Tipos de violencia en el noviazgo adolescente - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

9 de cada 10 mexicanos ha vivido violencia en el noviazgo

Martes 21 de marzo del 2017, 04:01 pm, última actualización

Física, verbal e incluso psicológicamente, la violencia en el noviazgo está presente en 90% de las relaciones de pareja entre los jóvenes mexicanos, quienes la asumen como situación natural y la perciben hasta que hay daño de consideración. ¿Se puede hacer algo?

9 de cada 10 mexicanos ha vivido violencia en el noviazgo

Cuando se habla de violencia lo primero que viene a la mente es el maltrato físico; sin embargo, ésta también puede ser verbal, psicológica, sexual e, incluso, económica. Se trata de un problema social grave, denigrante, que lesiona los derechos que como seres humanos tenemos, y que afecta a gran número de personas.

Es un fenómeno al que pertenecen discriminación, ridiculización, golpes, abusos, amenazas e insultos, transgresiones que se manifiestan principalmente dentro del núcleo familiar. Por lo anterior, es de suma importancia dirigir la atención de los jóvenes hacia la prevención de la violencia en el noviazgo, dado que desde el interior de la familia se pueden romper esquemas y patrones de conducta que reproducen este grave problema de salud pública.

Al respecto, señala Angello Baños Terrazas, coordinador del área de Equidad en la Infancia y Juventud del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF), “el gran problema es que no sabemos identificar la violencia, pues muchas personas consideran que existe sólo al haber golpes e insultos, y cuando se le pregunta a un(a) joven si la viven, dice que no, descartando los otros tipos, como la económica, psicológica y emocional”.

Abunda el entrevistado: “Se trata de todo acto o conducta dirigida a ofender o humillar a otra persona, ya sea de manera física, verbal, con gritos e insultos; sexualmente se manifiesta a través de toqueteos permanentes sin consentimiento; de forma psicológica, se relacionada con conductas de desvalorización, y es de tipo económica mediante el control de los recursos”.

El sociólogo refiere que la violencia es producida y difundida por el entorno social en que nos desarrollamos; en otras palabras, familia, religión, medios de comunicación y escuela. “En el noviazgo —agrega— se origina en la cultura machista y patriarcal que sigue imperando en México, la cual mantiene la idea de las diferencias entre hombres y mujeres, donde los primeros, desde su nacimiento, obtienen ciertos privilegios que los colocan por encima de ellas.

“La propia familia enseña desde la infancia a los niños a ser proveedores y a las niñas a ser amas de casa; el niño tiene pistolas y carritos mientras una pequeña juega con una plancha y ‘trastecitos para la comidita’. Esa asignación de roles y estereotipos para cada uno crea la inequidad sociocultural y las subsecuentes relaciones de poder entre sexos”, enfatiza.

“Quien bien te quiere te hará llorar”

En 2004, el Instituto de la Juventud e Inmujeres DF realizaron en conjunto la encuesta Amor... es sin violencia, en la cual se entrevistó a hombres y mujeres de entre 12 y 29 años de edad a fin de determinar el grado y los tipos de violencia en el noviazgo entre los jóvenes mexicanos.

El primer paso del estudio radicó en preguntar a adolescentes si sufrían violencia en el noviazgo, a lo cual 90% respondió que no. Posteriormente se formuló una nueva encuesta a 1000 jóvenes con preguntas como “¿tu novio(a) te llama constantemente para preguntarte dónde estás, con quién y qué haces?, ¿te dice qué ropa ponerte?, ¿ha tocado alguna parte de tu cuerpo sin tu consentimiento? En esta ocasión los resultados cambiaron radicalmente: 6 de cada 10 mujeres reconoció violencia en sus relaciones amorosas.

La investigación mostró que la mitad de las jóvenes que sufre este tipo de agresiones durante el noviazgo ha sido víctima de celos por parte de su pareja, y esto provoca discusiones constantes que en la mayoría de los casos terminan en violencia.

Por otra parte, 30% de las mujeres encuestadas mencionó que cuando tienen conflictos con su pareja se quedan en silencio, por temor a hacer un comentario o reclamo que moleste o enoje a su compañero; asimismo, 16% manifestó que cuando hay conflictos en la relación se presentan gritos o insultos por parte de su pareja, quien golpea algún objeto o a ellas, y que éstos son más frecuentes a partir de los 19 años.

Un dato más a destacar es que 15% de las mujeres encuestadas expresó que en su relación actual las han llegado a besar o les han tocado alguna parte del cuerpo sin su consentimiento, e incluso las han presionado para tener relaciones sexuales.

Baños Terrazas señala que el interés del equipo científico fue llegar a conocer incluso las muestras de violencia en las mujeres durante los noviazgos anteriores al actual, para lo cual se aplicó un nuevo cuestionario. “Los primeros resultados arrojados mencionan que 9 de cada 10 jóvenes han vivido alguna situación violenta en 1 o más relaciones.

El entrevistado agrega que se logró identificar que la violencia en el noviazgo tiene un rostro muy sutil, que se expresa con pequeños empujones, pellizcos, ligeras prohibiciones, descalificaciones veladas y manipulaciones. Ejemplos de ello son mensajes como: “flaquita, ¿no crees que estás muy maquillada?”, “¿sería bueno que dejaras de pasar tanto tiempo con tus amigas/os?”, “¿quieres que te explique la película?”, “me gustaría que hicieras esto o aquello para demostrarme tu amor” y “¿a dónde fuiste?”.

“Estas y otras situaciones aparecen desde el inicio de la relación y conforme avanza cobran mayor intensidad y frecuencia, reproduciendo círculos de violencia y poder. El noviazgo se muestra como terreno fértil para el surgimiento de la violencia que se ejercerá en el matrimonio, en el cual la mayoría de las veces prevalece la subordinación y la agresión hacia las mujeres”.

“Amar es sufrir”

La violencia en el noviazgo no es ejercicio exclusivo de los hombres, y el recurso más empleado entre las mujeres es recurrir a chantajes cuando ven amenazada la permanencia de su pareja, al grado que llegan a exponer su integridad para generar remordimiento; otro procedimiento muy común al alcance de ellas es condicionar las relaciones sexuales, o bien, durante éstas, no usar anticonceptivos buscando el embarazo que “enganche” al novio.

Ahora bien, es importante destacar que entre las consecuencias de la violencia en el noviazgo se pueden destacar depresión, bajo rendimiento escolar, embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, nula autoestima, intentos de suicidio y, aun más alarmante, la reproducción del patrón de conducta en los propios hijos.

Baños Terrazas enfatiza que la mayoría de los adolescentes padecen situaciones similares en sus relaciones de pareja debido a la falta de programas específicos para combatir la agresión en el noviazgo adolescente. “Ante ello, el objetivo del programa Amor... es sin violencia es que los jóvenes aprendan a identificar los tipos de violencia y que sepan que cuentan con instituciones que les respaldan para superar los problemas generados; me refiero a las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar ubicadas en las 16 delegaciones del Distrito Federal”.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore