesionales de la salud invitan a meditar sobre la posible orfandad que, a edades tempranas, pueden vivir los hijos de parejas de edad madura.

Aunque Apple y Facebook están a favor de la congelación de óvulos, voces en contra reclaman que si estas compañías realmente desearan apoyar a las mujeres, no las obligarían a elegir entre trabajo y maternidad. Por el contrario, optarían por flexibilizar sus políticas instalando guarderías en las empresas u obsequiando bonos por nacimiento… ¿Tú qué opinas?

SyM - Paulina Martin

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore