Malformación de Arnold Chiari: niños que se caen con frecuencia - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Tu hij@ se cae frecuentemente?, ¡puede ser por malformación de Chiari!

Martes 20 de junio del 2017, 10:30 am, última actualización

Si tu hijo se cae frecuentemente, tiene problemas para alcanzar objetos y posee escasa coordinación mano-ojo, podría tener malformación de Chiari. ¡Infórmate!

Niños que se caen con frecuencia,  Malformación de Arnold Chiari

Anomalía cerebral en niños

Considerada condición poco frecuente (en promedio, se registra en 1 por cada 1,000 nacidos vivos), la malformación de Chiari es anomalía cerebral congénita, esto significa que se desarrolla desde el vientre materno y el bebé la presenta al nacer. Asimismo, puede alterar en distintos grados la vida del paciente, dependiendo de las partes del cerebro afectadas y la gravedad o tipo del trastorno (se han clasificado cuatro tipos).

Según los médicos, se desconoce el origen exacto de esta afección también llamada hernia tonsilar o ectopia tonsilar; no obstante, se sabe que constituye defecto en la estructura del cerebelo (parte que controla el equilibrio), por el que éste se sitúa debajo de su ubicación normal (en la parte inferior trasera del cráneo, por encima del foramen magno).

Inicialmente fue descrita por el neurólogo austríaco Hans Chiari, y más tarde la definición fue complementada por el doctor Julius Arnold; por lo general, se usa el nombre “malformación de Chiari” para referirse al tipo 1, es decir, su forma más leve y frecuente en la población infantil, mientras que se reserva la denominación con los dos apellidos (Arnold-Chiari) a la de tipo 2.

Cabe aclarar que cuando se habla de malformación de Arnold-Chiari adquirida, significa que se desarrolla con posterioridad en la vida de la persona, por ejemplo, como efecto secundario de alguna intervención quirúrgica cerebral o medular.

Causas y síntomas de malformación de Arnold-Chiari

A menudo la malformación de Chiari pasa desapercibida porque el pequeño jamás llega a presentar síntomas y, por tanto, esta afección no provoca molestia alguna.

Sin embargo, también es posible que las frecuentes caídas de niños sean señal de que los signos han comenzado a manifestarse, lo cual suele suceder a medida que el paciente crece y experimenta alteraciones en su sistema nervioso.

Cuando esta anomalía cerebral en niños obstruye la circulación normal del líquido cefalorraquídeo (rodea y protege tanto al cerebro como la médula espinal de posibles lesiones), puede acumularse y alterar la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo, provocando signos como:

  • Problemas de coordinación: esto se traduce en tropiezos constantes.
  • Niños con problemas de equilibrio: el pequeño camina en forma extraña, tiene dificultades para alcanzar objetos y posee escasa coordinación mano-ojo.
  • Dolor de cuello y/o pecho.
  • Dificultades para tragar.
  • Dolores de cabeza desencadenados por toser, estornudar o reír.
  • Problemas para hablar.
  • Movimientos oculares rápidos o problemas de vista: sensibilidad a la luz o visión borrosa.
  • Problemas auditivos.
  • Debilidad, adormecimiento, pérdida de sensibilidad.
  • Insomnio.
  • Depresión y/o problemas de conducta.

Tratamiento para malformación de Arnold-Chiari

Un niño con alguno de los síntomas descritos requiere atención médica (por lo general, de neuropediatra o neurocirujano pediátrico). Tomando en cuenta que los síntomas de la malformación de Arnold-Chiari varían de manera considerable y muchos pueden parecerse a los de otras afecciones neurológicas o estar asociados a ellas (espina bífida e hidrocefalia, por ejemplo), es importante recibir un diagnóstico acertado.

Si bien se trata de condición incurable, la mayoría de niños que carecen de síntomas no requieren tratamiento (lo más probable es que se hayan enterado de su condición luego de haberse sometido a pruebas para evaluar otros problemas).

Por el contrario, si el paciente muestra signos, el tratamiento para malformación de Arnold-Chiari generalmente busca aliviarlos y frenar lesiones adicionales en el cerebro y la médula espinal. Si la condición se agrava al grado que las caídas en niños son cada vez más frecuentes, es posible que la cirugía sea la mejor alternativa para corregir las perturbaciones funcionales o detener la evolución del daño en el sistema nervioso.

No obstante, es importante señalar que la mayoría de pacientes con malformación de Arnold-Chiari que se somete a cirugía, experimenta reducción en sus síntomas y/o periodos prolongados de estabilidad relativa, aunque debe reconocerse que en ocasiones son necesarias varias operaciones para tratar la afección.

Finalmente, nunca está de más sugerir que ante cualquier signo que haga sospechar algo anormal en la salud infantil, por ejemplo, que los niños se caen con frecuencia o experimentan problemas de equilibrio más allá de lo habitual a su edad, lo mejor es acudir al médico.

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Abuso sexual, también en la escuela


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore