Centro de Salud Infantil / Prevención

Señales de abuso sexual en niñ@s

Quizá ellos temen delatarlo o ni siquiera saben que lo están padeciendo o cómo describirlo, por tanto, si los adultos sabemos identificar la conducta y señales físicas que presentan niños víctimas de abuso sexual, podemos ayudarlos de inmediato. Si en casa tu hij@ está presentando estas señales, ¡enciende los focos rojos!

Abuso sexual infantil

El abuso sexual en niños es una de las formas más graves de violencia contra la infancia; sorprende el creciente número de casos denunciados en México y todo el mundo, pero duele más saber que la cifra de los que no se reportan es aún mayor, pues los pequeños temen confesarle a alguien lo que les pasó.

Según datos a nivel internacional (de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE), hay aproximadamente 4.5 millones de víctimas de abuso sexual a menores en México, y apenas 2% de los casos se conocen al momento en que ocurre el abuso.

El abuso sexual en niños es cualquier interacción entre un menor de edad y un adulto en el que el pequeño es usado para estimulación sexual/gratificación de parte del abusador u observador.

También definida como estupro, la agresión puede presentarse en variadas formas, es decir, existen distintos tipos de abusos sexuales a niños que comprenden:

Reconocimiento del abuso sexual en niños

Una de estas pesadillas se registró hace poco al interior de un jardín de niños en la Ciudad de México, donde varios pequeños sufrieron abuso sexual infantil, por lo que sus padres levantaron la denuncia correspondiente.

El hecho de que los niños se negaran a ir a la escuela o presentaran irritación en la zona anogenital encendió las alarmas; sin embargo, es probable que éstos no hayan sido los únicos signos de abuso sexual infantil.

Lamentablemente, los indicios físicos de una agresión de este tipo son numerosos, es decir, las señales de abuso sexual en la infancia también pueden incluir:

Violencia sexual contra niños afecta su comportamiento

El abuso sexual en niños puede ocurrir en la familia, a manos de un padre/madre, padrastro, hermano u otro pariente, o fuera de casa, por ejemplo, a través de un vecino, amigo, maestro (o personal escolar) o cualquier desconocido que esté cerca del pequeño.

Después de la agresión, el pequeño suele perder su autoestima, tener la sensación de que no vale nada y/o adquirir una perspectiva anormal de la sexualidad, rasgos que algunos adultos detectan y motivan la consulta con médicos, psicólogos o especialistas en el tema.

En ocasiones, el daño no es evidente pero algo en la conducta del pequeño parece inusual, por lo que muchos padres se preguntan ¿cómo saber si mi hijo ha sido abusado sexualmente?

Para ayudarlos, expertos sugieren tomar en cuenta los principales rasgos de comportamiento en niños que sufren abuso sexual:

Signos de abuso sexual infantil

Expertos en el tema recomiendan que si un niño o niña dice que ha sido molestado sexualmente, los padres deben tratar de mantenerse calmados y hacerle sentir que lo sucedido no fue culpa suya, además de llevar al infante para que sea sometido a examen médico y a una consulta psiquiátrica.

Igualmente, es recomendable hablar con él al respecto, aunque lo mejor es consultar antes recursos que ayuden a aprender más sobre el abuso sexual infantil o pedir asesoría a especialistas en el tema (el pediatra o algún profesional de salud mental).

Conductas de un niño sexualmente agredido

Hay muchas razones por las cuales los niños no le cuentan a nadie que son (o han sido) abusados. Comúnmente, el abusador es alguien que el niñ@ o la familia conocen y confían, por lo que la víctima no quiere causarle problema a esa persona.

Una de las consecuencias del abuso sexual en niños es el hecho de que los pequeños suponen que nadie creerá lo que les sucedió. Por ello, es importante tener en cuenta que los abusadores frecuentemente emplean tácticas persuasivas y manipulativas para mantener a un niñ@ envuelt@. Los padres, ante todo, deben creerle a sus hijos.

Qué hacer cuando un niño ha sido abusado sexualmente

La reacción de los padres ante lo que le revele su hijo tiene gran impacto en cómo el pequeño enfrentará el trauma del abuso sexual. Los niños cuyos padres/cuidadores los apoyan tienden a recuperarse más rápido de la agresión.

Para que puedan ser fuente de apoyo, es importante que los papás:

Cómo prevenir el abuso sexual infantil

Uno de los principales consejos para evitar que el abuso sexual en niños es conocer a todos los adultos que establecen contacto con ellos (en casa, escuela o club deportivo al que acuden por las tardes, por ejemplo), pues la tercera parte de las víctimas son abusados por miembros de su familia, es decir, el mayor riesgo proviene de personas cercanas.

También es importante mantenerse en alerta, lo que significa valorar con detenimiento las señales físicas del niño que hemos descrito (por ejemplo, una repentina irritación en la piel, inflamación o sarpullido en los genitales), así como atender las posibles causas de algún comportamiento inusual o un rechazo a volver a la escuela.

Si denunciamos al agresor, protegemos la salud y la vida de nuestro hijo y de muchos pequeños más, ayudando también a que recuperen su autoestima, aprendan a sobrellevar sus sentimientos de culpabilidad e inicien el proceso de superación del trauma. Todas estas medidas pueden reducir el riesgo de que la víctima enfrente serios problemas físicos y psicológicos en su edad adulta.

Es importante realizar la denuncia frente a las autoridades o Ministerio Público (MP) más cercano al lugar de residencia de la víctima, o el más próximo al lugar donde ocurrió el delito sexual.

Conviene actuar tan pronto aparezcan sospechas, pues aunque duela aceptar que posiblemente algo está lastimando al pequeño, reaccionar en el instante puede ser la única oportunidad de salvarlo a él o a varios chicos más, pues los abusadores suelen tener otras víctimas al mismo tiempo.