Efecto antabus, ¡nunca mezcles medicinas y alcohol! - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Efecto antabus, ¡nunca mezcles medicinas y alcohol!

Viernes 16 de junio del 2017, 01:43 pm, última actualización

Beber alcohol mientras tomas medicamentos puede provocar el efecto antabus, condición que daña tu salud y podría frustrar tus fiestas. ¡Evítalo!

Alcohol y medicamentos, Efecto antabus daña la salud
Efecto antabus, ¡nunca mezcles medicinas y alcohol!

Interacciones peligrosas

En las celebraciones de cualquier tipo (por fin de año, Navidad, cumpleaños, aniversarios, entre otras) el alcohol es el invitado más frecuente y, aunque su consumo moderado puede ser inofensivo, en ocasiones es mejor evitarlo por completo, sobre todo si estás tomando fármacos, pues los riesgos de mezclar medicamentos con alcohol pueden acabar con la fiesta.

Por sí mismo, el consumo de alcohol genera numerosos problemas para el organismo, por ejemplo:

  • Disminuye la frecuencia respiratoria.
  • Reduce la frecuencia cardíaca.
  • Altera el buen funcionamiento del cerebro.
  • Si se ingiere en forma constante y desmedida, puede provocar lesiones gástricas y del hígado.

Ahora bien, cuando medicinas y alcohol se ingieren simultáneamente, el peligro se multiplica. Se sabe, por ejemplo, que al combinarse con analgésicos como ácido acetilsalicílico, el daño sobre el estómago es severo, mientras que junto con paracetamol, el hígado es el más afectado.

En general, los efectos de mezclar bebidas alcohólicas con medicinas se encuentran entre las interacciones peligrosas que los laboratorios farmacéuticos señalan en la etiqueta (marbete) de los fármacos, pues pueden presentarse náuseas, dolor de cabeza, sueño, mareos o vómito, hasta la posibilidad de experimentar dificultades para concentrarse o llevar a cabo actividades mecánicas, entre otros.

¿En qué consiste el efecto antabus?

Uno de los mayores peligros al combinar medicinas con alcohol se relaciona con los antibióticos (combaten infecciones causadas por bacterias) y es el llamado efecto antabus.

Para entenderlo es preciso señalar que cuando el etanol contenido en cualquier bebida alcohólica llega al hígado, este órgano lo convierte en sustancias más sencillas que el organismo puede eliminar fácilmente (mediante los riñones, en forma de orina, o por los pulmones en forma de dióxido de carbono).

La mayor parte del etanol absorbido (aproximadamente 90%) se transforma en otro compuesto conocido como acetaldehído por la acción de una enzima (alcohol deshidrogenasa); este producto, a su vez, debido a otra enzima (aldehído deshidrogenasa), es transformado en ácido acético para su fácil eliminación. La función de esta "llave" puede alterarse si se encuentra en el camino con las sustancias químicas que contienen ciertos antibióticos u otros fármacos.

Como consecuencia, aumenta la concentración de acetaldehído en el organismo, y esto desencadena los diversos síntomas de efecto antabus, que incluyen:

  • Malestar general.
  • Mareos y vértigos.
  • Rubor facial.
  • Ojos rojos.
  • Palpitaciones y ansiedad.
  • Baja presión.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración.
  • Visión borrosa.
  • Disminución del nivel de conciencia (somnolencia bastante profunda).
  • Problemas para respirar.
  • Encefalopatía hepática (cuando el hígado ya no es capaz de eliminar las toxinas de la sangre se produce pérdida de la función cerebral).

¿Cuáles medicamentos provocan efecto antabus?

Tratándose de un cuadro de signos tan desagradables, es importante señalar que las medicinas que lo causan son antibióticos como cefalosporinas y metronizadol, principalmente; pero también puede ser provocado por medicamentos como los antidiabéticos orales, el tinidazol, clorpropamida, ketoconazol e isoniazida.

Cabe aclarar que existe un medicamento denominado antabus (nombre comercial), cuyo principio activo es disulfiram (de ahí que esta condición también se conozca como efecto disulfiram), el cual se emplea como deshabituante del alcohol, de modo que el paciente que lo ingiere sufre todos los efectos anteriormente mencionados y decide abandonar la bebida.

Además de los síntomas señalados, la peligrosidad de la pareja medicinas y alcohol consiste en que se puede retrasar o acelerar la absorción y eliminación de los antibióticos de manera que si la persona bebe mucho, el medicamento funcionará más lentamente y, como consecuencia, recuperar su salud implicará un proceso mucho más largo de lo esperado.

Los efectos de mezclar bebidas alcohólicas con medicinas, sin duda, son negativos. Si estás tomando medicamentos, sigue al pie de la letra las indicaciones del médico, y si de celebrar se trata, recurre al baile, come deliciosos platillos y brinda, pero con cero alcohol.

SyM - Andrea de María

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore