Movimientos involuntarios por mioclonía cortical idiopática - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Movimientos involuntarios, ¡no siempre son tics!

Martes 28 de marzo del 2017, 03:51 pm, última actualización

Cuando conocí a “Joel” nunca hubiera pensado que los movimientos involuntarios, repentinos y bruscos de su mirada, fueran trastorno llamado mioclonía cortical idiopática. Pensé: “Ese chico es muy lanzado, me cierra el ojo”, pero con el tiempo pude observarlo más en cada clase y me di cuenta que también su mano izquierda solía moverse inquieta, sin control y contra su voluntad.

Mioclonía cortical idiopática, Movimientos involuntarios

Mioclonías, algo no anda bien con la salud

Estos movimientos involuntarios, bruscos y de corta duración de uno o varios grupos musculares, generados en el sistema nervioso central, pueden confundirse con tics nerviosos; sin embargo, suelen ser la manifestación de extensa variedad de condiciones patológicas relacionadas con diversas lesiones, entre ellas: 

  • Mioclonías corticales. La descarga cerebral que provoca las sacudidas musculares proviene de la corteza sensitivo-motora, afectando partes del cuerpo como manos, piernas, cara y suelen ser multifocales. Aparecen en enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, degeneración corticobasal o enfermedad de Creutzfeld Jakob, en diferentes síndromes epilépticos o en síndromes mioclónicos puros, de causa desconocida (idiopáticos). 
  • Mioclonías de tronco cerebral. Pueden adoptar la forma de una reacción de sobresalto desproporcionada o de aquellos movimientos bruscos y repentinos que afectan el velo del paladar (mioclonías velopalatinas) o como mioclonías reticulares reflejas (aquellas que afectan los músculos proximales y axiales, es decir, con los cuales se extienden o flexionan las piernas y brazos). 
  • Mioclonías espinales. Causadas por diferentes lesiones o agresiones a la médula espinal. Aparecen de manera espontánea y puede persistir durante el sueño. Rara vez son de origen idiopático.

Movimientos involuntarios de origen desconocido

“Joel” es un joven de 21 años, quien lleva casi la mitad de su vida presentando sacudidas musculares en sus brazos y manos, aunque de pequeño eran de menor intensidad y ahora solo son más intensas del lado izquierdo. Aparecen de forma espontánea y si bien aumentan considerablemente con la actividad física y la emoción, disminuyen con el reposo y desaparecen completamente en el sueño. 

Aunque “Joel” no tiene otro problema grave de salud, ni antecedentes familiares con este tipo de trastorno, y sus estudios de sangre, rayos X, biopsias de músculo y de conjuntiva del ojo resultaron normales, fue mediante electromiografía (examen que verifica la salud del tejido muscular y los nervios que controlan los músculos) y electroencefalograma que los especialistas determinaron que su padecimiento se trata de mioclonías multifocales de origen cortical, pero de causa desconocida, es decir, mioclonías corticales idiopáticas. 

Este tipo de movimientos involuntarios unas veces suelen intensificarse y otras atenuarse, incluso pueden ser tan intensas, parecidas a una crisis de epilepsia, de ahí que las mioclonías corticales idiopáticas también son conocidas como mioclonías epilépticas, aunque para evitar confusiones solo se ocupa este término relacionado con pacientes que efectivamente sufren epilepsia.

¿Cómo se puede hacer frente a la mioclonía cortical idiopática?

Actualmente existen diversos medicamentos para mioclonías corticales idiopáticas que el médico puede prescribir, entre ellos: 

  • Antiepilépticos. También llamados anticonvulsivos, que son los más usados y ayudan a prevenir daño cerebral al combatir, evitar o interrumpir las descargas cerebrales que provocan convulsiones. 
  • Serotoninomiméticos. Realizan la función similar a la serotonina, la llamada “hormona del placer”, ya que además de neurotransmisora esta sustancia producida por el sistema nervioso central inhibe ira, agresión y regula el humor, estimula la tranquilidad, relajamiento, deseo sexual y apetito. Por ello, disminuye la tensión que suele disparar las mioclonías. 
  • Piracetam. Actúa como agente neuroprotector, ya que coadyuva a mejorar el metabolismo de la neurona permitiendo una mejor captación del oxígeno.

Asimismo, para complementar este tratamiento y propiciar una mejor salud los especialistas recomiendan: 

  • Evitar exponerse a situaciones que produzcan altos niveles de estrés.
  • No realizar actividades que impliquen mucho esfuerzo físico o tensión.
  • Dormir bien (8 horas diariamente).
  • Mantener dieta equilibrada.
  • Practicar actividad física, preferentemente, meditación.

Aunque el tratamiento de mioclonías es muy difícil, “Joel” no se deja vencer y gracias a su entusiasmo y a la disciplina sigue adelante.

Consulta a tu médico

SyM - Josefina Guerrero

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore