Cómo se realiza la endodoncia en caso de caries - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

10 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Endodoncia, para salvar los dientes

Martes 28 de marzo del 2017, 09:23 am, última actualización

En caso de caries profunda o golpe en un diente, el intenso dolor puede llevarnos a pensar que lo mejor es que nos quiten la pieza dental; sin embargo, limpiar y desinfectar los tejidos afectados puede impedir que esto suceda. Dicho procedimiento es la endodoncia.

Endodoncia

El objetivo esencial de la Odontología es salvar cualquier pieza dental, que es más valiosa que cualquier implante artificial. Pese a ello, las visitas al odontólogo no nos provocan mucha emoción; su consultorio no resulta ser el lugar más agradable y sentarnos en su sillón es una experiencia aterradora para muchos.

Por ello, lo ideal es que a partir de los tres años se acostumbre al niño a tener adecuada higiene bucal, lo cual se complementa con visitas periódicas al odontólogo, que serán el mejor ejemplo para que comprenda que son hábitos absolutamente normales que en la adolescencia estarán muy bien arraigados, es decir, el joven adquirirá la conciencia necesaria para acudir, por sí solo, con un profesional en el cuidado de los dientes.

¿Caries? No, gracias

Se sabe que actualmente la incidencia de caries es mucho menor que antes, ya que el agua potable de las ciudades tiene flúor que protege la dentadura, pero una visita a tiempo con un especialista siempre será muy recomendable.

Pese a ello, cuando algún brote de este padecimiento es detectado en etapas tempranas resulta relativamente fácil tratarlo, ya que el odontólogo limpia la pieza y coloca un recubrimiento metálico o de porcelana. Sin embargo, hay ocasiones en que la caries se extiende a la pulpa (tejido localizado debajo del esmalte blanco y de la capa dura llamada dentina), que se infecta e inflama.

Vale la pena referir que la pulpa contiene vasos sanguíneos, nervios y una red de conexiones que alimentan la pieza durante su formación, la cual se extiende desde la corona del diente hasta la punta de las raíces en su parte interior. Generalmente, cuando alguien siente dolor intenso o tiene mucha sensibilidad al frío o al calor, decoloración e hinchazón y molestia en las encías es debido a que la pulpa tiene algún problema, lo que hace que la visita al odontólogo sea urgente para evaluar la situación y, si así lo amerita, recomendar que acuda al endodoncista.

Paso a paso

El tratamiento endodóntico es el siguiente: el especialista examina la pieza dental y toma una radiografía. A continuación aplica anestesia local para después montar una lámina pequeña protectora sobre el área para aislar el diente y mantenerlo limpio y sin saliva durante el proceso (en términos odontológicos se llama "dique").

Posteriormente se hace una abertura en la corona del diente (superficie blanca), para comenzar con la limpieza de pulpa y conductos, la cual se realiza con instrumental muy fino, como la "fresa" para abrir la corona, y pequeñísimos tirabuzones para extraer la pulpa infectada.

Luego de esto se prepara el espacio para la obturación y se rellena los conductos con un material biocompatible (que tiene la capacidad para unirse a los tejidos dentarios) de consistencia agomada llamado "gutapercha", que no ocasiona reacciones adversas o de rechazo; el producto se inserta con cemento adhesivo para asegurar el sellado completo de los conductos. Después de este proceso el paciente se someterá a una sesión más, en la que el especialista colocará una funda (incrustación) de porcelana o metálica que protegerá al diente y le devolverá su función completa.

En caso de que el diente no tenga una estructura suficiente para retener la restauración en su lugar, el endodoncista tiene la opción de insertar uno o varios postes dentro de él para darle firmeza.

Comparativamente, el tratamiento endodóntico y restauración del diente resulta más económico que el tratamiento alternativo de extraer la pieza, ya que ésta debe ser reemplazada con un puente o un implante para que las piezas de los costados no se recorran.

Después de la endodoncia el especialista le indicará cuándo volver a masticar o morder normalmente con el diente tratado; es importante recordar que si la pieza dental no está completamente restaurada corre el riesgo de sufrir una fractura, por lo que el tratamiento debe cumplirse en su totalidad y después, cuando el paciente recupere la salud, mantener buenos hábitos de higiene que incluya buena técnica de cepillado, uso de hilo dental y limpiezas de rutina.

Las piezas dentales tratadas con endodoncia tienen la posibilidad de durar tanto como los otros dientes y, por lo general, no presentan dolor; en raras ocasiones el diente puede doler o enfermarse, lo que podrá suceder meses o hasta años después de un tratamiento con éxito. Cuando esto ocurre, otra endodoncia puede salvar el diente, aunque repetimos, sólo sucede en casos aislados.

Así, la endodoncia es necesaria si de salvar nuestros dientes se trata, pero considera que la mejor garantía para conservar una buena salud bucal es la prevención; la adecuada higiene y las visitas periódicas al odontólogo, al menos cada seis meses, nos asegurará una dentadura perfecta y funcional.

SyM - Nizarindani Sopeña

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore