Dogging, sexo en lugares públicos

  • SyM - Juan Fernando González G.
0 (0 %) 0 votos
Dogging, Reglas para tener sexo en lugares públicos
El nombre "dogging" se debe a que el comportamiento sexual se asemeja al que tienen los perros.

El dogging se refiere a que una pareja heterosexual tenga sexo en lugares públicos (con o sin espectadores, o incluso terceros participantes). Si se realiza entre personas homosexuales, se conoce como cruising. ¿Te atreverías a ser dogger?

Estos encuentros pueden tener un lado criticable porque es frecuente que los participantes tengan relaciones sexuales con desconocidos, aumentando el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual.

Londres, Inglaterra fue el lugar de nacimiento del dogging, nombre que se debe al comportamiento entre los humanos asemejándose a los perros (dogs) que no reparan en normas de conducta cívica cuando sacian su instinto sexual. En español se conoce como cancaneo.

Tener relaciones sexuales en espacios abiertos puede surgir por casualidad, en su mayoría entre jóvenes que ven en esta conducta una manera de rebelarse contra la autoridad y expresar un estilo de vida sin orden.

La sexóloga Carolina Londoño afirma que el sexo callejero no puede considerarse como exhibicionismo, pues "los aficionados a esta práctica sexual buscan un espacio de intimidad con la complicidad del ambiente, lo cual los hace alcanzar grados superiores de satisfacción sexual".

Según los expertos en sexualidad, no se puede catalogar al dogging como una enfermedad, sino como "un gusto por", siempre y cuando no haya coerción o engaño.

Riesgos del sexo en público

Como en toda actividad sexual, lo importante es que exista respeto mutuo y que las reglas sean claras, sin poner en riesgo a ninguno de los doggers que participan en el juego.

Además de que hay que protegerse de una posible enfermedad de transmisión sexual, se debe considerar que la autoridad puede reprimir esta acción (en México estos actos se castigan con una multa que puede llegar a 5 mil pesos o cárcel por 72 horas).

El respeto que se debe dar entre los participantes incluye la abierta aceptación del acto sexual, pero también la conciencia de que tener relaciones sexuales con alguien menor de 18 años (estupro) puede tener consecuencias penales (en México, cárcel entre 3 meses y 4 años).

Reglas del dogging

Los encuentros entre doggers habitualmente se planean a través de Internet: acuerdan el tipo de práctica que se llevará a cabo, el lugar y la hora del encuentro (generalmente parques, playas, cines o baños públicos).

Además, existen normas y señales establecidas para el encuentro. Por ejemplo, existen algunas pistas cuando se tiene sexo en un auto:

  • Encender las luces intermitentes es señal inconfundible de lo que sucede en el interior.
  • Si la luz interna está encendida, el mensaje es: "¡Véanos!”
  • Dejar la puerta o la ventana entreabierta significa que los voyeristas pueden tocar a los participantes.
  • Si la puerta del auto está abierta por completo, la invitación a tomar parte del juego es explícita.

Existen otros códigos e incluso señales de advertencia de los voyeristas hacia los amantes de ocasión (por ejemplo, cuando se detecta una patrulla cercana, la presencia de niños o la petición abierta de participar en el juego); pero lo más común es que estas manifestaciones sean conocidas sólo por un grupo reducido.

10 tips para practicar dogging

  1. Si es la primera vez, no acudas sol@ a la cita.
  2. Informa a algún amigo dónde estarás o activa la ubicación de tu celular.
  3. No es aconsejable llevar a alguien a tu casa o a un hotel.
  4. Valora el riesgo de subirte a un coche o que alguien se suba al tuyo.
  5. Si te ofrecen bebidas, que sean en envase cerrado.
  6. Cuidado con la información personal que proporciones.
  7. Evita llevar objetos valiosos.
  8. Si dudas no te sientes a gusto, no continúes.
  9. No compartas fotos ni videos con doggers.
  10. Protégete siempre con preservativos.
descarga este artículo en PDF