Libros, los mejores amigos de los niños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Libros, los mejores amigos de los niños

Lunes 19 de junio del 2017, 09:45 am, última actualización

Mediante la lectura es posible desarrollar actitudes críticas y creativas, adquirir conocimientos y divertirse, razones por las que es fundamental introducir a los niños en el maravilloso mundo de los libros. Para lograr lo anterior, pueden ponerse en práctica infinidad de estrategias, sigue leyendo y conócelas.

Niños, Lectura, Libros

Nunca es demasiado temprano para "sembrar" el hábito de la lectura en los niños, pues desde los primeros meses de vida es posible interesarlos, ¿cómo?, leyéndoles en voz alta y mostrándoles dibujos de colores llamativos. Asimismo, es necesario predicar con el ejemplo, pues está demostrado que las familias que tienen buenos hábitos al respecto los transmiten a sus hijos, quienes llegan a sentir gran amor hacia los libros. Dale importancia especial al tiempo que dedicas para tomar a tus hijos en brazos y compartir con ellos el placer de leer un cuento, lejos de las distracciones de la televisión y teléfono.

Claves

Debido a que los niños aprenden a leer en la escuela es frecuente que asocien la lectura con el trabajo más que con el placer, en consecuencia, suelen perder la curiosidad y encanto hacia esta actividad; por ello, es fundamental que los padres enseñen a sus hijos que los libros forman parte de la vida. Esto último puede lograrse al poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Estimular a los chicos desde que son bebés mediante la narración de historias, mostrarle libros con figuras y jugar con ellos a que simulen leer.
  • Practicar la lectura en espacios tranquilos, iluminados y agradables.
  • Deslizar el dedo índice por donde transcurre la lectura ayuda a los infantes a familiarizarse con varios conceptos básicos, como existencia de letras y palabras, y que se lee de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.
  • Estimular la identificación de las letras, por ejemplo, pueden colgarse carteles con los nombres de los miembros de la familia, buscar videos que incluyan actividades para aprenderlas y escribir cada una de ellas en cartulinas (de preferencia acompañadas de objetos cuyo nombre inicie con las diferentes grafías).
  • Entre los 3 y 4 años, incitar a los chicos a escribir su nombre.
  • Usar libros sin texto para que traten de elaborar historias a partir de las imágenes.
  • Buscar oportunidades para que los menores lean historias breves, sobre todo cuando rebasen los 6 años.
  • Hacer más intervenciones de felicitación que de corrección de errores.
  • Acostumbrarlos a leer por placer y curiosidad aprovechando el interés natural que sienten los niños por el mundo que los rodea.

Sin aburrirlos

Es sabido que la lectura en el hogar tiene fuertes competidores, por ejemplo, televisión, videojuegos y computadora, los cuales pueden acaparar fácilmente la atención del pequeño. ¿Qué se puede hacer para que la actividad en cuestión adquiera un lugar de mayor importancia? En primer lugar, no hay que presionar al niño, porque de lo contrario es muy probable que se extinga su interés por leer; tampoco es conveniente ser exigente con el material de lectura, pues el chico necesita práctica para adquirir soltura.

Es necesario que los padres sean modelos a seguir en cuanto a la lectura transmitiendo la idea que ésta no sólo es necesaria, sino también placentera; es recomendable acudir regularmente a la biblioteca, hacer comentarios sobre lo leído y recurrir a libros y enciclopedias para resolver interrogantes.

Ahora bien, debido a que leer y escribir normalmente se relacionan con la escuela una buena opción para seguir interesando al pequeño son los libros de cuentos, los cuales deben ser narrados en forma expresiva, por ejemplo, cambiar la voz (profunda, baja, calmada o suave) para interpretar diferentes personajes y hacer ruidos, como el gruñido de algún animal o el sonido del viento. Por otra parte, detener la lectura en las partes interesantes de la historia y preguntarle "¿qué crees que va a suceder ahora?" o "¿qué harías si estuvieras ahí?" es un recurso que suele despertar su curiosidad y, por ende, su imaginación y deseo de leer.

Por último, considera que cuando el hábito de leer se fomenta desde la infancia prevalece durante toda la vida, por ello, los libros siempre serán los mejores amigos de chicos y grandes.

SyM - Gonzalo De Garay

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Abuso sexual, también en la escuela


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore