Tipos y causas de verrugas y mezquinos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Verrugas

Miércoles 21 de junio del 2017, 04:52 pm, última actualización.

Se trata de pequeñas protuberancias cutáneas, duras, rugosas y ásperas al tacto, aunque también pueden ser oscuras, planas y suaves, características que dependerán del sitio en que se localicen; generalmente son del mismo color de la piel.

Mezquinos o verrugas comunes, Causas y tipos de verrugas
Verrugas

Salvo las verrugas genitales, las verrugas son muy frecuentes en la infancia y adolescencia, y generalmente se transmiten por contacto con alguien afectado por el virus que las produce. Una vez contagiada, puede desarrollarse desde unas semanas hasta varios meses después; es frecuente su desaparición en forma espontánea, aunque en ocasiones esta acción puede nunca llevarse a cabo, sobre todo en pacientes adultos, quienes tendrán que recurrir a métodos químicos o quirúrgicos para retirarlas.

Estas verrugas simples o vulgares no representan un problema médico, no son causa de enfermedad alguna, no pueden afectar a un órgano interno ni pueden generar cáncer de piel. Sin embargo, en ocasiones pueden ser dolorosas y adquirir un tamaño que las haga estéticamente incómodas. Existen los siguientes tipos de verrugas:

Mezquinos. Generalmente crecen en los dedos, alrededor de las uñas y en el dorso de la mano. Son más comunes donde la piel se ha lesionado, o bien, donde se muerden o arrancan las uñas encarnadas (padrastros); también suelen aparecer en rodillas y, en menor medida, en rostro y cuero cabelludo. Cuando se observan de cerca los vasos sanguíneos que contienen los mezquinos se aprecian puntitos negros, de ahí que se les llame tipo "semilla". Son conocidas también como verrugas comunes o vulgares.

Verrugas plantares. Su nombre proviene del sitio en el que se presentan: las plantas de los pies; popularmente se les identifica como "ojos de pescado". Generalmente no sobresalen de la superficie de la piel como lo hacen las verrugas comunes, ya que la presión al caminar las aplasta y empuja hacia dentro de la piel; cabe acotar que son notablemente dolorosas.

Verrugas planas. Son más pequeñas y suaves que otras verrugas y, por lo general, crecen en grupos de 20 o más en cualquier parte del cuerpo, pero en los niños son más comunes en el rostro. Este tipo de verruga le brota a los hombres adultos donde suele crece la barba, y a las mujeres en las piernas, en ambos casos por la irritación cutánea al afeitarse.

Verrugas genitales. Son llamadas también condilomas acuminados o planos, o verrugas venéreas. Generalmente tienen forma de coliflor, aunque algunas son pequeñas y planas y no se ven fácilmente. Son más contagiosas que otras y se transmiten por contacto sexual, dando muestras de su aparición de 1 a 6 meses después de que se han contraído, lapso durante el cual es posible estar infectado sin tener verrugas visibles. En las mujeres, las verrugas son secas e indoloras y crecen en vulva, interior de la vagina y cuello uterino, así como alrededor del ano, mientras que en los hombres crecen en punta o cuerpo del pene, algunas veces en el escroto (piel que cubre a los testículos), en la uretra (tubo que conduce a la orina fuera del cuerpo) o alrededor del ano.

Causas de verrugas

En todos los casos, las verrugas son causadas por el virus del papiloma humano (VPH o papilomavirus), del cual se conocen más de 60 variedades. La manera más común de transmitirse se presenta desde el nacimiento, es decir, la madre contagia al bebé cuando éste sale por el canal de parto; tal hecho puede ocurrir en ocasiones sin que la mujer se dé cuenta de que es portadora. Una vez dentro del organismo, el virus se aloja y se mantiene latente, en espera de condiciones favorables para su desarrollo, como cuando hay bajas en defensas o tejidos dañados.

Otro lugar para manifestarse es donde hay piel lastimada (generalmente por golpes o fricción), lo cual explica la alta incidencia de mezquinos en niños que se muerden las uñas o que se arrancan los padrastros. Asimismo, son más susceptibles a ser infectadas por virus las personas que tienen un sistema inmunológico débil (el que protege al organismo contra infecciones).

Cabe destacar que el papilomavirus causante de verrugas plantares generalmente invade a la piel a través de diminutas cortaduras o heridas. Lo anterior ocurre al caminar descalzo sobre superficies sucias o pisos ásperos (en donde abundan los virus) y al tener contacto directo con personas infectadas.

Como se mencionó con anterioridad, se conocen más de 60 tipos de papilomavirus, de los cuales ocho son causantes de verrugas genitales, siendo las clases 6 y 11 consideradas lesiones benignas o "bajo riesgo", en tanto las 16, 18, 31, 33, 35 y 51 son catalogadas de "alto riesgo", ya que se asocian a cáncer en el área anogenital.

Síntomas de mezquinos y verrugas

Las verrugas vulgares o mezquinos suelen no causar dolor u otras molestias, en tanto las plantares pueden ser dolorosas, sobre todo al caminar, ya que la persona infectada siente como si tuviera una piedra en el zapato; con el paso del tiempo es común el sangrado leve al interior de la lesión, característica que le da el aspecto de "ojo de pescado"; en ambos casos, al igual que en otro tipo de infecciones cutáneas, las verrugas suelen contagiarse a otras partes del cuerpo mediante el rascado.

A su vez, los condilomas acuminados pueden no tener síntomas o leve irritación ocasional, pero habrá veces en que manifiesten ardor, comezón, olor desagradable dolor durante el acto sexual, hipersensibilidad al contacto e incluso sangrado.

Diagnóstico de mezquinos

Las verrugas pueden apreciarse a simple vista, pero por el daño que pueden causar las genitales en la mujer, el ginecólogo (especialista en salud femenina) suele someter a la afectada a la prueba de laboratorio llamada papanicolaou, la cual toma muestras de tejido epitelial (mucosa que cubre a la vaginal) y del cuello del útero para reconocer la presencia de células cancerígenas.

Localizar a tiempo verrugas infectadas en la región genital pueden evitar cáncer cervicouterino, una de las principales causas de muerte en mujeres. El papanicolaou es recomendado en todas las mujeres mayores de 18 años, y en las que siendo menores a esta edad tienen vida sexual activa, así como en quienes se encuentran en la etapa del climaterio (periodo que inicia a partir de la última menstruación, aproximadamente entre los 45 y 50 años de edad, en el que la mujer experimenta una serie de cambios al interior de su organismo; dura en promedio 10 años) o ya la han superado.

Un examen más que confirmará el posible daño por cáncer es la colposcopía, sencillo procedimiento que permite explorar el aparato reproductor femenino empleando un espejo vaginal, el cual posibilita la visualización de tejidos del área por medio de un microscopio modificado llamado colposcopio.

Es común que el hombre no manifieste verrugas venéreas, pero será el portador del virus y contagiará a la mujer durante el encuentro sexual. No obstante, el frecuente contacto con genitales infectados puede provocar su manifestación, la cual se apreciará a simple vista si su localización es en la cabeza (glande) o tronco del pene. Si se sospecha de su existencia en vejiga y uretra, el urólogo indicará endoscopía para su confirmación; el examen consiste en la introducción de pequeñísima cámara de video, por la punta del órgano, hasta llegar al sitio a inspeccionar para ver su condición en un monitor. Cabe destacar que si alguno de los miembros de la pareja aprecia o sospecha de verrugas genitales, ambos deben acudir al médico a revisión.

Prevención de verrugas comunes

No existe una forma precisa que pueda prevenir las verrugas por las causas que se han mencionado; no obstante, llevar una alimentación balanceada puede ayudar a que el sistema inmune no se debilite, así como evitar el estrés y las bajas temperaturas.

Ahora bien, lo que si puede prevenirse es el contagio, es decir, evitar rascar o entrar en contacto con las ya existentes, pues de esa manera podemos llevar el virus a otra parte aun limpia.

Las verrugas genitales siempre serán motivo de consulta médica; sin embargo, es importante seguir las siguientes indicaciones:

  • Mantén el área genital limpia y seca.
  • No te rasques las verrugas.
  • Evita la actividad sexual hasta que las verrugas estén totalmente curadas.
  • Utiliza condón de látex durante el acto sexual, el cual protegerá del contacto con verrugas genitales, pero tenga en cuenta que las zonas no cubiertas por el preservativo son vulnerables de contagio, como el escroto.
  • Lávese bien las manos después de tocar una zona con verrugas.
  • Si tiene verrugas genitales y piensa embarazarse, primero deberán ser tratadas.

Tratamiento contra verrugas

Las verrugas en niños casi siempre desaparecen sin ningún tipo de tratamiento al cabo de unos meses o después de unos años. Sin embargo, las verrugas que causan molestias, duelen o se multiplican rápidamente, deben ser tratadas por un dermatólogo, quien cuenta con una variedad de recursos para ello:

Químicos. Las verrugas comunes que salen generalmente en las manos pueden ser tratadas a diario aplicando apósitos (gasas) de ácido salicílico (en forma de gel, yeso o solución) en la casa. La incomodidad es mínima pero para lograr buenos resultados es importante hacer el tratamiento durante 12 semanas, aproximadamente.

Igualmente pueden ser tratadas en el consultorio con cantaridina, sustancia que tras una semana de ser aplicada formará una ampolla debajo de la verruga, lo cual hará que el tejido que la conforma muera y se facilite su corte por parte del dermatólogo.

Cabe mencionar que los ojos de pesado son difíciles de tratar, ya que la mayor parte de la verruga se encuentra debajo de la superficie de la piel. Para este tipo se recomiendan los métodos de despellejamiento utilizando aplicaciones diarias de ácido salicílico, tretinoína, ácido glicólico u otras preparaciones exfoliativas (eliminan células muertas, escamas e impurezas que se depositan en la superficie de la epidermis).

Ninguno de los tratamientos con químicos se debe aplicar en una mujer embarazada o que crea que puede estarlo.

Crema. La sustancia activa de este medicamento es imiquimod, el cual se une a receptores de las células que forman parte del sistema inmunológico (aquel que nos defiende de infecciones) e induce la producción de interferón, sustancia que actúa directamente contra el virus del papiloma humano.

Cirugía. Es muy raro que se recomiende la extirpación quirúrgica de la verruga, sea cual sea el tamaño, ya que es frecuente que deje cicatriz permanente sin producir mejores resultados que las otras técnicas.

Crioterapia (congelamiento). Método que permite eliminar verrugas y evitar que se multipliquen, para lo cual primero deben limpiarse con solución especial las lesiones y piel que las rodea, luego, se humedece un pedazo de algodón con nitrógeno líquido y se aplica en los condilomas. Es posible experimentar leve ardor y que la zona se torne de color blanco, lo cual se debe a que las células se están muriendo; éste tejido se elimina en periodo de 2 a 4 semanas; este tratamiento no es muy doloroso y muy pocas veces deja cicatrices.

Electrocirugía. Destruye el tejido anormal a través de exposición intensa a una fuente de calor, para ello, el médico se apoya en un instrumento llamado electrobisturí o electrocauterio, el cual quema las lesiones; tiene la ventaja que pueden ser eliminadas en una sola sesión.

Láser. Bajo este método con estupendos resultados, la lesión se somete a sesiones de luz de alta intensidad (láser). Cabe destacar que durante el proceso el equipo médico debe usar mascarillas especiales, ya que cuando el láser vaporiza los condilomas produce especie de aerosol que contiene residuos infecciosos que se pueden aspirar y contaminar al organismo.

Ten en cuenta que sea cual fuere el tratamiento a elegir para erradicar las verrugas venéreas, es muy importante que ambos compañeros sexuales lo sigan, ya que tratar a sólo uno de los dos no es muy efectivo, porque el otro volverá a infectar al que recibió el tratamiento.

Finalmente, debe hacerse mención que la ciencia no ha detenido su marcha en la búsqueda de soluciones para erradicar por completo al papilomavirus. En la actualidad, existen en México dos vacunas contra el virus del papiloma humano: Cervarix (dirigida específicamente a tipos de VPH de alto riesgo cuyo esquema completo recomendado incluye tres dosis a los 0, 1 y 6 meses, por vía intramuscular) y Gardasil (vacuna tetravalente para los tipos de bajo riesgo 6 y 11 y de alto riesgo 16 y 18;  su esquema completo recomendado es la aplicación de tres dosis por vía intramuscular a los 0, 2 y 6 meses).

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Femenina

Perfil hormonal femenino infantil


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore