Centro de Salud Infantil / Análisis y Estudios de Laboratorio

Pruebas de reacciones febriles

También llamadas antígenos febriles, estas pruebas permiten diagnosticar enfermedades que causan fiebre en niños y adultos, como brucelosis (fiebre ondulante, fiebre de Malta), fiebre tifoidea (Salmonella) y rickettsiosis (fiebre Q, fiebre manchada de las montañas rocallosas).

Cuando el cuerpo humano es invadido por agentes infecciosos, responde produciendo anticuerpos que pueden observarse en muestra de sangre del paciente y ser identificados de acuerdo a cantidad y tipo de infección.

¿En qué consisten?

Como cualquier análisis sanguíneo, se requiere muestra de sangre del paciente; una vez recolectada, se envía al laboratorio para detectar la presencia de anticuerpos o "células de memoria", las cuales indican que el cuerpo ha estado en contacto con bacterias o que ha padecido ciertas enfermedades.

El valor del anticuerpo depende del tipo y curso de la enfermedad. Para que los resultados tengan un valor diagnóstico, la cantidad de ellos debe aumentar, por tanto, se toman dos muestras separadas por un periodo de cuatro semanas para ser comparadas y el informe final toma en cuenta la dilución más alta observada en la reacción positiva.

¿Qué preparación se requiere para la prueba de antígenos febriles?

¿Existe algún riesgo?

No, solo los considerados por la extracción de sangre, pues algunas personas son más sensibles al dolor durante el pinchazo con la aguja en la vena o bien, pueden presentar complicaciones posteriores (como sangrado excesivo, desmayo o sensación de mareo). En el caso de niños, conviene tranquilizarlos explicándoles el procedimiento y acompañarlos en todo momento para darles seguridad.

¿Qué indican los resultados?

En la hoja de resultados pueden mostrarse los siguientes conceptos:

  1. Antígeno somático (O)
  2. Antígeno flagelar (H)

Sin embargo, en las reacciones febriles que detectan Proteus OX-19 en sí no interesa buscar infecciones por Proteus, sino por rickettsias, como tifus epidémico.

Estas pruebas son exclusivamente de escrutinio para enfermedades que causan fiebre, como salmonelosis, brucelosis y rickettsiosis.

Consulta a tu médico para la interpretación correcta de los resultados y la administración del tratamiento correspondiente en cada caso.



Artículos Relacionados

Aglutininas frías y calientes