Discriminación y mitos de la bisexualidad - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

"Creo que soy bisexual", primer paso para saberlo

Miércoles 21 de junio del 2017, 08:02 pm, última actualización

En el marco de celebración del Día Internacional de la Bisexualidad (23 de septiembre) te presentamos los mitos y realidades de esta orientación sexual. ¡Descubre tu verdadera personalidad sexual sin prejuicios!

Mitos de la bisexualidad, Orientación Sexual, Discriminación Sexual

Dar el gran paso

El primer gran paso para conocer tu orientación sexual es desechar todos los prejuicios que pudieran influir en la percepción que tienes de tu persona, ya que aunque en la sociedad actual hay mayor apertura para hablar sobre sexualidad, quienes asumen su bisexualidad suelen sufrir más que los homosexuales para ser aceptados, pues tanto la comunidad gay como la heterosexual los rechazan, aumentando así la discriminación sexual que interfiere con la experiencia de descubrimiento y aceptación de esta orientación.

Mitos de la bisexualidad 

Mito: la bisexualidad no es una orientación sexual, sólo es una etapa.

Realidad: estudio dirigido por la Dra. Lisa M. Diamond de la Universidad de Utah en Estados Unidos analizó durante 10 años la conducta de 79 mujeres que se catalogaron como lesbianas, bisexuales o sin elección específica para ver cómo evolucionaba o no su elección sexual. Esta investigación niega que la bisexualidad sea una etapa de transición o pasajera, pues las mujeres observadas mantuvieron esta condición a lo largo del análisis. La bisexualidad permanece como orientación sexual elegida a largo plazo, aunque se pase por periodos de reconocido lesbianismo o heterosexualidad.

Mito: los bisexuales son personas inmaduras e indecisas.

Realidad: aunque se considera que deberían definir su gusto por los hombres o las mujeres, especialistas señalan como natural que tanto las personas bisexuales como lesbianas y homosexuales pasen por un periodo de indecisión mientras van asumiéndose como tales.

Mito: los bisexuales no son monógamos.

Realidad: los individuos bisexuales se sienten atraídos tanto por el sexo masculino como por el femenino, pero esto no significa que requieran sostener una relación simultánea con ambos para sentirse a gusto. El mencionado estudio de la Dra. Diamond descubrió que durante 10 años la mayoría de las mujeres estaban involucradas en relaciones monógamas de más de un año, ya fuera con mujeres o varones. Las personas bisexuales son capaces de comprometerse a largo plazo en una relación monógama.

Mito: ser bisexual es ser homosexual de clóset.

Realidad: este es otro mito de la bisexualidad. Aunque todavía es difícil declarar abiertamente que se es homosexual, esto no siempre implica esconderse en la etiqueta de bisexual, sin embargo, puede darse el caso que a quien le gustan mujeres y hombres aproveche las ventajas que la sociedad machista otorga a la condición heterosexual.

Mito: la bisexualidad propicia la proliferación del VIH.

Realidad: la posibilidad de adquirir VIH u otras infecciones de transmisión sexual está presente en todas las personas independientemente de si se es hetero, homo o bisexual, ya que ocurren al tener relaciones íntimas sin protección, compartir agujas o por transfusiones de sangre contaminada.

Mito: los bisexuales son más hombres que los homosexuales.

Realidad: bisexuales que ejercen algún tipo de discriminación sexual hacia homosexuales viven una bisexualidad mal asumida, pues se niegan a aceptar que su orientación sexual también implica homosexualidad.

Mito: bisexual es lo mismo que swinger.

Realidad: las diferentes prácticas sexuales no dependen específicamente de la orientación sexual, por lo que el intercambio de pareja (swinger) o la promiscuidad no ocurre en mayor medida en la población bisexual que en otros grupos de personas. El ser bisexual no obliga a tener múltiples parejas.

Mito: ser bisexual está de moda.

Realidad: la bisexualidad no es una tendencia actual, pues desde la antigüedad hay relatos que registran este tipo de orientación sexual, por ejemplo, el dios griego Zeus se enamoró, secuestró y poseyó al hermoso y joven Ganímedes.

Mito: es difícil satisfacer sexualmente al bisexual.

Realidad: hay quienes se sienten inseguros de poder satisfacer sexualmente a las personas bisexuales pensando erróneamente que siempre les hará falta el otro sexo. No obstante, como en toda persona, factores físicos y/o psicológicos influyen para disfrutar de las relaciones sexuales, independientemente de su orientación sexual.

Mito: los bisexuales tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres al mismo tiempo.

Realidad: aunque quien es bisexual siente atracción por personas de ambos sexos, suele mostrar mayor preferencia por uno solo, lo cual no implica sostener relaciones con ambos a la vez.

El reconocimiento y respeto a todo tipo de identidad y orientación sexual es el primer paso para disipar los mitos de la bisexualidad. Eliminar los prejuicios sexuales permitirá que las personas bisexuales se sientan más comprendidos y con libertad para vivir sana y responsablemente.

SyM - Norma Francelia Chávez Chávez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore