Radiografía de la mano o estudio de la edad ósea - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Radiografía de la mano

Jueves 06 de abril del 2017, 12:49 pm, última actualización

El también llamado estudio de la edad ósea permite evaluar la velocidad a la que está madurando el esqueleto de un niño, lo cual ayuda a los médicos a diagnosticar afecciones que retrasan o aceleran su crecimiento y desarrollo físico.

Radiografía de la mano, Edad ósea del niño

Así, se trata de radiografía de la muñeca y dedos de la mano izquierda que generalmente solicita un pediatra o endocrinólogo pediátrico.

Cartílagos de crecimiento, para determinar edad ósea de los niños

Los huesos de un niño, por ejemplo, los de los dedos de la mano y la muñeca, tienen "zonas de crecimiento" en ambos extremos denominadas, precisamente, cartílagos de crecimiento. 

Formados por células responsables del crecimiento de los huesos en longitud, estos cartílagos pueden diferenciarse en una radiografía porque son más blandos y contienen menos minerales, por ello se ven más oscuros que el resto del hueso en una imagen.

Es importante señalar que conforme los niños crecen, la apariencia de los cartílagos de crecimiento en una radiografía cambia, es decir, se perciben más delgados, y finalmente desaparecen (se habla entonces de "cartílagos de crecimiento cerrados").

Gracias a este fenómeno, un médico puede asignar una edad ósea en el paciente basándose en la apariencia de sus huesos y cartílagos de crecimiento.

Radiografía de la mano, estudio seguro que no causa dolor

Los adultos que acompañan a un niño que se someterá a este estudio no deben preocuparse, pues se trata de procedimiento seguro e indoloro que utiliza pequeña cantidad de radiación y no requiere preparación especial.

La radiografía será realizada por un técnico radiólogo del hospital, laboratorio o consultorio médico, quien pedirá al pequeño que se quite toda la ropa y objetos metálicos de la zona donde se realizará la radiografía (pueden interferir con la imagen). 

A continuación, el niño debe ingresar a una sala especial donde se encuentra la máquina de rayos X.

Cabe mencionar que en el caso de pacientes infantiles, generalmente son acompañados por sus padres para brindarles apoyo y seguridad, quienes deberán llevar puesto un delantal de plomo a fin de proteger ciertas partes del cuerpo de la radiación.

El técnico pedirá al paciente que se siente en un banco y coloque sobre la camilla la mano izquierda con los dedos estirados, la cual debe permanecer inmóvil algunos segundos mientras se esté tomando la radiografía.

¿Por qué solicita el médico una radiografía de la mano?

La causa más frecuente es para descartar daño óseo: fracturas, luxaciones, traumatismos.

La edad ósea obtenida a través de una radiografía de la mano permite predecir, por ejemplo, la altura definitiva del infante, o bien, cuándo ingresará a la pubertad. Igualmente, el estudio se utiliza para controlar la evolución y guiar el tratamiento de pequeños con padecimientos que afectan su crecimiento. 

Las afecciones por las cuales un médico generalmente solicita un seguimiento de la edad ósea de un niño incluyen las siguientes:

  • Enfermedades que afectan los niveles de hormonas involucradas en el crecimiento, por ejemplo, deficiencia de la hormona de crecimiento o hipotiroidismo.
  • Trastornos de crecimiento genéticos (síndrome de Turner).
  • Problemas ortopédicos o de ortodoncia en los cuales el momento y el tipo de tratamiento (cirugía, aparatos ortopédicos, etc.) se deben determinar según la predicción de crecimiento del niño.

Entendiendo los resultados

Las imágenes serán examinadas por un radiólogo (médico especialmente capacitado para leer e interpretar las radiografías), quien enviará un informe al médico responsable.

Los huesos captados en la radiografía serán comparados con imágenes similares de un atlas estándar del desarrollo óseo, el cual es un banco de datos de otros infantes de igual sexo y edad.

Si descubre una diferencia entre la edad ósea de un niño y su edad cronológica, el médico podría indicar un problema de crecimiento infantil; sin embargo, es preciso aclarar que esas variaciones no siempre revelan algún trastorno, ya que un pequeño perfectamente sano puede tener una edad ósea distinta a la de su edad cronológica.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Abuso sexual, también en la escuela


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore