Desprendimiento prematuro de placenta: gestación en peligro - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Desprendimiento prematuro de placenta: gestación en peligro

Jueves 15 de junio del 2017, 03:48 pm, última actualización

Representa urgencia obstétrica, pues cuando hay desprendimiento de la placenta del útero o matriz antes del parto, el bebé deja de recibir oxígeno. Las consecuencias para la madre no son menos graves, ya que puede sufrir hemorragia que pone en peligro su vida.

Desprendimiento prematuro de placenta: gestación en peligro

Forma vínculo estrecho entre madre e hijo a través del cordón umbilical, pesa aproximadamente 500 g, tiene forma de disco y se encarga de proveer nutrientes y oxígeno al bebé en formación. Pero su labor no termina ahí: la placenta también protege al feto de infecciones y sustancias nocivas e interviene de manera activa en el momento del alumbramiento mediante la producción de hormonas necesarias para iniciar el trabajo de parto.

En la mayoría de los embarazos dicha estructura permanece unida con firmeza a la parte superior de la pared uterina; sin embargo, en algunas mujeres puede separarse. “En estos casos, tiene lugar la aparición de un coágulo entre placenta y útero o matriz que va causando el desprendimiento de la placenta y que, obviamente, puede ocasionarle la muerte al bebé y complicaciones severas a la madre”, explica el ginecólogo Mario López Contreras, quien se desempeña como investigador y jefe de consulta externa en el Hospital General de Cuautitlán, perteneciente al Instituto de Salud del Estado de México.

¿Por qué se presenta? El entrevistado responde que puede deberse a un golpe, esfuerzo físico que haya condicionado la contracción de la placenta o proceso infeccioso. Sin embargo, con mayor frecuencia se asocia a enfermedad llamada preeclampsia, que es una complicación de tipo hipertensivo (presión arterial elevada en mujeres embarazadas).

¿Cómo identificarla?

Este problema obstétrico, también conocido como abruptio placentae o placenta abrupta, es causa de sangrado después de la segunda mitad de la gestación y debe tratarse como emergencia.

“Su frecuencia no es alta; por ejemplo, en el Hospital General de Cuautitlán atendemos 1 ó 2 casos de un total de 1,500 a 2,000 partos mensuales”, refiere el Dr. López Contreras, pero resalta la importancia de conocer los síntomas de desprendimiento de placenta, a fin de proporcionar atención temprana en caso de que se presente. Entre ellos se encuentran sangrado vaginal, contracciones dolorosas, calambres y sensibilidad uterina.

“La paciente llega con dolor intenso en el vientre y, durante la revisión, observamos que el útero está contraído y no se relaja. Una contracción normal de trabajo de parto tiene una duración de 45 a 60 segundos, pero en la placenta abrupta esta condición se mantiene. Asimismo, es muy difícil localizar la frecuencia cardiaca del bebé y puede haber sufrimiento fetal porque se está desconectando la vía de traspaso de oxígeno y nutrientes”, detalla el ginecólogo.

Tratamiento y manejo

Lo primero que debe hacerse es estabilizar a la paciente mediante reemplazo de líquidos por vía intravenosa, así como buscar si hay signos de sufrimiento fetal, es decir, ritmo cardiaco muy alto o bajo en el producto. “Cuando esto último ocurre es indispensable interrumpir el curso del embarazo mediante cesárea. La única razón por la que este procedimiento no aplica es cuando la madre llega con trabajo de parto avanzado y el bebé ya está en el canal vaginal; en tal circunstancia se abrevia la expulsión con ayuda de fórceps, ya que de esta forma se evitan más contracciones y el riesgo de ocasionar sangrado profuso”, advierte el entrevistado.

No obstante, más de 80% de los casos se resuelven mediante cesárea. “La mayoría de los desprendimientos de placenta que ocurren en México son importantes; incluso, las mujeres llegan con dolor fuerte y contracción uterina persistente”, agrega el Dr. López Contreras.

Y respecto a su experiencia en el tratamiento de placenta abrupta mediante cesárea comenta que sólo en un caso el bebé ya estaba muerto, la placenta totalmente desprendida y en el útero se infiltró sangre.

Complicaciones

La pérdida excesiva de sangre puede acabar con la vida de madre y bebé. Además, si el lugar de fijación de la placenta comienza a sangrar después del parto y el fluido llega al útero tiene lugar una complicación conocida como útero de Couvalier.

"Se caracteriza por gran infiltración de sangre a la matriz, lo que imposibilita que ésta se contraiga y, en consecuencia, la paciente presenta hemorragia incontrolable. En estos casos es preciso practicar histerectomía (extirpación de la matriz); sin embargo, la complicación no es tan frecuente, en 20 años que tengo como ginecólogo sólo la he observado en dos ocasiones. Lo importante es actuar rápido”, puntualiza el especialista.

Es fundamental llevar buen control prenatal, de esta manera es posible detectar en forma oportuna si la paciente presenta hipertensión y proporcionarle el tratamiento adecuado, o bien si padece alguna infección. “Así evitamos que una elevación brusca de la presión arterial cause derrame o forme un coágulo que pueda iniciar el desprendimiento de la placenta".

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore