Humming: sexo ¡vibrante!

  • SyM - Ingrid Díaz
Humming, Técnicas para practicar sexo oral
Ponle creatividad al sexo oral con el humming.

¿A ti y a tu pareja les encanta el sexo oral, pero en ocasiones se les hace monótono? Pues vayan preparando sus gargantitas y boquitas porque ¡llegó el humming! Esta práctica sexual es bastante prometedora para hacerlos vibrar de placer, literalmente.

Creatividad en el sexo oral

El término inglés humming significa "zumbido" o vibración. Entonces te imaginarás que el sex hummming, como también le llaman, consiste en que, mientras estás o te están practicando sexo oral, tú o tu pareja realicen pequeños sonidos con la garganta, a fin de que la boca vibre y cause mayor excitación.

Esto implica ponerle un poco más de "ganitas" y dedicación para excitar a tu pareja que a la simple felación (estimular el pene con la boca) o cunnilingus (sexo oral en los genitales femeninos). Al principio puede parecerte extraño y hasta gracioso, pero cuanto más lo practiques, mejor lo harás, ¡y seguro te lo agradecerán!

¿Cómo se hace humming?

En esta técnica para practicar sexo oral debes realizar un sonido gutural, es decir, con la garganta, como los que hacen los monjes tibetanos o quienes practican yoga, prueba con el clásico "Ommm".

Cuando domines ese sonido, ve a la vulva o pene de tu pareja y síguelo emitiendo. Esto causará pequeños zumbidos en los genitales, de forma que proporcionará placer extra durante la estimulación sexual oral.

En el cunnilingus, el humming se realiza con la boca cerrada apoyando los labios sobre la vulva; alterna con movimientos circulares, arriba/abajo o laterales.

Durante una felación, cuando el pene esté dentro de tu boca, este zumbido le producirá cosquilleo al glande. Mejora sus efectos variando la intensidad y duración de la vibración.

¡Pero eso no es todo! El sex humming puede practicarse en diferentes zonas erógenas, como senos, espalda, testículos o cuello, ayudando a las parejas a descubrir nuevas sensaciones y mejorar sus relaciones sexuales. ¡Haz la prueba y luego nos cuentas!

descarga este artículo en PDF