Síndrome de Cushing, por problemas en glándulas suprarrenales - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Síndrome de Cushing: el cuerpo y la vida se deforman

Miércoles 22 de marzo del 2017, 01:17 pm, última actualización

Un tumor o el uso de corticoides, medicamentos muy empleados debido a que son útiles en el tratamiento de diversas enfermedades, pueden ser detonantes del síndrome de Cushing, trastorno caracterizado por mayor producción de hormonas generadas por las glándulas suprarrenales, problema que afecta aproximadamente a 12 personas por cada millón de habitantes en el mundo, siendo más frecuente en mujeres entre 20 y 40 años de edad. ¿Quieres saber más? 

Síndrome de Cushing, Uso de corticoides, Glándulas suprarrenales

Funcionamiento de las glándulas suprarrenales, clave en el desarrollo de la enfermedad

Como su nombre lo indica, las glándulas suprarrenales se encuentran sobre cada riñón. Su forma es triangular y su misión consiste en producir y segregar a la sangre una serie de hormonas necesarias para regular el metabolismo (complejo proceso en el que el organismo transforma los alimentos en energía) y controlar el estrés; su funcionamiento puede verse alterado, de manera que trabajen demasiado o muy poco, lo que en ambos casos afectará al organismo. 

La corteza de las glándulas suprarrenales produce tres tipos de hormonas que son esenciales para la vida: 

  • Sexuales. Permiten el desarrollo de los rasgos característicos del género al que pertenece cada individuo.
  • Mineralocorticoides. Mantienen estable la temperatura corporal y la presión arterial.
  • Glucocorticoides. Controlan el metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos; asimismo, disminuyen la inflamación y regulan el funcionamiento de intestinos, riñones y el sistema inmunológico (que defiende de las agresiones externas). 

El incremento inusual de la actividad en la corteza suprarrenal (hiperfunción) causa mayor producción de las hormonas mencionadas y, como consecuencia, el síndrome de Cushing, el cual debe su nombre a su descubridor, el médico estadounidense Harvey Williams Cushing (en 1932). 

Rasgos característicos de pacientes con síndrome de Cushing

La causa más frecuente por la que la corteza de las glándulas suprarrenales altera su funcionamiento es la aparición de tumores (en ocasiones cancerosos) en riñones, hipófisis (se localiza en el cerebro) e, incluso, en pulmones. El síndrome de Cushing también puede ser ocasionado por la administración durante periodos prolongados de fármacos derivados de la cortisona (corticoides), los cuales se usan en el control de procesos inflamatorios severos, por ejemplo en el tratamiento de: 

  • Algunas alergias. El sistema inmunológico reacciona de manera exagerada cuando un elemento nocivo o alérgeno (polen, polvo o pequeñas escamas de la piel de animales, por ejemplo) se introduce al organismo a través de las vías respiratorias, tracto digestivo, piel y mucosas.
  • Asma bronquial. Enfermedad crónica (que acompañará al afectado toda su vida) en la que se obstruye el aparato respiratorio debido a que produce inflamación de los conductos que llevan aire a los pulmones.
  • Lupus eritematoso. Por mal funcionamiento del sistema inmunológico, el mismo cuerpo ataca a órganos importantes, como corazón, riñones y pulmones, pero sobre todo a articulaciones, provocándoles inflamación y desgaste.
  • Enfermedades reumáticas. Inflamaciones dolorosas en las partes musculares y fibrosas del cuerpo (articulaciones, cartílagos o huesos); las más comunes son artritis y artrosis.

Los primeros síntomas de síndrome de Cushing son: 

  • Sensación exagerada de debilidad.
  • Falta de fuerza muscular.
  • Deficiente asimilación de la grasa (función que regulan los glucocorticoides), la cual comienza a cumularse en cuello, nuca, espalda y rostro (favorece la “cara de Luna llena”), mientras dedos, manos y pies son delgados en proporción al tronco. 

Asimismo, ocasiona: 

  • Aumento de la presión arterial (hipertensión).
  • Disminución de la resistencia a infecciones.
  • Aparición de osteoporosis (los huesos se tornan porosos por falta de minerales, calcio principalmente).
  • Cálculos en riñones (litiasis renal).
  • Aumento de los niveles de azúcar en sangre y desarrollo de diabetes

Por otra parte, la piel se adelgaza y tarda en sanar después de una herida, se producen moretones (hematomas) ante golpes leves y son comunes las estrías color púrpura en el abdomen, muslos, glúteos, brazos y senos. 

Además, particularmente los hombres experimentan disminución del deseo sexual. Pero en las mujeres hay otros rasgos, como crecimiento anormal de vello en el cuerpo (hirsutismo) o caída de cabello (alopecia), trastornos en el ciclo menstrual y en el estado de ánimo, con manifestaciones de irritabilidad, ansiedad y depresión; en los niños con síndrome de Cushing se observa alteración en la maduración de los huesos con retardo en el crecimiento. 

Cabe destacar que cada paciente tendrá manifestaciones distintas, pero las que se han mencionado son las características en este síndrome.

Diagnóstico y tratamiento cuando existe síndrome de Cushing

Debido a que el síndrome de Cushing puede acabar paulatinamente con la vida de quien lo padece, es importante acudir al médico ante la aparición de uno o varios síntomas como los descritos, los cuales serán reconocidos por el especialista en el funcionamiento de las glándulas en el organismo (endocrinólogo) para emitir un diagnóstico preciso y con ello saber la causa del problema. 

No será raro que el afectado deba cumplir con los siguientes exámenes por petición del médico: 

  • Rayos X para localizar cualquier tumor.
  • Exámenes de orina y sangre para medir niveles de corticoesteroides.
  • Tomografía computarizada. Imágenes (especie de radiografías) de cortes transversales de órganos internos, mediante el uso de ondas ultrasónicas.
  • Resonancia magnética. Emplea campos magnéticos para crear imágenes tridimensionales de un órgano o estructura interna. 

El tratamiento para síndrome de Cushing depende de su causa; por ejemplo, si se reconoce la presencia de algún tumor en las glándulas suprarrenales, riñones, pulmones o hipófisis se recomendará cirugía para extirparlo, aunque de ser canceroso puede indicarse radiación, quimioterapia (uso de fármacos específicos) y ciertos medicamentos inhibidores de hormonas. 

Por otra parte, cuando el padecimiento es ocasionado por uso de corticoides, se deben suprimir lentamente y bajo supervisión médica los fármacos que contengan estas sustancias. 

La intervención quirúrgica será indicada para retirar las glándulas suprarrenales en casos específicos, cuando el paciente no responda a tratamientos previos y el problema cobre mayores dimensiones. 

La gravedad de este trastorno obliga a recordar que, bajo ningún concepto y pese a que estos fármacos son muy eficaces para el control de muchas enfermedades, los pacientes deben hacer uso de corticoides por cuenta propia, incluyendo la administración tópica de cremas, geles, lociones, pomadas o ungüentos con este derivado de la cortisona, de amplia difusión para el tratamiento de infecciones en la piel, ya que puede tener gravísimas consecuencias.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore