Eyaculación femenina, ¿existe?

  • SyM - Karina Galarza Vásquez
Eyaculación femenina, Semen femenino y punto G
La mujer puede expulsar semen durante el orgasmo.

La eyaculación femenina es la expulsión (a veces con fuerza) de una cantidad variable de fluido (claro o lechoso) a través de la uretra durante el orgasmo. Aunque las teorías sobre su naturaleza no son definitivas, especialistas consideran que toda mujer podría eyacular, ¿qué requiere para ello?

¿Qué mujer tiene la capacidad de eyacular?

El líquido eyaculado por las mujeres es bioquímicamente similar al de los hombres y es producido por la glándula de Skene o parauretral (equivalente fisiológico de la próstata masculina), ubicada entre las paredes de la uretra y vagina.

La Mtra. Rinna Riesenfeld y el Lic. Luis Perelman, sexólogos y directores de la librería "El Armario Abierto", comparten la idea de que toda mujer tiene la capacidad de eyacular, aunque pocas descubren este placer por falta de educación sexual.

"El potencial existe, pero algunas mujeres se reprimen porque creen que el líquido excretado es orina, mientras otras temen perder el control, disfrutar de la sexualidad, autoexplorarse y conocerse en este terreno, lo que les dificulta, incluso, alcanzar el orgasmo", refieren los especialistas.

Origen de la eyaculación femenina

La eyaculación nace en el punto G, la "próstata" femenina, estructura que es la parte interna del clítoris, así que ¡a encontrarlo! De hecho, mediante ultrasonido podría apreciarse una elongación detrás del glande del clítoris, encima de la vagina y canal uretral (el ducto que lleva la orina desde la vejiga); dicho tejido está rodeado por ciertas glándulas (de Skene) que producen el líquido eyaculatorio y contienen conductos que lo expelen a través de la uretra.

El tejido descrito es considerado por algunos especialistas como la fuente de la eyaculación femenina (en inglés le llaman squirt) El punto G se estimula durante el orgasmo y emite cierta cantidad de fluido por la uretra; las variaciones apreciadas por las mujeres (desde las que no eyaculan hasta las que "mojan la cama"), dependen de la cantidad eliminada al exterior y la apreciación subjetiva del mismo.

¿Orina o eyaculación femenina?

La confusión entre eyaculación femenina o expulsión de orina ha provocado división entre investigadores; por un lado están quienes consideran que es producto de incontinencia urinaria y por otro, los que señalan que durante el orgasmo se emite fluido distinto a la lubricación vaginal.

Al mismo tiempo, el líquido de la eyaculación femenina ha sido descrito por algunas mujeres como menos espeso que el semen, pero más viscoso que el agua o la orina, de consistencia mucosa y color blanco.

La expulsión del líquido ocurre tras estimular el punto G, momento en el que éste se expande y presiona las glándulas de Skene contenidas en la esponja uretral, lo que provoca sensación diferente a la de orinar. De hecho, el fluido huele distinto, químicamente está compuesto por glucosa, su pH es mayor al de la orina y contiene menor cantidad de urea y creatinina.

La cantidad de líquido expulsado depende de factores hormonales, del momento del ciclo menstrual que se viva y de la fuerza que tengan los músculos pélvicos para lanzar un chorro modesto o abundante (que puede dirigirse hacia la abertura uretral y ser notoria o hacia la vejiga).

Experimentar la eyaculación femenina durante el orgasmo puede ser incómodo para algunas mujeres e incluso, la evitan, como si fuera especie de suciedad, situación embarazosa o vergonzosa. Sin embargo, quienes están informadas sobre este hecho suelen disfrutar la sensación y, si la pareja entiende el proceso, se vive con goce porque resulta erótico y estimulante.

descarga este artículo en PDF