Cuál es el tiempo ideal para tener otro hijo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Si desea otro hijo, lo ideal es esperar dos años

Lunes 27 de junio del 2016, 10:38 am, última actualización.

Los expertos coinciden en que el embarazo se debe planificar para que la madre y su bebé encuentren condiciones favorables durante la gestación y tengan menos riesgo de sufrir problemas que pudieran afectarles a mediano y largo plazo.

Si deseas otro hijo, lo ideal es esperar dos años
Si deseas otro hijo, lo ideal es esperar dos años

Muchas parejas ven con ilusión la posibilidad de tener otro hijo, quizás el segundo o el tercero, y no es para menos. Es indudable que todo el proceso de gestación y la posterior educación de una niña o niño originan emociones difíciles de describir, pero sumamente estimulantes para la pareja, y ello es razón suficiente para que se desee repetir la experiencia.

Sin embargo, vale la pena mencionar que la Medicina respalda la existencia de una serie de recomendaciones esenciales para que la magia que rodea al nacimiento de un niño se lleve a cabo de forma armónica y saludable tanto para la madre como para el pequeñín.

Al respecto, el Dr. Edgardo Rafael Puello Tamara, jefe de la División de Obstetricia del Hospital de Ginecología No. 3 del Centro Médico Nacional La Raza, adscrito al Instituto Mexicano del Seguro Social y localizado en la capital del país, explica que una de las recomendaciones fundamentales que deben conocer los padres consiste en que “el lapso que existe entre un embarazo y otro, llamado intervalo o período intergenésico, sea de por lo menos dos años, ya que de lo contrario pueden presentarse complicaciones a corto y mediano plazo”.

El especialista no exagera, ya que numerosos estudios fundamentan que, cuando el tiempo entre dos embarazos es inferior a 18 meses (período intergenésico corto), ocurren situaciones desfavorables tanto para la mujer como para su futuro hijo.

Por ejemplo, “hay mayor riesgo de aborto espontáneo, placenta previa (cuando este tejido se implanta en la parte inferior del útero y queda cerca o cubriendo la abertura cervical hacia el canal de parto), hemorragias y parto prematuro, además de que es probable que el bebé tenga restricción en su crecimiento durante la gestación o sufra desnutrición in utero. Son chicos que muchas veces tienen bajo peso al nacer y posibilidad de muerte neonatal (posterior al nacimiento)”.

Si nos enfocamos únicamente en la madre, explica el galeno, debemos destacar que el embarazo implica una serie de cambios anatómicos y fisiológicos que involucran a las células de diversos tejidos y aparatos. “Estas unidades fundamentales de la vida que son las células necesitan de un tiempo prudente para recuperarse; cuando no lo tienen envejecen precozmente, se desgastan, y ello es el origen de problemas en el sistema nervioso, distintos órganos y músculos de todo el cuerpo”.

El Dr. Puello explica que a mediano plazo esto se traduce en un deterioro orgánico generalizado, mismo que implica mayor riesgo de padecer enfermedades como hipertensión (presión arterial alta), diabetes (cifras elevadas de azúcar en la sangre) y lupus eritrematoso (trastorno en que el propio sistema de defensas ataca a la piel, articulaciones, riñones y otros órganos), así como afecciones en corazón y riñones.

En cuanto al bebé, menciona que “los chicos que nacen con bajo peso se comportan diferente a otros con peso adecuado; se ha visto que suelen rezagarse en cuanto al aspecto psicomotriz, es decir, pueden tardar más tiempo en sentarse, gatear y empezar a caminar, además de que también se afecta su aprendizaje. Cuando van a la escuela les cuesta trabajo percibir bien las cosas y se atrasan respecto a sus compañeros”.

Para tomar en cuenta

Además del tiempo de recuperación ideal entre un embarazo y otro, el Dr. Puello Tamara indica que es muy importante mantener una serie de cuidados esenciales, como llevar una dieta balanceada, rica en frutas, verduras, cereales integrales, carne blanca y pescado, a la vez que baja en grasas, azúcares y harinas refinadas.

Puede ser que una mujer “tenga un periodo intergenésico de tres años o más, pero no le servirá de mucho si está desnutrida porque de cualquier forma tendría complicaciones para ella y su hijo. Por otra parte, también se debe procurar la práctica regular de ejercicio, evitar el sobrepeso y consultar al médico periódicamente”.

Al ser interrogado sobre este programa de visitas al especialista, el ginecobstetra menciona por principio que “después del parto se cita a la madre hasta que la matriz vuelve a su tamaño normal, lo que ocurre en un lapso de 42 a 48 días (puerperio), aunque en caso de cesárea tenemos que verla a los 7 días para retirar los puntos. En cualquier caso, en esta etapa de seis semanas tras el nacimiento del niño recomendamos cuidados muy especiales para la mujer, como alimentación adecuada, ejercicio ligero, evitar esfuerzos extenuantes y mucho cuidado en el aseo de sus genitales”.

Retomando el punto, Rafael Puello explica que durante la primera cita con el médico es importante realizar una evaluación global y pruebas para conocer niveles de glucosa, presión sanguínea y funcionamiento general del organismo. Dichas visitas se deberán repetir cada seis meses, a fin de verificar el estado de salud de la madre.

El ginecobstetra señala además que se aconseja a los padres que al término del embarazo opten por un método de planificación familiar para lograr que el intervalo intergenésico se respete. “Pueden recurrir a un dispositivo intrauterino, anticonceptivo hormonal oral o inyectable, implante o preservativos, ya que cualquiera de ellos les permitirá tener otro bebé más adelante”.

Nunca es aconsejable mantener relaciones sexuales durante la lactancia sin la protección de un método de planificación, pensando en que esto va a impedir la preñez. “Hasta cierto punto es verdad que al dar el pecho se detiene la ovulación, pero ésta puede ocurrir en cualquier momento, aún en ausencia de la regla, y se daría un nuevo embarazo. Como ya se dijo, esto crearía un período o intervalo intergenésico corto, con las respectivas complicaciones para la madre y el niño”.

Además, de esto, el bebé recién nacido pierde la oportunidad de ser atendido, educado y alimentado con todo cuidado, ya que la madre se debe dedicar a su siguiente embarazo.

Edad y momento ideales

Aunado a lo antes dicho, el Dr. Rafael Puello asegura que lo más indicado es que la mujer procure embarazarse entre los 20 y 29 años porque “a esa edad está en todo su esplendor físico y anatómico. Entre los 30 y 34 ya hay un riesgo, aunque mínimo, de tener problemas de diabetes gestacional e hipertensión (preeclampsia-eclampsia), y después de los 35 se considera situación de riesgo, donde además de los problemas citados es probable la presencia de malformaciones congénitas, sobre todo síndrome de Down (condición genética que se relaciona con retraso mental y que es ocasionada por trisomía del cromosoma 21)”.

De igual forma, antes de los 20 años la paciente tiene riesgo de complicaciones, mayor riesgo de aborto, parto prematuro, bebé de bajo peso o con restricción del crecimiento uterino, porque su organismo no ha alcanzado el desarrollo ideal.

En este sentido, el especialista comenta que sí es posible hablar de un momento ideal para que se dé el embarazo, y que deben reunirse varios aspectos para que ocurra, entre otros: “que se planee con anticipación, que la pareja se encuentre estable, con buen estado de salud y que deseé tener al bebé; que la edad de la madre sea de 20 y 29 años, y que las condiciones socioeconómicas sean adecuadas para atender la gestación. Así es más probable que el parto llegue a feliz término”.

Concluye el Dr. Puello: “Tampoco hay impedimento para ser padres cuando ambos integrantes de la pareja trabajan. La protección social con que cuenta la mujer es un derecho y en su momento se le deben otorgar una incapacidad prenatal y otra postnatal que le permitan convivir con su bebé y evitar los riesgos del embarazo, incluso en aquellos casos en que se presenten complicaciones”. 

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore