Otoplastía, cirugía para corregir las orejas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

10 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Otoplastía, cirugía para corregir las orejas

Miércoles 22 de marzo del 2017, 01:23 pm, última actualización

Tal vez estés conforme con la posición de tus orejas con respecto a tu rostro, pero hay personas que no lo están y la ciencia médica les tiene sencilla opción: otoplastía, cirugía que corrige lo que no resulte del agrado del paciente.

Otoplastía, cirugía para corregir las orejas

El objetivo de la otoplastia (cirugía cosmética de las orejas) es cambiar la apariencia de éstas, sobre todo las protuberantes, mediante un procedimiento quirúrgico que se practica comúnmente en quienes desde niños son blanco de burlas y de sobrenombres debido a estas alteraciones. De esta forma se consigue no sólo elevar la autoestima, la cual seguramente se ha visto menguada durante varios años, sino también mejorar la apariencia al dar mayor libertad a peinados y modificar algunos detalles del rostro.

Ahora bien, hay deformidades de las orejas con las que se nace, como las llamadas orejas en asa o en soplillo, así como las adquiridas a lo largo de la vida, tal vez por traumatismos, como las denominadas orejas de coliflor (común en quienes practican boxeo). En el primer caso, el más común, los pabellones auriculares -médicamente se llama así a las orejas- se encuentran más separados de la cabeza de lo normal, aunque no es raro que sólo uno de ellos presente esta anomalía, por lo que se deberá equilibrar la apariencia en relación al otro. Uno más de los motivos de cirugía es la falta de definición en el pliegue de la oreja, el llamado antihélix, que se encuentra justo delante del borde de este apéndice.

Sin embargo, existen otros problemas que pueden recibir ayuda a través de la otoplastia, incluyendo los siguientes:

  • Caída. Cuando la punta se pliega hacia abajo y hacia adelante.
  • De copa. Su tamaño es muy pequeño.
  • Lóbulos (parte final de la oreja, donde se colocan los aretes) grandes o estirados, con pliegues o arrugas grandes.
  • Los cirujanos pueden incluso formar nuevos pabellones auriculares para aquellas personas que nacieron sin ellos o que los perdieron por alguna lesión.

Lo indicado es…

Como se mencionó, hay personas que desde su nacimiento presentan anomalías en la forma de las orejas; sin embargo, lo más indicado es que se programe su cirugía correctiva cuando su cartílago (tejido fribroso de cierta flexibilidad que da forma a la oreja) esté totalmente desarrollado, algo que usualmente ocurre entre los 5 ó 6 años. Los especialistas recomiendan ésta como la mejor edad para realizarla, pues el mencionado cartílago, aunque maduro, es todavía muy suave y fácil de moldear, condición que al paso del tiempo cambiará paulatinamente.

Durante la primera visita, el cirujano plástico examinará la forma de las orejas e informará sobre las opciones para corregirlas, además de que verificará el estado de salud física y emocional del paciente y le tomará fotos para su historial médico. Es importante que en esta consulta la persona quede plenamente advertida sobre los resultados que puede esperar y limitaciones del procedimiento.

La otoplastia tiene una duración aproximada de una hora y, una vez en el quirófano, se aplicará anestesia general en caso de tratarse niños, en tanto que en adultos suele emplearse local. El paso siguiente es realizar una incisión justo detrás de la oreja, donde se une a la cabeza, para posteriormente debilitar el cartílago (rallándolo con instrumentos especiales) y poder moldearlo de forma que se aproxime al cráneo como se planeó previamente. Finalmente, se darán puntos para "prender" o asegurar la oreja de nuevo en su sitio; algunos cirujanos desechan piel y cartílago sobrantes, aunque hay quienes le dan perfecto acomodo de manera que no forme pliegues o bordes.

En tanto que si lo que se busca es crear el antehélix, se dobla el cartílago con unos puntos de sutura (técnica de Mustardé). En ambos casos, por la ubicación de la incisión, la cicatriz es prácticamente inapreciable.

La recuperación es muy rápida, con ligero dolor e inflamación durante varios días, pero esto puede ser controlado con hielo y antiinflamatorios; vendas y suturas son removidas en pocos días. Se recomienda no ejercer presión alguna sobre las orejas intervenidas durante una semana, por lo cual los pacientes tienen que adaptarse temporalmente a otra posición para dormir, además de tener que usar una banda protectora alrededor de la cabeza durante las dos semanas posteriores a la cirugía.

¿Afecta la calidad de audición?

Los resultados finales de la otoplastia cambian notablemente la vida del intervenido, sobre todo si tenemos en consideración los daños a la autoestima, tanto en un niño como en un adulto. Pero cabe destacar que en ningún momento interferirá en el proceso de audición, es decir, durante la cirugía se procura no tocar ninguno de los órganos que intervienen en éste. El efecto de esta operación, que en algunos países recibe el nombre auricoplastía, es dar una apariencia más elegante, bonita y natural a las orejas por siempre.

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore