Vacaciones en casa de los abuelos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Vacaciones en casa de los abuelos

Martes 04 de julio del 2017, 01:01 pm, última actualización

Pasar las vacaciones en casa no tiene por qué ser actividad aburrida o monótona cuando se tiene ingenio y destreza para alternar las actividades del hogar con travesías a lo largo de la fantasía, el juego, el cine o la creatividad en compañía de los abuelos.

Vacaciones en casa de los abuelos, Beneficios de la convivencia entre abuelos y nietos

¡Llegaron las vacaciones!

Los tiempos de descanso permiten romper la rutina y mucha gente piensa en salir rumbo a lugares con clima y costumbres distintos a aquellos en que cohabita normalmente. Sin embargo, gran cantidad de personas también decide permanecer en su casa para aprovechar las vacaciones escolares o laborales y disfrutar así de la compañía de la familia y realizar actividades en grupo que comúnmente no se efectúan.

En estos casos, visitar a los abuelos se convierte en actividad recurrente porque se tiene la oportunidad de convivir de un modo distinto a cuando reinan las prisas que generan trabajo o escuela.

Tips para la convivencia entre abuelos y nietos

Es común que las vacaciones escolares duren un poco más que las que reciben padres o madres en sus trabajos, por lo que los chicos están libres algunos días y suelen visitar a los abuelos, permitiendo que ambos amplíen sus lazos afectivos. Para deducir qué tan prometedor será el encuentro, sólo hay que observar si abuelos y nietos suelen divertirse juntos durante reuniones familiares o convivencias anteriores.

En caso de que se decida pasar las vacaciones en casa de los abuelos, deben considerarse dos aspectos básicos: que los niños requieren cierta madurez y autoconfianza para pasar mucho tiempo en un hogar al que no están habituados, y que los anfitriones cuenten con disposición de tiempo y espacio para recibir a los pequeños. 

Aunque es común que los niños se inquieten por estar lejos de casa y extrañen a sus padres, tienen que saber que pueden hablarles por teléfono, escribirles o mandarles un correo electrónico, y podrán participar en el proceso de organización y manifestar los posibles temores o ansiedades que genere el encuentro.

Si los pequeños se sienten nerviosos al principio, el panorama suele cambiar cuando descubren los beneficios de la convivencia entre abuelos y nietos, ya que suelen recibir mimos y son complacidos ampliamente, pues los adultos mayores cuentan con tiempo y obligaciones distintas que los padres. Además de atesorar la historia familiar y conocer cantidad innumerable de anécdotas divertidas sobre cómo eran papá o mamá, los ancianos disponen de un arsenal de actividades amenas e ingenio que están dispuestos a compartir.

Por ejemplo, pueden tomar papeles, colores, tijeras, botones y algunos pedazos de tela para crear un fantástico teatro guiñol, o elaborar engrudo y recortar pedazos de periódico para dar forma a miles de figuras o personajes y enseñar la técnica pacientemente. No falta el abuelo que conozca un poco de música y hasta toque algún instrumento, o que sepa de un lugar interesante por donde caminar y el lugar exacto en que se disfrute de comida deliciosa y un chocolate espeso y espumoso.

Estar lejos de casa momentáneamente será una aventura para los chicos, una experiencia de crecimiento que les da la oportunidad de aprender a adaptarse a nuevos ambientes y formas de vida, ganar confianza en sí mismos y adquirir cierta independencia y autonomía para tomar decisiones, pero también permite a los abuelos convivir, mejorar su memoria y elevar su autoestima.

Cómo aprovechar la relación entre abuelos y padres

Otra práctica común consiste en que toda la familia pase unos días en casa del abuelo, el mismo lugar que fue el hogar de la madre o el padre hace ya varios años. Esta oportunidad permite incrementar la unidad y convivencia de las distintas generaciones que se encuentran enlazadas por más que un parentesco. 

A muchos agradan las pláticas colectivas en las que abuelos y padres rememoran momentos importantes en su vida y así adentran a los más pequeños en historias que pueden servir de enseñanza sobre cómo convivir, enfrentar problemas, miedos u otras situaciones. Ante todo, la experiencia de los adultos mayores sirve para moderar y mediar entre sus hijos y nietos, conciliando puntos de vista o explicando con sencillez que a pesar del paso del tiempo y las modas, los valores humanos, el amor, amistad y solidaridad se mantienen inalterables. 

Hay dos actividades que pueden ser muy gratificantes si se participa de manera colectiva: cocinar y preparar los alimentos, de modo que no sólo se compartan conocimientos, sino que se lleve a la práctica la idea de cooperación y ayuda mutua; otra más, igualmente divertida, es jugar lotería, turista o inventar historias con velas y sombras, destacando la importancia de planificar u ordenar un argumento para contar con una estrategia con la cual enfrentar los hechos cotidianos. 

Los niños suelen irse a dormir antes que los adultos, por lo que abuelos y padres cuentan con la oportunidad de conversar al lado del álbum fotográfico, saborear juntos una taza de café o buscar la revancha del último y más disputado juego de dominó, baraja o ajedrez. Como puede apreciarse, no es esencial mantener la televisión encendida para entretenerse. 

Vacaciones en casa… ¿a solas?

Hay que destacar que muchos adultos mayores prefieren pasar sus vacaciones en casa a solas, en lugar de salir con su familia. Esto que parece un suplicio ante los ojos de terceros, puede ser en realidad un periodo que se valora enormemente para reflexionar sobre el tiempo que se ha vivido y organizar las actividades que se desean realizar en un futuro próximo, como visitar al médico para una revisión general, dedicarse a una disciplina deportiva o decidir en qué se invertirá el dinero ahorrado. 

Es, también, buena oportunidad para que los abuelos visiten o inviten a sus amigos a pasar una tarde conversando y disfrutando de alguna receta preparada para la ocasión; asimismo, es posible dar caminatas tranquilas en calles con menos tránsito que en otras épocas del año. 

Otro buen recurso para pasarla bien es visitar los centros de actividad social, recreativa o cultural que mantienen funciones de cine, música o teatro, exposiciones de pintura o escultura, visitas guiadas, talleres que permiten aprender artes, manualidades y adentrarse en temas históricos, deportivos, religiosos, entre otros.

Es decisión de cada adulto mayor elegir cómo disfrutar su tiempo de descanso; sólo hace falta detenerse a reflexionar, imaginar y soñar, para luego pasar a la obra y dedicarse tiempo a sí mismo.

SyM - Mario Rivas

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Peligros de la automedicación en niños


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore