Diabetes Mellitus Tipo II - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Diabetes Mellitus Tipo II

Jueves 20 de abril del 2017, 11:33 am, última actualización.

¿Qué es?

  • Es el aumento en el nivel de glucosa en la sangre debido a la incapacidad del organismo para aprovecharla, ya sea porque no produce o no utiliza eficazmente la insulina, es decir, la hormona que regula la concentración de azúcar en el torrente sanguíneo.
Diabetes mellitus tipo II, Glucosa en sangre, Insulina
Diabetes Mellitus Tipo II
  • Si bien es cierto que se relaciona con factores genéticos, su desarrollo también depende de malos hábitos alimenticios y sedentarismo (escasa actividad física), por lo que se puede prevenir o retrasar su aparición.
  • Cabe recordar que después de consumir alimentos, el sistema digestivo los fragmenta y transforma en glucosa y otros nutrientes que son absorbidos por el flujo sanguíneo.
  • El nivel de azúcar en sangre se eleva después de comer, provocando que el páncreas produzca la hormona insulina, la cual permite que las células asimilen la glucosa (de donde los tejidos obtienen energía).
  • La inactividad física y el exceso de alimentos ricos en grasas, azúcar y harinas refinadas incrementan el nivel de glucosa considerablemente, obligando a mayor producción de insulina. No obstante, la reacción de músculos, hígado y tejido graso es dejar de responder al estímulo de la hormona.
  • Cuando esto sucede se presenta condición de prediabetes conocida como resistencia a la insulina o síndrome metabólico, en la que el organismo debe generar gran cantidad de insulina para tratar de controlar la concentración de azúcar en sangre.
  • De no cambiar la situación, el páncreas se agota y no puede producir suficiente hormona para satisfacer las necesidades del cuerpo. Como resultado, la cantidad de glucosa en la sangre aumenta y se genera propiamente la diabetes.
  • Con el paso de los años, esta concentración daña los nervios y vasos sanguíneos, provocando complicaciones como enfermedades del corazón y riñones, apoplejías (derrame cerebral), ceguera, problemas de los nervios (neuropatía), infección en encías y amputaciones.
  • Los principales factores de riesgo para padecer diabetes mellitus tipo II son: antecedentes familiares de la enfermedad, ser mayor de 45 años, obesidad abdominal, nivel elevado de colesterol y otras grasas en la sangre (dislipidemia), sedentarismo y, en mujeres, haber tenido hijos que pesaron más de 4 kilogramos al nacer y síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), que se manifiesta con menstruación irregular y/o exceso de vello (hirsutismo).

¿Cómo se diagnostica?

Anteriormente, esta enfermedad se diagnosticaba mayoritariamente cuando se presentaban los síntomas de diabetes en etapas avanzadas, como:

  • Fatiga.
  • Aumento anormal de sed.
  • Pérdida de peso por causa desconocida.
  • Visión borrosa.
  • Micciones frecuentes.
  • Mayor apetito.
  • Heridas que no sanan.

No obstante, en la actualidad es ideal que la detección se establezca tempranamente:

  • Si el paciente o su médico familiar sospechan que tiene diabetes, se realiza valoración clínica orientada a conocer los antecedentes familiares, personales y, en el caso de las mujeres, ginecobstétricos.
  • Posteriormente, se procede a medir peso, talla, circunferencia de la cintura, presión arterial y agudeza visual. También se hace exploración cardiovascular, neurológica y de los pies.
  • Generalmente se solicita como método diagnóstico la medición de glucosa en sangre en ayunas.
  • También se puede recurrir a prueba de glucemia posprandial, que calcula el nivel de glucosa en sangre después de 1 a 2 horas de haber consumido alimento, así como a exámenes de orina, colesterol y triglicéridos para evaluar el estado físico del paciente.

¿Cómo se trata?

  • Es importante brindar orientación al enfermo para que aprenda qué es la diabetes, su tratamiento y cuáles son las consecuencias que debe evitar si no se trata.
  • El médico general o endocrinólogo indicará nuevo programa alimenticio, a veces con ayuda del nutriólogo, que permita al paciente controlar su peso, reducir la concentración de azúcar en sangre (glucemia) y la presión arterial (generalmente elevada).
  • Asimismo, se debe iniciar rutina de ejercicio regular, a fin de mejorar la sensibilidad de los tejidos a la insulina y lograr el control glucémico y de los factores de riesgo cardiovascular.
  • Dependiendo del grado de avance de la enfermedad, es probable que se aconseje al paciente el uso de medicamentos para controlar los niveles de glucosa (metformina, sulfonilureas y secretagogos) e incluso insulina inyectable.
  • También es común que se solicite el seguimiento del trastorno con un medidor personal, así como con la prueba de hemoglobina glucosilada, que indica el promedio de azúcar registrado en los 2 ó 3 meses previos.
  • Debido a la dificultad que representa cambiar de hábitos, se puede recurrir a terapia psicológica de apoyo o a la ayuda que brindan escuelas y educadores para pacientes con diabetes.

¿Cómo se previene?

  • Practicando ejercicio 30 a 40 minutos, 3 a 4 veces por semana.
  • Manteniendo peso corporal adecuado.
  • Llevando régimen alimenticio rico en frutas, verduras, cereales integrales, pescado y carnes magras, así como reduciendo el consumo de harinas refinadas, azúcar y grasas.
  • Evitar la ingesta de alimentos “chatarra” (refrescos, frituras y golosinas) y comidas rápidas.
  • También se debe controlar el nivel de glucosa y tomar los medicamentos recomendados.
  • Finalmente, es importante medir la circunferencia de la cintura, a la altura del ombligo, sin presionar, y después de respirar hondo y exhalar. Cifras mayores a 80 cm en la mujer y 94 cm en el hombre significan que hay riesgo elevado de padecer diabetes, de modo que se debe acudir al médico a evaluación.

Fuentes:

  • Organización Mundial de la Salud. Diabetes. OMS / Centro de prensa [en línea]. 10 de enero de 2011. [fecha de acceso: 27 de enero de 2010]. URL disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/es/index.html
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos / Institutos Nacionales de Salud (NIH). Diabetes tipo 2. MedlinePlus [en línea]. 5 de octubre de 2010 [fecha de acceso: 6 de enero de 2010]. URL disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000313.htm
  • Ochoa C. Diabetes mellitus tipo 2, obesidad y enfermedad cardiovascular. Importancia del riesgo cardiometabólico, oportunidad de diagnóstico temprano y prevención del mismo. Primera parte. Diabet Hoy Med Sal 2008; 9(1): 1958-1964.
  • Ochoa C. Diabetes mellitus tipo 2, obesidad y enfermedad cardiovascular. Importancia del riesgo cardiometabólico, oportunidad de diagnóstico temprano y prevención del mismo. Segunda parte. Diabet Hoy Med Sal 2008; 9(2): 1989-1996.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Abuso sexual, también en la escuela


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore