Hipertiroidismo: producción excesiva de hormonas tiroideas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hipertiroidismo, rebelión contra el cuerpo

Jueves 17 de noviembre del 2016, 10:46 am, última actualización

La producción excesiva de hormonas tiroideas impide que los nutrientes absorbidos sean plenamente utilizados y que la mayoría de los órganos cumplan su función. Esta descripción corresponde al hipertiroidismo, enfermedad que afecta casi siempre a las mujeres. 

Producción excesiva de hormonas tiroideas, Hipertiroidismo, Bocio, Glándula tiroides

Para entender mejor la trascendencia de este padecimiento es conveniente saber que las hormonas tiroideas son sustancias químicas producidas por la glándula tiroides, la cual tiene forma de mariposa y se ubica en el cuello, delante de la tráquea. 

Cuando esta glándula está sana, fabrica cantidades exactas de dos hormonas, la T4 y T3, que son fundamentales para que la mayoría de los órganos trabajen eficientemente; además, regulan la cantidad de calorías que quema nuestro cuerpo, así como su peso y temperatura, entre otras muchas funciones. 

El exceso hormonas tiroideas en los tejidos provoca que una persona sienta más calor del normal y pierda peso aunque coma más de lo habitual; igualmente, se le dificulta conciliar el sueño a pesar de estar fatigado. A veces, se experimentan temblores en las manos y ritmo cardíaco fuerte o irregular (palpitaciones) y es común que se muestre irritada y se enoje con facilidad.

En casos severos, quienes sufren hipertiroidismo pueden padecer dificultad para respirar, dolor en el pecho y debilidad muscular. Otros síntomas, aunque menos comunes, son vómito, picazón, e insuficiencia o ataque cardíaco, señales que suelen presentarse de manera escalonada y continuar durante semanas o meses antes de que el paciente note que está enfermo.

Enfermedad de Graves, causante de hipertiroidismo

La causa más común del hipertiroidismo es la enfermedad de Graves, así denominada en honor a un médico irlandés que describió el mal, la cual afecta mucho más a las mujeres que a los hombres y que también recibe el nombre de bocio tóxico difuso, debido a que toda la glándula tiroides aumenta de tamaño. 

Aunque se puede presentar a cualquier edad y no se conoce con exactitud qué es lo que lo provoca, se sabe que este padecimiento ataca fundamentalmente a personas jóvenes y tiende a ser hereditario; asimismo, se ha comprobado que estimula la actividad excesiva de la glándula tiroides (hipertiroidismo), promueve inflamación de los tejidos que rodean al ojo y engrosamiento de la piel en la parte inferior de las piernas (mixedema pretibial). 

Los sujetos con esta enfermedad sienten los ojos irritados e inflamados, y en ocasiones dan la impresión de que tienen la mirada fija, aunque también es común que sufran vista doble o visión borrosa, problemas que si no se reconocen y tratan a tiempo pueden producir daño permanente e incluso ceguera. 

Otras causas de trastorno en la glándula tiroides

Aunque la enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo, existen otros detonadores, por ejemplo, los nódulos tiroideos, que con frecuencia se convierten en tumores benignos (no cancerosos) de la glándula, y que estimulan la producción excesiva de hormonas tiroideas, condición que corresponde a lo que se denomina bocio nodular tóxico

Para completar el cuadro se sabe que algunas mujeres embarazadas sufren tiroiditis posparto, inflamación de la zona ya descrita que se manifiesta meses después del alumbramiento y que se caracteriza por no provocar dolor alguno. Los malestares sólo se manifiestan durante algunas semanas, hasta que se agota la hormona tiroidea almacenada en la glándula, después de ello, las pacientes suelen restablecerse plenamente. 

Certeza y tratamiento adecuado ante la producción excesiva de hormonas tiroideas

Es muy importante que los médicos determinen qué forma de hipertiroidismo sufre el enfermo, puesto que cada uno de ellos tiene condiciones diferentes. Para ello, se pueden basar en los síntomas característicos de la enfermedad, pero como método de confirmación será necesario realizar análisis de sangre que midan los niveles de las propias hormonas tiroideas.

Actualmente existen tratamientos contra hipertiroidismo, con los que ciertos síntomas, por ejemplo, temblores y palpitaciones, mejoran inmediatamente con medicamentos denominados agentes beta-bloqueadores, como el propranolol

Cuando la afección es crónica (enfermedad de Graves o bocio nodular tóxico) se emplean medicamentos antitiroideos que interfieren en la fabricación de las hormonas citadas, los cuales controlan el malestar en cuestión de semanas. 

No obstante, este tipo de fármacos puede provocar efectos secundarios, como salpullido, picazón o fiebre, además de inflamación del hígado o deficiencia de células sanguíneas blancas, que son las que normalmente protegen al cuerpo contra infecciones. El paciente que acostumbre tomar esta clase de medicamentos debe llamar al médico inmediatamente si nota tono amarillento en la piel, presenta fiebre alta o dolores agudos en la garganta.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore