¿Qué hacer si la embarazada se enferma? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

14 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Qué hacer si la embarazada se enferma?

Martes 21 de marzo del 2017, 01:29 pm, última actualización

Si se presenta una enfermedad durante el embarazo, la madre no puede recibir cualquier medicamento, pues puede complicar el desarrollo del feto; ¿qué hacer entonces? Las siguientes son sencillas recomendaciones, pero nunca olvides consultar al ginecólogo.

¿Qué hacer si la embarazada se enferma?

Dolor de cabeza o estómago, gripe, mareo o vómito no son raros en la mujer gestante, quien por su estado no está en condiciones de tomar cualquier fármaco, pues aunque la placenta actúa como filtro que aleja al bebé de sustancias tóxicas a las que se expone la madre, es posible que pueda dejarlas pasar y causar problemas que afecten su desarrollo pleno o definitivamente lo lleven a la muerte.

Si bien se sabe que el estado de ánimo que tiene la madre en cualquier momento del embarazo es reconocido inmediatamente por el feto en el vientre, y puede llegar a afectarle, con mayor razón lo harán compuestos que no logrará asimilar, pues su organismo no está lo suficientemente maduro. Por ejemplo, el consumo de alcohol puede intoxicarlo, o bien, provocar que tenga bajo peso al nacer y defectos en cabeza, corazón, extremidades y articulaciones.

El consumo de cafeína, presente en café, chocolate, algunos tés y refrescos, e incluso en medicinas, puede provocar que la mucosa intestinal de la madre y el bebé no absorban con facilidad el hierro que ambos necesitan. La misma sustancia impide que agua, calcio y vitamina C lleguen al feto, siendo éstos indispensables para su crecimiento sano. Las sustancias que contiene el cigarro provocan bajo peso al nacer; además, se sabe que en mujeres que fuman es mayor la incidencia de aborto espontáneo y parto prematuro.

Fármacos y medicinas

El embarazo es un período en el que deben procurarse cuidados especiales para que la madre viva esta etapa de manera confortable y tenga un bebé saludable y fuerte. Por ello, es de vital importancia consultar al médico antes de consumir cualquier medicamento, no importando que éste pueda comprarse en la farmacia sin la receta pertinente.

La sustancia activa de los fármacos circula por la misma vía por la que la madre proporciona nutrientes al feto, de manera que cualquier molécula en la sangre materna pasará inmediatamente al bebé. Es así que los medicamentos administrados durante el embarazo pueden afectar directamente al embrión, lo que se llama efecto tóxico teratógeno (que produce malformaciones), aunque también puede dañar la placenta y traer como consecuencia que el intercambio de nutrientes entre feto y madre no sea el adecuado; finalmente, puede considerarse que los efectos que causen las sustancias sobre la madre afecten indirectamente al niño, con los ejemplos que se mencionaron.

Aunque no hay que tener descuidos durante las 40 semanas de la gestación, el período llamado organogénesis (entre las semanas 3 y 8) es el más crítico en cuanto a la producción de malformaciones, por lo cual hay que extremar precauciones. Sin embargo, es poco probable que los fármacos administrados durante el segundo o tercer trimestre produzcan imperfecciones, aunque pueden alterar el crecimiento normal de los órganos fetales. No menos importante es la fase de embrión (antes del día 20 tras la concepción), ya que los fármacos administrados bien pueden matar al embrión o no afectarlo en absoluto.

Durante la gestación es importante que no se administren medicamentos innecesarios, pero es preciso no suprimir aquellos esenciales para la salud de la madre, siempre bajo la supervisión del ginecólogo.

Ahora bien, es difícil pronosticar los resultados por tomar algún medicamento, pues intervienen factores que deben ser igualmente considerados, como tipo de fármaco, dosis, tiempo de gestación y resistencia o sensibilidad del feto hacia ciertos medicamentos. Sin embargo, lo que sí puede conocerse es cómo se ve afectada la salud del bebé en gestación, y, en términos generales, puede mencionarse que:

  • Reduce la cantidad de oxígeno que se transporta a través de la sangre.
  • Disminuye la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Impide la absorción de vitaminas, hormonas y sustancias vitales.
  • Evita el paso de oxígeno a la placenta.
  • Interfiere directamente en el crecimiento de células en el embrión.

La mujer embarazada tampoco debe exponerse a rayos X, pues el feto puede sufrir malformaciones por causa de la radiación.

De alto riesgo

Los siguientes medicamentos o drogas no deben tomarse durante el embarazo, salvo por indicación médica supervisada, especialmente durante la organogénesis:

  • Antibióticos. Las tetraciclinas atraviesan la placenta y se acumulan en huesos y cavidades donde crecerán los dientes, a los que dará coloración amarillenta permanente al momento de salir. A su vez, los aminoglucósidos (estreptomicina o gentamicina) pueden lesionar el oído interno fetal. Por su parte, las penicilinas pueden generar alergia dentro del útero.
  • Anticoagulantes orales. Como los que contienen la sustancia activa cumarina.
  • Anticonvulsivantes.
  • Antidiabéticos orales.
  • Antineoplásicos (quimioterapia) para tratamiento de cáncer.
  • Ciclosporinas.
  • Cloramfenicol. Si se toman en fecha cercana al parto puede producir problemas respiratorios y en el hígado del recién nacido, y provocar que el tono de piel se torne grisáceo (síndrome del niño gris).
  • Fármacos tiroideos (hormonas tiroideas y medicamentos antitiroideos).
  • Hormonas. Principalmente andrógenos (hormonas sexuales masculinas).
  • Isotretinoína y etretinato (productos contra el acné).
  • Metotrexate, sustancia activa de medicamentos para artritis reumatoide.
  • Sedantes y analgésicos.
  • Sulfamidas. Administradas cerca del parto pueden provocar ictericia (piel amarilla).
  • Talidomida. Se ha relacionado con falta de extremidades y otras malformaciones en el feto.
  • Vacunas con virus vivos (ejemplo, vacuna de la rubéola).

De bajo riesgo

  • Antibióticos: amoxicilina, ampicilina, bacampicilina, ciclacilina, cloxacilina, dicloxacilina, metampicilina, meticilina, penicilina de los tipos V, G acuosa, benzatina, procaína. Igualmente, cefalexina, cefaloridina, cefalotina eritromicina, clindamicina, lincomicina.
  • Antidiarreicos.
  • Antimicóticos (tratamiento contra hongos): clotrimazol, nistatina.
  • Antiinfecciosos urinarios: nitrofurantoína
  • Corticoides, sólo en dosis bajas (1 mg/kg peso).
  • Vitaminas. Aunque de manera controlada, pues su ingestión indiscriminada, en cualquiera de sus variantes, puede ser perjudicial. Lo mejor es que la madre esté bien nutrida mediante vegetales, frutas y otros alimentos para mantener una dieta balanceada. La Organización Mundial de la Salud sugiere para las embarazadas el consumo de hierro y, en menor medida, calcio aunque se recomiendan como suplementos alimenticios.

Remedios naturales

Si durante el embarazo sientes alguna molestia y por alguna razón no puedes consultar al médico, prueba usar remedios naturales que no tendrán efectos nocivos en el desarrollo del bebé, por ejemplo:

  • Insomnio. Tés de tila y lechuga ayudan a conciliar el sueño.
  • Vómitos y náuseas. Ten siempre a mano un limón o naranja para chupar, y no te acerques a lugares de donde emanen olores que se sean desagradables.
  • Estreñimiento. Es muy útil comer fibra (presente en verduras y legumbres crudas, así como en casi todas las frutas), además de agua, por lo menos 2 litros al día.
  • Cansancio. Si hay agotamiento y se hinchan piernas y pies, descansa elevando éstos sobre almohadas o cojines a una altura aproximada de 15 a 20 cm.
  • Gases. Si el problema es la flatulencia, no ingieras alimentos que puedan aumentar la formación de gases, como coliflor, col y granos en abundancia.

Igualmente, toma en consideración practicar diariamente ejercicio físico moderado, lo cual ayudará a llevar adelante un embarazo sin mayores molestias.

La falta de información puede causar daños irreparables en la mujer embarazada y en el bebé. Que éste no sea tu caso y disfruta uno de los episodios más bellos que te ofrece la vida.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore