Guerra por los embriones congelados de Sofía Vergara - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Guerra por los embriones de Sofía Vergara

Hace algunos años, Sofía Vergara y su entonces novio Nick Loeb buscaron ser padres juntos. Hoy se han separado, Nick ha presentado una demanda en la que pide que no se destruyan dos embriones congelados que fecundó artificialmente con la actriz y ella ya no desea tener hijos con él. Los embriones permanecen congelados en una clínica a la espera de que sus progenitores decidan qué hacer con ellos. ¿A quién le pertenecen? ¿Qué hacer con los embriones congelados cuando la pareja que los creó se separa?

Embriones congelados de Sofía Vergara, Fecundación in vitro
Guerra por los embriones de Sofía Vergara

Quiero congelar mis óvulos

Postergar un embarazo más allá de cierta edad implica el riesgo de enfrentar dificultades para concebir de forma natural. De hecho, muchas mujeres que se acercan o superan la cuarta década de vida deben someterse a tratamientos de reproducción asistida para convertirse en madres o agrandar la familia, como sucedió con la colombiana Sofía Vergara, hoy de 42 años (tuvo a su único hijo a los 20 años).

En el 2012 la actriz decidió recurrir a la fecundación in vitro (una de las técnicas de reproducción asistida más utilizadas en mujeres de su edad) y junto con el empresario Nick Loeb, su pareja en ese entonces, acordaron crear embriones utilizando sus propios óvulos y espermatozoides, a fin de concebir un bebé mediante gestación subrogada, es decir, a través de una madre de alquiler que proporciona su vientre.

Luego de un par de intentos fallidos de llevar a término los embriones fertilizados, crearon dos más y decidieron guardarlos; así, los embriones congelados quedaron a la espera de ser usados posteriormente en una clínica de Los Ángeles, California.

Sin embargo, la pareja rompió su relación y aunque firmaron un contrato determinando que los embriones creados solo podían ser llevados a término con el consentimiento de ambas partes, el documento no especificaba qué pasaría con ellos si Sofía y Nick se separaban.

Vitrificación de los óvulos

La mujer nace con determinada cantidad de ovocitos (célula germinal femenina en proceso de convertirse en un óvulo maduro) que progresivamente van desapareciendo, de manera que al llegar a la pubertad quedan aproximadamente 300 mil en los ovarios.

En cada ciclo menstrual se desarrollará un ovocito hasta la ovulación y unos mil se perderán. Cuando la mujer llega a los 35 años, quedan aproximadamente 10% de los ovocitos en su organismo y, entre más se reduce la cifra, peor es su calidad.

Por ello, a través de la vitrificación de óvulos, la ciencia ofrece a quienes han optado por retrasar su maternidad la posibilidad de definir el momento de tener un hijo sin enfrentar el riesgo de infertilidad ni recurrir a mujeres donantes.

Esta técnica permite extraer determinado número de ovocitos de la paciente y congelarlos cuando aún conservan su calidad (no han envejecido); mientras tanto, permanecen almacenados a muy bajas temperaturas (método conocido como criopreservación) hasta que la mujer define el momento de iniciar el embarazo, o bien, de recurrir a una madre subrogada.

Distintos estudios han demostrado que la utilización de óvulos congelados ofrece las mismas posibilidades de gestación que los frescos, por lo que es uno de los procedimientos que brindan mayores esperanzas a las parejas que quieren formar una familia.

Leyes sobre uso de embriones congelados

En todo el mundo las mujeres están retrasando cada vez más el momento de ser madres y, cuando toman la decisión, pueden recurrir a técnicas de fertilización in vitro. Aunque la ciencia es de gran ayuda para lograr su sueño de vivir una maternidad, también es cierto que enfrentan ciertos vacíos legales sobre el uso de embriones congelados.

El caso de Sofía Vergara y sus embriones congelados es prueba de ello, pues Nick Loeb está peleando por ellos con el propósito de implantarlos en una madre sustituta y llevarlos a término, aparentemente, liberando de toda responsabilidad a la famosa actriz.

Aunque los medios han señalado que las leyes en Estados Unidos generalmente determinan que la madre o el origen de los óvulos tiene el poder de decisión sobre éstos, es probable que esta pelea por embriones entre Sofía y su expareja se prolongue.

Uso de embriones congelados: falta camino por recorrer

Cuando una pareja decide que la congelación de embriones es la opción idónea para formar una familia, lo mejor es definir claramente en un contrato cuál será el uso de los óvulos congelados y qué sucederá si la relación llega a su fin, pues aún no existen leyes (al menos en Estados Unidos y México) que regulen claramente los contratos de gestación subrogada (alquiler de vientre) y bajo qué reglas y modalidades debe realizarse.

Expertos en el tema señalan que en México existen aspectos de los servicios de reproducción asistida que aún deben regularse legalmente, por lo que las personas que deciden apoyarse en ellos con el propósito de formar una familia deben considerar la firma de un acuerdo legal previo para definir claramente cuál será el uso de los embriones, si serán congelados para usos futuros y las medidas que se tomarán si la pareja llega a separarse… Más vale prevenir que enfrentarse a una agotadora batalla.

SyM - Andrea de María

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore