Tipos de abuso y violencia hacia las mujeres - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Vida sin violencia: sueño alcanzable

Lunes 16 de enero del 2017, 04:31 pm, última actualización.

Si eres víctima de la violencia en pareja, no estás sola. La invitación es franca y contundente: si tu pareja en una o varias ocasiones te ha golpeado, insultado o agredido con objetos, amenazado de muerte, te controla el dinero, amistades, trabajo, salidas o incluso, gustos, maltrata a tus hijos, te niega el gasto o pensión alimenticia y se enoja por cualquier motivo, es indispensable buscar ayuda.

Violencia
Vida sin violencia: sueño alcanzable

Para ello, cuentas con Vida sin Violencia, servicio telefónico gratuito (01-800-911- 2511) de orientación psicológica y legal para mujeres y sus hijos en esta situación, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), organismo público descentralizado creado el 8 de marzo de 2001, con sede en la Ciudad de México.

Cruzada nacional

Pese a ser problema mundial, en México es más que preocupante la situación de miles de mujeres agredidas, explica la directora del Inmujeres, Patricia Espinosa Torres: “La violencia que viven actualmente las mujeres al interior de sus hogares es la cuarta causa de muerte, sólo después de hipertensión, diabetes y cáncer, por lo que se deben aplicar con mayor determinación acciones entre gobierno y sociedad civil para erradicar estas prácticas que se han convertido en problema de salud pública y que, según estimaciones de la institución, afecta la vida de gran porcentaje de la población femenina (50%)”.

En 1999 se creó el Programa Nacional contra la Violencia (Pronavi), del que surgieron los Centros de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar (Cavi), de los cuales varios operan con éxito en todo el país. Sin embargo, para la funcionaria es necesario conocer las características del acto para prevenirlo o erradicarlo: “Es fenómeno expandido que no suele ser denunciado, aunque ha dejado de estar oculto; a su vez, los hechos violentos se practican en aquel espacio social donde, se supone, que las personas deberían encontrar protección –la familia–, por tanto, se trata de expresiones abusivas de poder constituidas de acciones y omisiones de carácter físico o psíquico, cuyas víctimas son los miembros más vulnerables del núcleo, siendo los principales agresores varones jefes de familia o hermanos que aprovechan esa condición.

“Nuestra responsabilidad emana de la Constitución, que en su artículo 4o. establece tres premisas: igualdad entre el varón y mujer, protección que la ley debe dar a la organización y desarrollo de la familia, y el derecho a la atención y cuidado de la salud. Por ende, la definición más fiel de violencia familiar se resume como el acto u omisión único o repetitivo cometido por cierto miembro de la familia, en relación de poder —en función a género, edad o condición física—,contra otro u otros integrantes de la misma, sin importar el espacio físico donde ocurra el maltrato psicológico, sexual o abandono.

Asimismo, es toda expresión intencional, recurrente o cíclica, dirigida a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente a cualquier miembro de la familia dentro o fuera de su domicilio, que tengan parentesco o lo hayan tenido por afinidad, civil, matrimonio, concubinato o mantengan relación de hecho, y que tiene por efecto causar daño”, concluye la directora del Inmujeres.

Injustificable mal

Por su parte, la investigadora del Inmujeres y Consejera en la Misión Permanente de México ante Organismos Internacionales con sede en Ginebra, Suiza, Alicia Elena Pérez Duarte y Noroña señala: “Los conflictos y desavenencias en el núcleo familiar son inevitables, forman parte de la vida cotidiana y no resultan negativos en sí mismos; el problema surge cuando las personas no pueden resolverlos en forma adecuada y son permanentes, derivando en agresión como la única manera para zanjar las diferencias”.

La experta agrega: “Los seres humanos somos complejos y contradictorios, características tan naturales como la diversidad y divergencia de formas de enfrentar la vida y sus retos; por ello surgen conflictos, pero éstos tienen cierta función estabilizadora: permitir la construcción de relaciones más justas y equitativas, al poner en evidencia desacuerdos que pueden –y deben– ser resueltos a través de comunicación, diálogo y reconocimiento de los derechos, creencias y necesidades que enfrenta a diario la pareja”.

Por último, la especialista afirma: “Lamentablemente, este tipo de violencia es parte habitual de la vida de millones de mujeres porque existen estructuras sociales que la facilitan y legitiman; está basada en el género, expresión abusiva de poder cuyo objetivo es mantener sometida a la víctima produciéndole baja autoestima hasta paralizarla en todos los ámbitos personales; es oculta y, al mismo tiempo, tolerada por la sociedad; tiene naturaleza polifacética, ya que es cíclica (se repite), recurrente y sistemática. Afecta de manera directa y dramática a todos los miembros de la familia –incluido el agresor–, pues aunque los hijos no reciban directamente golpes o maltrato, con sólo presenciar escenas violentas entres sus padres sufren de igual forma y el daño trasciende a su vida adulta al crecer en medio hostil, en el que la falta de respeto, agresiones físicas, sexuales y psicológicas, abandono y descuido son la constante que, probablemente repitan (por trauma) siendo jefes de familia”.

SyM - Amparo Valadez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore