"Bridezilla" por estrés prematrimonial

  • SyM - Ingrid Díaz
Estrés prematrimonial, Depresión prematrimonial, Bridezilla
Si estás a punto de casarte, ¡seguro entiendes de estrés prematrimonial! ¡Contrólalo!

Según expertos, preparar una boda se encuentra entre las 10 situaciones más estresantes en la vida de una persona, sobre todo de la mujer. Si coincides con ellos y te ataca el estrés prenupcial, quizá te estés convirtiendo en la temible "bridezilla".

Estrés + ansiedad = síndrome prematrimonial

Aunque no esté reconocido oficialmente por psicólogos, el síndrome prematrimonial abarca la conducta estresante y neurótica de muchas mujeres a punto de casarse; afecta sus relaciones con amigos, familiares ¡y hasta pareja! (que conoce entonces una nueva y nada alentadora faceta de su novia).

De ahí que sean conocidas como "bridezilla" (bride= novia + Godzilla, por el popular monstruo japonés). Lo peor es que mientras más se acerca el día, ¡más ansiedad se siente!

Factores que conducen a depresión prematrimonial

  • Necesidad constante de admiración (te encanta que te digan que te verás espectacular).
  • Control obsesivo.
  • Falta de empatía (con tus amigas te la pasas hablando de tu boda sin escucharlas a ellas).
  • Altas expectativas (¡¿de verdad crees que tu boda superará la de Lady Di?!).
  • Incapacidad de disfrutar el momento.
  • Temor al compromiso.
  • Presión de familiares o amigos.
  • Ansiedad por el cambio de vida.

Señales de que... ¡te estás convirtiendo en "bridezilla"!

  1. Peleas por cualquier cosa con los proveedores de servicios de tu boda.
  2. Discutes constantemente con tu futuro esposo ¡y con quien se te cruce en el camino!
  3. Tienes bajo nivel de tolerancia si las cosas no salen tal como quieres.
  4. Quieres tomar todo el control del evento sin darle lugar, ni siquiera al novio, para opinar. Incluso, tienes actitudes extremadamente autoritarias.
  5. Episodios de caprichos, sensibilidad y llanto.
  6. Atracones de comida o pérdida de apetito.
  7. Pensamientos pesimistas sobre la boda.

Controla el estrés prematrimonial

  1. Tu futuro marido maneja la presión de forma totalmente distinta a la tuya, ¡esto no significa que la boda no le importe!
  2. Cada miembro de la pareja debe tener tiempo para sí mismo, pero también para resolver las tareas de la fiesta que le fueron asignadas.Mujeres a punto de casarse
  3. Es normal que los novios tengan peleas antes de la boda, pero eviten decir cosas de las que se puedan arrepentir.
  4. Señala en un calendario todos los compromisos previos a la boda y no dejes nada para los últimos días.
  5. Anota en un diario todas las cosas que pasan día a día antes de la boda, esto te ayudará a controlar tus síntomas prematrimoniales.
  6. ¡Pide ayuda! Dividir el peso de la organización del evento te ayudará a liberarte, ¡no todo debe pasar por tus manos!
  7. Dedica sólo una parte de tu día a los preparativos, ¡no las 24 horas!
  8. Realicen salidas que no tengan relación con el casamiento. Un día antes de la boda, por ejemplo, vayan al cine; eso sí, eviten el alcohol.
  9. No busquen complacer las opiniones de familiares y amigos, lo importante es que ustedes estén a gusto.
  10. ¡Ejercítate! Sola o con tu pareja, el ejercicio es el mejor desestresante.
  11. Eviten salirse del presupuesto que tienen establecido, ¡y nada de endeudarse!
  12. Trata de dormir las horas suficientes antes de tu boda.

Finalmente, comprende que no puedes tener total control de las situaciones en tu boda; enfócate en pasarla bien y disfrutar de uno de los días más importantes de tu vida… ¡Felicidades!