Papel de la pornografía en la sexualidad - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Pornografía, el “lado incómodo” de la sexualidad

Jueves 06 de abril del 2017, 03:42 pm, última actualización.

Para bien o para mal, la pornografía ocupa un papel importante en nuestra sociedad: algunas parejas la utilizan para crear un ambiente de intimidad, pero también es cierto que puede limitar el desempeño sexual de sus consumidores y que su industria se vincula a redes delictivas.

Papel de la pornografía en la sexualidad, Tipos de pornografía, Películas pornográficas, Pornografía en Internet
Pornografía, el "lado incómodo" de la sexualidad

¿Qué es la pornografía?

De acuerdo con las raíces etimológicas de la palabra, "pornografía" es la descripción de una prostituta y las actividades que realiza. El término fue acuñado hace mucho tiempo, pero en la actualidad se refiere al conjunto de materiales, imágenes o representaciones de actos sexuales que tienen como objetivo provocar la excitación del receptor.

La pornografía se ha difundido fundamentalmente a través del cine, fotografía y literatura, aunque también a través de otros medios como el cómic, escultura, pintura e, incluso, el audio (teléfono erótico). Sin embargo, en los últimos tiempos ha crecido enormemente por la irrupción de Internet.

Existe una corriente de pensamiento que considera a esta entidad como una nueva forma de arte, que tendría por objeto mostrar la belleza de la sexualidad humana, pero, a pesar de que esta postura pudiera acercarse a la verdad, es evidente que lo pornográfico tiene todavía un carácter clandestino en el que se aprecia una doble moral.

El experimentado terapeuta sexual Francisco Delfín Lara, médico cirujano por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y sexólogo educador por el Instituto Mexicano de Sexología, coincide con la definición mencionada acerca de la pornografía, aunque aclara que "el concepto ha crecido mucho y nosotros, en un intento por quitar lo peyorativo y ser más descriptivos, preferimos hablar de las expresiones gráficas de la sexualidad".

De acuerdo con el especialista, "eso nos describe lo que se puede hacer desde el punto de vista erótico, pero sin una connotación negativa; sin embargo, la pornografía, como lo maneja la mayoría de la gente, se relaciona con material sexualmente explícito que tiene objetivos comerciales y que está dirigido principalmente al hombre. Evidentemente, la difusión de este material no tiene un objetivo educativo o cultural, sino que busca obtener ganancias".

Hasta este punto no existen tantas objeciones, porque todo el mundo trata de ganar dinero, pero la cuestión es cómo se hace. "En algún momento la pornografía comercial se centró específicamente en plasmar de manera muy burda las historias relatadas. Es frecuente que el protagonista de una revista o película, por ejemplo, llegue a su oficina y ya se haya desnudado frente a él la recepcionista, después la secretaria y todas las demás asistentes porque ellas quieren tener relaciones con el sujeto que las usará y abusará de ellas", asevera el experto.

En tales circunstancias, la mujer carece de importancia y da la impresión de que sólo está a disposición de los deseos masculinos. Es por ello que se desvirtúa su calidad como sujeto y se le emplea como mero objeto, como una cosa.

Esto es vender falsos conceptos, dice quien condujo durante mucho tiempo el programa televisivo Diálogos en confianza, transmitido por Canal Once, y añade que "altera la realidad, y por consiguiente limita nuestra expresividad erótica sexual, cuando podría enriquecerla si el material mostrara ideas de lo que podrían hacer las parejas de mutuo acuerdo".

La pornografía hace menos a la mujer porque "está encaminada a satisfacer el deseo masculino. Se dice que se hacen películas porno para lesbianas, pero en realidad están dirigidas hacia la mirada masculina. Si profundizamos un poco veremos que, en general, las mujeres que aparecen en estas producciones actúan para un varón; por tanto, quienes son distintos al hombre se presentan como objetos y no como sujetos con libertad para elegir lo que más les agrade", establece.

Hay que hablar de sexualidad con los hijos

Parece que hablar de sexualidad con los hijos es uno de los asuntos más espinosos que puede haber, pero valdría la pena intentarlo ya que, contrario a lo que pudiera pensarse, los niños están capacitados desde temprana edad para entender muchas de las cosas relacionadas con esta actividad del ser humano.

El Dr. Delfín Lara lo desmenuza de esta manera: "Déjeme decirle que la inmensa mayoría de niños de uno y otro sexo, alrededor del quinto o sexto año, ya han estado en contacto con este tipo de material. Antes eran las revistas que llevaba a la escuela el amigo ‘más despierto’, los cómics o historietas en los que se dibujaban mujeres voluptuosas e, incluso, en mi caso, teníamos un compañero que era muy hábil para dibujar y al que se le encargaban imágenes al gusto".

Lo malo es que "los chicos se quedan con la información distorsionada que proporcionan estos medios. La mamá o el papá se enteran cuando levantan el colchón de la cama, ‘pegan el grito en el cielo’ y sancionan a su hijo como si fuera un crimen, aunque lo mejor sería que se sentaran con él y platicaran sobre lo que ve, lo que le llama la atención y lo que cree. De esta forma se hacen a un lado muchas falacias que se van creando poco a poco".

Claro, dice el sexólogo, "si no hemos fortalecido la comunicación con los chicos, nos van a ‘tirar de a locos’ y van a confiar mucho más en lo que le digan sus amigos, porque hablan su mismo lenguaje. Los papás no podemos ser los amigos de los hijos, pero sí podemos alivianarnos y platicar para darles nuestras opiniones sin tratar de imponer nuestras convicciones. Nunca hay que decir ‘no debes’ o ‘tienes qué’, porque esas frases son la manera más rápida de construir un muro entre hijos y padres", sentencia.

Pornografía en Internet: de las películas para adultos a la baja autoestima

La liberación sexual que se generó a partir de la década de 1960 ha llegado a tener en Internet su máxima expresión, para bien y para mal, pues se puede acceder a todo tipo de material pornográfico mediante esta vía, la única que tienen algunas personas que están sumamente controladas y reprimidas, dice el también ex presidente del Consejo de Calificación Profesional en Educación Sexual y Sexología.

Abunda: "Internet es un espacio gigantesco, de mucha información, pero también es un ciberbasurero. Las personas pueden caer en una problemática porque, por un lado, si no pueden salir a ningún lugar y no les queda de otra que ponerse a ver páginas de este tipo en la máquina; habrá quien caiga en la enfermedad si relaciona esta actividad con el hecho de que nadie le haga caso o nadie lo quiera, y entonces se configurará una autoestima a la baja".

Los padres, evidentemente, "no podemos poner candado a Internet porque los hijos son los que dominan el ciberespacio, pero lo que sí está a nuestro alcance es hacerles conciencia de que, quizá, la chica con la que ellos creen que hablan puede ser un hombre, o tener una edad muy diferente a la que declara. En casos extremos, es posible que se trate de una banda de pederastas o delincuentes".

Diferencia entre erotismo y pornografía

Para el Dr. Delfín Lara la sexualidad acepta todo tipo de propuestas, siempre y cuando haya acuerdo mutuo entre la pareja y no se vulnere su dignidad. Una película porno "tiene el efecto de animar el acto previo y de allí provocar un encuentro erótico sexual; hay quien no lo necesita, hay quien sí, y unos que lo hacen con mucha frecuencia. ¿Es válido?, por supuesto que sí, mientras la pareja se sienta satisfecha".

A los seres humanos "nos han quitado la fantasía con el rollo aquel de que ‘hay que ser fiel hasta con el pensamiento’, pero está canijo; por eso se vale que en un encuentro sexual se piense en otra persona. El sueño es libre y la fantasía también. Si estoy con mi pareja y me cuesta trabajo excitarme, pero se me vienen a la mente Jennifer Lopez o Salma Hayek, y eso ‘me prende’, no debo decírselo a mi compañera, pero sí disfrutarlo".

Parece que los varones son más afectos al material sobre sexualidad explícita, sentencia el experto, "pero me gustaría diferenciar entre lo pornográfico, que es lo comercial y burdo, y lo erótico, que puede ser más sublime. Lo burdo se aprecia porque en una película XXX lo que más se ve son eyaculaciones, pero hay otras cintas con argumento, en donde ver un agujero en una media o una silueta es altamente excitante para muchas personas".

Estas reacciones se vinculan, tal vez, con la educación que recibimos: "A la mayoría de los hombres nos educaron para la inmediatez y, para corroborarlo, le comento que cuando le pregunto a las mujeres, aquí en el consultorio, cuáles son sus zonas erógenas, suelen decirme que la cabeza, mejillas, orejas, labios, cuello, hombros, pecho, espalda, vientre, muslos, genitales, manos y brazos. Cuando le pregunto lo mismo a los hombres, con gran frecuencia me dicen que el pene, y ya".

Cuando acariciamos, lo hacemos con base en nuestra experiencia y gusto personal, relata el sexólogo, "y si yo considero que lo único disfrutable es el contacto con el pene, voy a tocar en ella lo menos posible. La respuesta sexual humana tiene una base hemodinámica, es decir, la sangre se redistribuye en la pelvis. Para tener una buena erección se necesitan aproximadamente 70 cm3 de sangre; no es mucho, pero para tener un nivel de excitación similar en la mujer se requieren 500 cm3, es decir, siete veces más".

Por otro lado, "tendríamos que analizar si se educa a la mujer para que sea sexy, ‘cachonda’ y sensual, o si le prohibimos muchas cosas. Yo pienso que ellas están educadas en la abstinencia y los varones en la inmediatez. Cuando acaricia, el hombre se da satisfacción y olvida lo que siente la mujer; piensa: ‘importo yo porque es demasiado cansado lo otro’. Hacer que la mujer llegue a la etapa de la excitación le genera flojera, porque no es algo inmediato como sucede en las películas pornográficas, las cuales reflejan y refuerzan la actitud que puede tener en su vida sexual", concluye.

Tipos de pornografía

Los contenidos que describen el desempeño sexual de los sujetos pueden ser sugerentes o muy explícitos, motivo por el que se habla de 3 grandes tipos de pornografía:

  • Softcore. Las escenas de sexo no se muestran de forma explícita. En el cine y la televisión, en particular, no incluye primeros planos de genitales (ni masculinos ni femeninos).
  • Mediumcore o pornografía convencional. Los modelos enseñan la totalidad del cuerpo en posturas más o menos provocativas.
  • Hardcore. Género pornográfico más extremo; muestra explícitamente el acto sexual, ya sea vaginal, anal u oral, o con aparatos o cualquier otro tipo de utensilios. Este tipo de pornografía se subdivide según la orientación sexual: heterosexual, homosexual (masculino o femenino), y bisexual.

Datos curiosos sobre películas pornográficas

La situación legal de la pornografía depende de cada país y del tipo de material. Los actores que participan en películas XXX deben ser mayores de edad por regla general. Además:

  • En los Estados Unidos, las restricciones que se han autoimpuesto las compañías obligan a los actores a someterse a exámenes médicos regularmente, a fin de detectar enfermedades de transmisión sexual, sobre todo sida.
  • En Japón se permite que los niños participen en películas porno, aunque está prohibido que muestren sus genitales.
  • Las primeras películas pornográficas y la gran mayoría de las cintas actuales son heterosexuales; las películas para el público gay son las segundas más vendidas y producidas.
  • Existe también la variante del género transexual (hombres transformados en mujeres por medio del consumo de hormonas y uso de vestimenta) y la zoofilia (actos sexuales con animales). 

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore