Mucoceles: lesiones frecuentes en la boca - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Mucoceles: lesiones frecuentes en la boca

Lunes 19 de junio del 2017, 03:08 pm, última actualización

Cuando aparecen los mucoceles es natural preocuparse, puesto que su apariencia es incómoda y causan disgustos al comer o hablar. Estas vesículas en los labios, aunque inofensivas, son molestas y hacen que te preguntes ¿por qué aparecen?, ¿cómo se quitan? Aquí contestamos tus dudas.

Mucoceles, Quistes mucosos, Vesículas en los labios
Mucoceles: lesiones frecuentes en la boca

Mucoceles en el labio

Estas vesículas son quistes mucosos inofensivos que se forman en las glándulas salivales menores cuando se rompen o bloquean los diminutos conductos por los que se mueve la saliva. Los más comunes son los mucoceles en el labio inferior, pues se manifiestan en 90% de los casos, aunque también pueden aparecer en labio superior, lengua, así como paladar.

Alcanzan hasta 1 cm o más de diámetro y pueden hallarse de forma superficial en los tejidos como una vesícula redondeada, trasparente, de coloración azulada y con líquido, o profunda, con un grosor mayor del tejido que los cubre y coloración rosa pálido. Se clasifican en dos tipos de acuerdo a su origen:

  • Mucoceles por extravasación: son la forma más frecuente, aparecen en personas entre 10 y 30 años. Surgen por lesiones, como el hábito de morderse el labio o recibir un golpe, que provocan la ruptura de un conducto de la glándula salival, con lo que el contenido mucoso sale a los tejidos cercanos y forma el quiste.
  • Mucoceles por retención: son menos frecuentes y suelen afectar a personas mayores de 40 años. Aparecen en diferentes zonas, incluyendo las glándulas salivales mayores. Se produce por obstrucción de un conducto salival, por lo que éste se dilata dando lugar a quistes en la boca.

Cuando se presentan en el paladar o en la parte posterior de la lengua se conocen como mucoceles superficiales, en ese caso la vesícula se revienta para convertirse en úlcera. También se presentan como ránulas, un quiste poco frecuente y de tamaño mayor que aparece en el suelo de la boca o bajo la lengua debido a obstrucción de un ducto.

¿Por qué aparecen los mucoceles?

Una ruptura o bloqueo de un conducto salival puede tener numerosas causas, ya que pueden deberse a lesiones, como mordeduras o succiones. Por ello, los mucoceles pueden presentarse de diversas formas y en distintos sitios, reventar cuando son superficiales o permanecer por largo tiempo cuando son profundos. Algunos de los factores más usuales que contribuyen a su aparición son:

  • El hábito de morderse el labio inferior.
  • Perforaciones en la lengua o el labio inferior.
  • Pequeñas heridas por aparatos de ortodoncia.
  • Dentadura postiza, en este caso se forman sobre la encía.
  • Empuje lingual, trastorno infantil en que la lengua se presiona contra los dientes mientras el niño descansa.
  • Mordedura de mejillas.
  • Medicamentos que causan que la saliva se vuelva espesa y obstruya los ductos salivales.
  • Liquen plano, enfermedad inflamatoria que afecta la boca con salpullido.
  • Quemaduras o infecciones en la boca.

Aunque evadir traumatismos puede ayudar en la prevención de mucoceles, no asegura del todo la ausencia de estas vesículas. En especial en niños y jóvenes, quienes son los más propensos a padecerlos. Cabe destacar que la mayoría de estos quistes son indoloros.

Tengo un mucocele, ¿cómo me deshago de él?

Algunos casos se resuelven por sí solos en un lapso de 3 a 6 semanas, como sucede con cerca de la mitad de los mucoceles en niños. Otros tienden a crecer, permanecer por meses o volverse recurrentes, entonces son necesarias la revisión y diagnóstico de un dentista.

Usualmente, en este grado el tratamiento contra mucoceles con más efectividad es la extirpación quirúrgica menor, en la que se utiliza anestesia local para efectuar una pequeña incisión y que tiene una recuperación rápida, sin necesidad de ingresar al paciente. Otros tipos de estos quistes requieren tratamiento específico:

  • Drenaje: no se recomienda, puesto que la incisión se cierra rápidamente y la ránula puede volver a formarse.
  • Marsupialización: es una sencilla intervención en que se extirpa la parte superior de una ránula y se suturan los bordes. No obstante, hay alta probabilidad de que el mucocele regrese.
  • Extirpación de ránula y glándula sublingual (ubicada en la base de la boca): es efectuada por un dentista con experiencia, puesto que la glándula se encuentra cerca el nervio lingual, relacionado con las sensaciones en la lengua. En este caso puede que se requiera anestesia general y mayores cuidados.

Si el mucocele se remueve quirúrgicamente, el paciente necesitará descanso por un día y deberá comer alimentos suaves de 3 a 5 días. Además sentirá ligero dolor, por lo que el dentista podría recetar medicamentos antiinflamatorios. No obstante, a pesar de efectuarse una extirpación de mucoceles, existe una posibilidad de que el quiste vuelva a aparecer.

SyM - Eduardo Cerqueda

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Peligros de la automedicación en niños


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore