Fotodepilación, nueva técnica para depilar - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Fotodepilación, ¿realmente elimina el vello para siempre?

Jueves 22 de junio del 2017, 10:36 am, última actualización

La depilación con luz es, hasta la fecha, la técnica más efectiva para retirar vello, ya que es rápida, indolora, cómoda y con elevado porcentaje de efectividad; sin embargo, sus resultados no son definitivos como muchos afirman.

Fotodepilación, ¿realmente elimina el vello para siempre?

El ser humano ha sido cautivado desde siempre por una piel tersa, limpia y suave, por lo que resulta comprensible descubrir que las mujeres de tiempos remotos, concretamente del antiguo Egipto, eliminaban el vello de piernas, brazos, rostro y axilas gracias a una receta elaborada con sangre de animal, cenizas y sales de cobre, en tanto que durante la Roma imperial se empleaba un bálsamo de arsénico mezclado con fino polvo perfumado para su eliminación.

Con el paso del tiempo han aparecido nuevas técnicas para depilar, tales como cera, cremas, pinzas, rastrillos y aparatos eléctricos, los cuales se han convertido en protagonistas del ritual al que ya no sólo las mujeres, sino también algunos hombres se enfrentan periódicamente para lucir piel con apariencia cautivadora. Sus resultados son más favorables que los de los ungüentos de antaño, sin lugar a dudas, pero ninguno de estos sistemas ha logrado erradicar el vello en forma definitiva.

Es por ello que en nuestros días se distingue la fotodepilación, que elimina el vello a través de la destrucción de los folículos pilosos responsables de crear cabello gracias a la energía luminosa y calorífica proveniente de un rayo láser o de un sistema similar conocido como luz pulsada intensa (IPL, por sus siglas en inglés), y que se anuncia como sistema definitivo, cómodo, rápido y que no causa dolor. Demasiado bello para ser realidad, ¿no te parece?

Sin embargo, especialistas en salud y estética llaman la atención sobre el uso de estos calificativos, ya que los consideran exagerados. En efecto, el uso de intensos impulsos lumínicos para eliminar vello puede considerarse la mejor técnica que se conoce hasta la fecha, pero los resultados no son completamente efectivos y hay casos en los que incluso se encuentra contraindicado. De ahí que muchos dermatólogos y cosmetólogos opinen que en vez de "permanente" o "definitivo", debería anunciarse solamente: una alternativa con "elevado porcentaje de efectividad".

En primer lugar, se debe considerar que, a pesar de ser destruidos, algunos folículos pilosos vuelven a aparecer después de un tiempo, por lo que se requiere de sesiones anuales que reafirmen los resultados obtenidos a través de esta técnica. Asimismo, las alteraciones hormonales en la mujer, concretamente la disminución de estrógenos, puede favorecer el resurgimiento de vello.

Otro inconveniente de la fotodepilación radica en el mal uso del instrumental, ya que a pesar de que éste es de alta precisión y efectividad, hay ocasiones en que el personal que efectúa el tratamiento no se encuentra bien capacitado. Cada ser humano posee piel única en la que los vellos tienen distinto grosor y los folículos pilosos determinada profundidad, por lo que los sistemas emisores de impulsos lumínicos más modernos tienen la capacidad de modificar la intensidad, duración y longitud de onda de la emisión para alcanzar los objetivos esperados y no dañar otras estructuras. Por desgracia, el mal uso del aparato puede ocasionar quemaduras, cicatrices o alteraciones en la coloración, generando manchas oscuras (hiperpigmentación) o claras (hipopigmentación).

Asimismo, hay personas que no deben someterse a está técnica debido a que su piel se encuentra muy sensible porque se han bronceado en fechas recientes o por algún tratamiento con medicamentos que causan mayor sensibilidad a la luz (demeclociclina, fenotiazinas, sulfonamidas y tetraciclinas), aumentando la posibilidad de que aparezcan manchas e incluso infección en los folículos.

Otro impedimento es la fiebre, herpes recurrente o diabetes mal controlada, pues el láser puede aumentar la temperatura corporal o el riesgo de infecciones. La fotodepilación también se prohíbe durante el embarazo, sobre todo en abdomen y senos.

Para conocer las características de cada candidato y descartar cualquiera de estas contraindicaciones, es conveniente la realización de estudios que desechar las enfermedades mencionadas, así como un historial clínico completo. Generalmente se requiere de un dermatólogo para definir el grosor y color tanto de la piel como del vello, a fin de dar la graduación más adecuada a la luz.

¿Cómo se realiza?

Una vez que se han efectuado los estudios pertinentes y la decisión ha sido tomada, es indispensable que se informe sobre la legalidad de la clínica elegida, así como de la capacidad de su personal. Toma en cuenta que la fotodepilación es un tratamiento que debe ser realizado por un médico titulado (dermatólogo especializado en terapia con láser), o que al menos supervise el procedimiento en el preciso momento en que se lleva a cabo.

El número de sesiones puede variar de acuerdo al tipo de piel y de vello, así como de la zona a tratar y su extensión, pero por lo general se requieren cinco visitas con una duración de entre 15 y 40 minutos con intervalo entre sí de un mes o más. Hay quienes recomiendan que después de esto se realicen 1 o 2 sesiones por año para mantener los buenos resultados.

Cualquier tipo de piel puede ser sometida a esta técnica, aunque los resultados son más efectivos en personas con piel clara y vello oscuro. Una vez seleccionada la parte que se someterá a impulsos luminosos, el profesional aplicará gel frío para prevenir posibles irritaciones; el procedimiento no requiere anestesia, pues la molestia que se experimenta al pasar la luz es soportable.

A partir de este momento, el profesional, protegido con gafas especiales para evitar daño en sus ojos, destruye los folículos pilosos a través del flash de intensa luz emitida por un filtro de cuarzo. La energía lumínica se transforma en calórica, alcanzando una temperatura lo suficientemente alta para eliminar el bulbo piloso o células germinativas responsables del crecimiento del pelo, sin dañar tejidos circundantes. El vello no se elimina de uno en uno, sino por zonas.

Después de una sesión conviene ducharse dando ligero masaje en la zona depilada con un guante de crin y luego aplicarse crema hidratante o aquella que recomiende el médico en caso de irritación y molestia. No hay ninguna restricción en cuanto a la actividad habitual, salvo evitar la exposición al Sol del área tratada sin la protección de un filtro solar por lo menos durante una semana. Asimismo, puede presentarse ligero enrojecimiento o alteración en el color de la piel, el cual disminuye al cabo de algunas horas o días.

Como dato curioso cabe señalar que, de acuerdo a los especialistas, las zonas más solicitadas por las mujeres para eliminar vello son piernas, muslos, brazos, axilas, parte superior del labio y región pubiana, mientras que en los varones son brazos, pecho y espalda.

En resumen, las ventajas de la fotodepilación por IPL o láser son las siguientes:

  • Sistema cómodo, rápido y prácticamente indoloro que elimina el vello en forma amplia y con alto porcentaje de efectividad.
  • Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo, tanto de mujeres como de hombres.
  • Puede adaptarse a las características del vello de cada persona, por lo que su aplicación es personalizada.
  • En muchos casos el vello no vuelve a aparecer.
  • Se evitan las tediosas y molestas depilaciones semanales.
  • Aunque es un método sencillo, siempre es realizado por un especialista calificado, por lo que su aplicación y resultados están controlados.

Respecto a sus inconvenientes, podemos citar:

  • Es un sistema con precio elevado, ante todo si se toma en cuenta que se requieren varias sesiones. Sin embargo, puede resultar no tan caro si consideramos la gran cantidad de productos para depilado que se ahorran.
  • No es aplicable en todas las personas. Pacientes con diabetes mal tratada, temperatura elevada, herpes recurrente o que consumen fármacos que incrementan su sensibilidad a la luz deben evitar esta técnica.
  • Las pieles recientemente bronceadas no deben someterse a fotodepilación, por lo que se debe evitar la exposición prolongada al Sol de 4 a 6 semanas antes de tratamiento y todo el tiempo que éste dure que, como se ha visto, pueden ser varios meses.
  • No debe emplearse láser o luz pulsada intensa sino hasta dos meses después de haber depilado la zona con cera, pinzas o máquina eléctrica, ya que resultaría ineficaz. Rastrillo o cremas no impiden el tratamiento.
  • Aunque puede ayudar a mejorar la apariencia de personas con enfermedades que generan crecimiento anormal de los folículos pilosos (hipertricosis o hirsutismo), es necesario tratar el problema de origen para minimizar la nueva aparición de vello.

Finalmente, queda a tu consideración el uso de esta novedosa y efectiva técnica, pero toma en cuenta que no ofrece una depilación absoluta ni definitiva, contrariamente a lo que divulgan algunos centros de salud e incluso varios medios informativos. También recuerda que para evitar problemas estéticos la fotodepilación debe ser efectuada o, al menos, supervisada por un médico especializado.

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

El ponche mexicano contiene tantos nutrientes (minerales, vitaminas y calorías), que se ha incluido en la dieta de los astronautas que habitan la Estación Espacial Internacional.




Comscore