Hatching asistido, otra alternativa contra la infertilidad - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hatching asistido, otra alternativa contra la infertilidad

Miércoles 21 de junio del 2017, 04:42 pm, última actualización

Las técnicas de reproducción asistida se encuentran en evolución constante y un ejemplo claro de ello es el hatching asistido con láser, procedimiento que hace posible la implantación del embrión en el útero cuando otros métodos han fracasado.

Hatching asistido, otra alternativa contra la infertilidad

La infertilidad es un problema que muchas parejas mexicanas viven en silencio pues, de acuerdo con algunas estimaciones, 2 de cada 10 parejas en nuestro país viven con trastorno de esta índole y 80% decide buscar ayuda profesional para solucionarlo hasta después de cuatro años de intentos fallidos.

Al respecto, la Dra. Socorro González, ginecobstetra con subespecialidad en Biología de la Reproducción que labora en el Instituto de Infertilidad y Genética (Ingenes), en la Ciudad de México, explica que hablamos de infertilidad “en aquellas parejas donde la mujer tiene menos de 35 años de edad y han buscado intencionadamente por un año tener un bebé sin emplear algún método de planificación familiar, y no lo logran, o bien, cuando ella es mayor de 35 años y no han conseguido un embarazo luego de 6 meses”.

Una vez que se presentan estos requisitos, señala la especialista, es posible iniciar un protocolo de estudio de la pareja para determinar qué factor se encuentra alterado y cómo contrarrestarlo. Para ello se puede echar mano de tratamientos de vanguardia que ayuden a resolver estos problemas y permitan cumplir con el sueño de tener un bebé sano en casa.

Láser milagroso

Los tratamientos para la infertilidad se ajustan a las necesidades de cada pareja y se dividen en dos grandes grupos: de baja y alta complejidad. Entre los primeros, aclara la entrevistada, se encuentran el coito programado y la inseminación intrauterina (inyección de esperma), la cual puede ser homóloga (cuando el semen es de la pareja) o hetemóloga (en caso de que provenga de un banco de donadores).

Por lo que respecta a los tratamientos de alta complejidad “hablamos de la fertilización in vitro en todas sus variantes, como la inyección intracitoplasmática (introducir un esperma en un óvulo) o el diagnóstico genético preimplantacional (para detectar alteraciones genéticas o selección de sexo), sin olvidar la donación de óvulos, la congelación de embriones, los microarreglos (determina desde el estado embrionario qué enfermedades pudiera presentar el hijo en su niñez, adolescencia o edad adulta) y el hatching asistido”.

Sobre ésta última, la Dra. González indica que es un tratamiento con rayo láser que mejora notablemente la implantación del embrión en el útero de la madre.

La experta detalla que cuando se realiza una fertilización in vitro, es decir, fuera del vientre, “hacemos un seguimiento del desarrollo del embrión hasta el tercer, quinto y hasta sexto día, periodo en el que es únicamente un cúmulo de células (en el tercer día tiene sólo ocho) y está envuelto por la llamada zona pelúcida, que funciona como un ‘cascarón’. Esta cubierta protectora debe adelgazarse poco a poco y abrirse para que pueda salir e implantarse en el endometrio, es decir, el tejido interno del útero”.

En algunos casos la zona pelúcida es muy gruesa o dura, debido a ciertas sustancias que produce el mismo embrión, y no puede abrirse. De esta forma, “el hatching asistido consiste en realizar un pequeño orificio con rayo láser (de aproximadamente 20 a 40 micrones) en esta cubierta, lo que ayuda a la transferencia y facilita la implantación”.

El hatching asistido con láser se utiliza principalmente en mujeres de edad avanzada o que generan mayor cantidad de hormona folículo estimulante, así como en quienes tienen embriones con amplia tasa de fragmentación o zona pelúcida engrosada. “También hablamos de parejas que han recurrido a fertilización in vitro y no han podido embarazarse, o con embriones congelados y que se van a someter a diagnóstico genético preimplantacional”.

A pregunta expresa, la entrevistada señala que “la realización de esta técnica se decide hasta el momento en que se tienen los embriones” y no antes, porque resulta fundamental supervisar su desarrollo (después de la fecundación in vitro) para determinar cuáles requieren esta técnica, de acuerdo a sus características.

Por otra parte, la Dra. González explica que la transferencia embrionaria con láser tiene de 9 a 12 años efectuándose, y desde entonces tanto los instrumentos que se emplean como los procedimientos han evolucionado.

Además, para garantizar su efectividad debe practicarse por especialistas en Biología de la Reproducción y Embriología, pues son quienes cuentan con la capacitación y habilidad necesarias para llevar a cabo este tipo de tratamientos. No en balde, añade, “al menos en el Ingenes hemos logrado un porcentaje de éxito de 55 a 60%, lo cual es muy alto”.

Sueño hecho realidad

Como es de suponer, el factor psicológico desempeña un papel muy importante en las parejas con infertilidad. De hecho, indica la especialista, “en el Ingenes contamos con área dedicada exclusivamente a este aspecto, pues los pacientes tienen mucho que trabajar en el ámbito emocional”.

Por ello, para los especialistas en reproducción asistida es muy satisfactorio observar que las técnicas aplicadas dan el resultado esperado. “Cuando la pareja logra concebir, lleva la gestación adecuadamente, con los seguimientos que requiere, y por último su hijo nace y se convierte en un niño sano, la calidad de vida cambia de manera radical, y eso nos alienta”.

No hay que perder de vista que muchos pacientes llevan años tratando de tener un bebé e, incluso, han estado en tratamientos previos, ya sea de baja complejidad o que se han aplicado erróneamente, por lo cual “muchas parejas vienen devastadas emocional, física y hasta económicamente. No obstante, cuando se someten a técnicas de vanguardia, bien realizadas y consiguen un embarazo en menos de 45 o 50 días, cambian por completo”.

Así, concluye la Dra. Socorro González, “debemos tratar de difundir esta información porque muchas parejas con infertilidad ignoran qué técnicas existen en la actualidad para abordar su problema, cuál es su efectividad y el respaldo científico que tienen. En verdad, son muy pocos los pacientes que no logran tener un bebé bajo los nuevos métodos de reproducción asistida”.

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore