Aprobación del aborto en México, debate de vida y muerte - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Aborto, continúa el debate

Jueves 03 de noviembre del 2016, 02:02 pm, última actualización

La aprobación del aborto en México dio un paso decisivo; pese a ello, el tema divide a la opinión pública y encuentra posiciones respetables en argumentos políticos, religiosos y médicos.

Aborto, continúa el debate

Martes 29 de enero del año 2002, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprueba la llamada "Ley Robles" en el Distrito Federal, en la que se indica que se acepta el aborto cuando a juicio de dos doctores se detecten alteraciones genéticas que pongan en riesgo la vida del infante después de su nacimiento, "siempre y cuando se cuente con el consentimiento de su madre". El mismo estatuto justifica la suspensión del embarazo en caso de violación o de inseminación artificial sin el consentimiento de la mujer.

Lo que para algunos sectores de la sociedad parece un logro de una cultura mexicana que da muestras de madurez, para otros significa la decadencia de la misma humanidad que los cobija. Estos últimos se manifestaron en contra de esa normatividad fuera de la Suprema Corte el mismo día en que fue aprobada la ley, y demandaron que no se permitiera la práctica del aborto bajo ninguna circunstancia.

Cabe señalar que la nueva ley parte de la iniciativa de la entonces jefa de gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles Berlanga, quien la presentó a la Cámara el 14 de agosto del 2000, después de un año trabajando con 40 organizaciones de mujeres que plantearon reformas a los Códigos Penal y Civil.

Aborto o legrado. La definición médica del aborto es "la pérdida del producto (feto) antes o hasta la semana 20 del embarazo, o bien que el mismo pese 500 g o menos", de acuerdo al ginecólogo Miguel Márquez Espinoza, jefe del Departamento Clínico de la Unidad de Medicina Familiar 79, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). "Lo que suceda después de ese lapso es reconocido como parto prematuro", añade el especialista.

Durante las primeras semanas del embarazo no es rara la presencia de hemorragia y cólicos (se reconocen como amenazas de aborto), en una de cada cuatro mujeres gestantes, la mitad de las cuales tendrá un aborto espontáneo, es decir, que no es provocado, y el cual se debe principalmente a malformaciones genéticas o anomalías cromosómicas del feto.

Ahora bien, 85% de los abortos espontáneos tienen lugar durante el primer trimestre del embarazo debido a problemas en el mismo feto como los antes mencionados, en tanto que los ocurridos en el segundo trimestre se ocasionan por complicaciones en la salud de la madre, como la incapacidad de la matriz de soportar al feto, hipotiroidismo, diabetes mellitus y drogadicción, entre otras.

La ciencia reconoce dos tipos de aborto espontáneo: precoz, antes de las 12 semanas de gestación, y tardío, entre la semana 12 y la 20. Valga mencionar que este último presentará mayores complicaciones debido a que la placenta definitiva ha empezado a formarse, hay mayor aporte sanguíneo hacia el feto y los huesos de éste han empezado a formarse.

Por otra parte, es de destacar los motivos médicos por los que se debe inducir el aborto, como en el caso de que el útero no aumente de tamaño de manera adecuada o cuando no se escuchan los tonos cardiacos fetales, lo que indica que muy posiblemente el producto no tenga vida.

Por otra parte, la técnica quirúrgica empleada para retirar al feto y los restos de tejido de la matriz recibe el nombre de legrado. En éste, se anestesia a la gestante para poder introducir un espejo vaginal y un instrumento llamado histerómetro que medirá la longitud interna del útero, información que servirá para colocar los dilatadores del cuello de la matriz en una posición en que no cause daño; de esta manera, el cuello se abre y permite que entre la pinza o cucharilla de legra (de ahí el nombre de la técnica) y con ella se hace un "raspado" al interior, de forma que pueda retirarse lo que ahí se aloja, desde el feto completo hasta los tejidos residuales.

Otra manera de lleva a cabo esta operación es a través de la aplicación de una sustancia que se encarga de aumentar la contracción de los músculos con lo que se endurece la matriz, a fin de que pueda recibir un instrumento que succionará hacia el interior del útero; este tipo de legrado recibe el nombre de aspiración.

Es importante entonces dejar claro que si el aborto es la interrupción del embarazo por los motivos señalados, el legrado será la acción de "limpiar" cualquier resto de tejido que permanezca en la matriz, pues de haber algo en ésta se puede dar pie a la aparición de fuerte infección que de no atenderse a tiempo derive en la extracción del útero o que la contaminación invada zonas adyacentes. De esta manera, el legrado será la acción complementaria del aborto, aunque los centros hospitalarios de dudosa reputación pueden ir directamente al segundo paso sin pasar por el primero, sobre todo cuando el producto ha adquirido tal madurez (después de la semana 12 de gestación) que el aborto no puede ser inducido, de forma que se provoca la muerte del feto y es extraído de sus sitio de desarrollo mediante la cucharilla de legra.

Es de igual importancia hace notar que tanto el aborto como el legrado deben ser atendidos por médicos especializados, pues la vida de la madre puede correr riesgo. A decir del doctor Márquez Espinoza es muy frecuente que mujeres gestantes que no desean el embarazo recurran a métodos que pueda provocarle un aborto. "Se trata de medicamentos diseñados para fines distintos y que aplicados directamente en el cuello del útero provocan su dilatación y que el producto tienda a salir; sin embargo, si no se llevan los cuidados pertinentes puede presentarse una hemorragia (pérdida de sangre) de alto riesgo".

El ginecólogo del IMSS refiere que hay otros métodos ancestrales que han trascendido épocas y que son utilizados aun en estos días, como las infusiones de hierbas que igualmente provocan la dilatación del útero, pero que no garantizan resultados y significan también un peligro. "Siguen siendo recurrentes las comadronas o parteras que sin los mínimos conocimientos de Medicina o higiene puede resolver el problema de un embarazo no deseado. Incluso, hay clínicas en donde se practican legrados sin la experiencia que el asunto requiere y pueden propiciar que por mal manejo del instrumental se perfore la matriz y haya infecciones de fatales consecuencias", acota.

Lo que queda por hacer

Clandestinamente, un aborto puede tener un precio de poco más de siete mil pesos, costo que puede incrementarse si el avance en la gestación es considerable. Se sabe que la franja de población que más recurre a estos métodos en modestos sanatorios fluctúa entre 16 y 22 años de edad, argumentando principalmente la imposibilidad de mantener un bebé.

De acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, durante el año 2001 se cometieron 1,211 violaciones, o por lo menos ésas fueron denunciadas por las mujeres víctimas de violación, lo que arroja un promedio diario de 3.32; lo que no se conoce es qué porcentaje de ellas quedaron embarazadas tras el abuso sexual.

Tras lo anterior, grupos feministas han manifestado a favor de la despenalización del aborto, pues "la atención clandestina -arguyen- pone en riesgo la vida de la madre. Un Estado democrático debe respetar la decisión sobre el propio cuerpo y vida; la persona humana es autónoma", fueron las consignas durante las demostraciones de apoyo a la "Ley Robles".

Ahora bien, ya que se conoce que el Ministerio Público cuenta con las facultades para autorizar la interrupción de un embarazo tras violación o por inseminación artificial sin consentimiento, ¿está el personal capacitado para ello?

El agente responsable cuenta con 24 horas para aprobarlo o no, tras dar de alta la denuncia, la realización de exámenes médicos y análisis de pruebas, y habiendo también proporcionado a la víctima información imparcial de los riesgos que conlleva el aborto, para que sea ella quien decida su futuro inmediato.

Enoé Uzcanga, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en La Asamblea de Representantes, se pronunció a favor de la "Ley Robles", pero puntualizó que los agentes del Ministerio Público no están lo suficientemente sensibilizados para llevar a cabo la parte del proceso que les corresponde. "El exceso de trabajo y la falta de estructura podrían provocar una decisión fallida", declaró el 1 de febrero del 2002.

Jurídicamente, el tiempo para determinar la certeza de una violación supera las 24 horas -puede tener una duración de varias semanas-, pues además de los registros que se mencionaron anteriormente deben considerarse un examen médico minucioso y las declaraciones de testigos, pues se ha sabido de casos en que el abuso sexual se da en el marco del matrimonio o noviazgo.

"Lo que procede -añade la diputada del partido Social Demócrata- es establecer una reglamentación funcional, además de promover mayor sensibilización por parte de los agentes responsables".

Sin embargo, el Sector Salud también levantó la voz y solicitó una reglamentación que contemple el procedimiento médico a seguir tras la resolución de la Suprema Corte de Justicia. Así, se espera que pronto se apruebe una Norma Oficial Mexicana para atención a casos de aborto que determine los lineamientos para que la ley funcione adecuadamente, aun y cuando la Secretaría de Salud ya cuenta con la infraestructura necesaria para la detección oportuna de malformación congénita. Valga reiterar que cuando se presentan problemas como este último o alteraciones genéticas severas, en alto porcentaje el feto muere antes del nacimiento.

Actualmente, en el IMSS se cuenta con una Comisión de Evaluación de Riesgo Materno y Fetal, que atiende principalmente a mujeres gestantes que padecen alguna enfermedad que pueda complicar su embarazo, como sida, cáncer y rubéola, entre otras, pero no se contemplan los casos de aborto en apoyo a la "Ley Robles".

¿Cuestión de cultura?

El que haya retomado vigencia el tema del aborto nos hace meditar en aspectos tan diversos como opuestos, pero principalmente en que muchos sinsabores pueden evitarse si hubiera una educación en materia sexual más cuidadosa en la población mexicana. Esto mismo contempla desde los métodos de anticoncepción y la libertad sexual, hasta una conciencia hacia maternidad responsable o riesgos de la violencia intrafamiliar. Corresponde a los medios de comunicación poner un granito de arena, pero igualmente deben ser partícipes autoridades en educación e incluso los conductores en el núcleo familiar.

Tú tendrás formado tu criterio al respecto, pero sólo como dato informativo te diremos que a través de una encuesta realizada entre septiembre y octubre del 2001 por la organización internacional Pupulation Council y la mexicana Investigación de Mercado y Asesoría, S. A., se hizo público que 79% de los 3 mil entrevistados (entre 15 y 65 años de edad) consideró que el aborto en México debe ser legal, y el 21% restante no considera ninguna circunstancia justificable.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore