Quemaduras de primer grado, lesiones en la piel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Quemaduras leves

Miércoles 12 de abril del 2017, 12:18 pm, última actualización.

Con este nombre se identifica a una lesión del tejido producida por efecto del calor, radiación solar, algunas sustancias químicas o electricidad. Aunque generalmente este tipo de quemaduras se manifiestan en la primera capa de la piel (epidermis), los tejidos subsecuentes también pueden sufrir daños.

Quemaduras leves
Quemaduras leves

Se les llama también quemaduras de primer grado, y se caracterizan por enrojecimiento (eritema), generan dolor e hinchazón moderada (edema), pero sólo afectan la superficie de la piel.

Causas

  • Acción directa de una flama o electricidad.
  • Entrar en contacto con cuerpos líquidos, sólidos o en forma de vapor a alta temperatura.
  • La exposición por periodos prolongados de tiempo al Sol.
  • Roce con sustancias químicas, mismas que bien pueden ser cáusticas (sosa), ácidas (como sulfúrico, clorhídrico, nítrico, fosfórico y acético, entre otros, presentes en fuertes detergentes, blanqueadores y colorantes de ropa, limpiadores de tuberías o químicos para fotografía, entre otros) o alcalinas (como amoníaco y fenoles, derivados del petróleo usados en solventes).

Síntomas

  •     Enrojecimiento de la piel y se humedece.
  •     Hay presencia de dolor.
  •     Inflamación de la zona afectada.
  •     Susceptibilidad al tacto.
  •     Algunas personas manifiestan fiebre, escalofríos y debilidad.

Diagnóstico

  • La gravedad de una quemadura dependerá de la cantidad de piel afectada y de la profundidad de la lesión. Así, puede clasificarse como quemaduras de primer grado cuando sea superficial, será quemaduras de segundo grado cuando aparecen ampollas y quemaduras de tercer grado si se cae el vello, la piel se endurece y se pierde sensibilidad.
  • Cuando la zona afectada tarda mucho tiempo en reestablecer su condición normal, puede ser síntoma de una lesión mayor, como melanoma o cáncer de piel.
  • La corriente eléctrica de uso domiciliario o industrial puede producir daños internos, además de las quemaduras, ya que al tener contacto con el cuerpo viaja a través de él, generando además lesiones de entrada y salida; por otra parte, ya que el corazón funciona con pequeños estímulos eléctricos, aun leves cantidades de electricidad pueden modificar el latido del corazón y causar un paro cardiaco y/o respiratorio.

Prevención

  • Es recomendable aplicar, antes de la exposición al Sol, productos como protectores, filtros o bloqueadores solares, cuya acción consiste en repeler los rayos ultravioleta; el mercado farmacéutico nacional ofrece una gran variedad.
  • Evite la exposición al Sol en las horas de mayor intensidad (11:00 a 15:00).
  • Si la actividad diaria requiere de contacto directo con productos que pueden causar quemaduras, conviene protegerse con guantes y ropa especial que cubran la piel.
  • Indicar a los pequeños que no deben jugar con fósforos, velas, pólvora, productos químicos o estufas de gas y eléctricas.
  • Impedir la entrada de niños en el cuarto de planchado o en la cocina cuando se preparen alimentos.
  • Enseñar a los niños a no sacar los alimentos del horno de microondas, porque éstos se calientan a altas temperaturas.
  • Nunca guarde sustancias químicas en envases de refresco.
  • De tener la posibilidad, instale en el hogar alarmas para detectar humo.
  • Practicar frecuentemente con niños y familiares las rutas de evacuación ante el inicio de un incendio.
  • Alejar de las áreas de paso los cables que proveen la energía a los electrodomésticos que generan calor, evitando así tropezar con ellos y jalarlos, generando la posibilidad de un accidente.
  • Colocar tapas en los enchufes de corriente eléctrica para que los pequeños no introduzcan sus dedos y así evitar quemaduras por descargas.

Tratamiento

  • Las regiones afectadas por quemaduras leves deben sumergirse en agua fría lo más rápido posible.
  • No se debe ejercer presión sobre la herida, pues puede incrementar el daño en los tejidos y provocar hemorragias.
  • Si se presentan ampollas, éstas no deben ser reventadas y de acudirse al médico tan pronto como se a posible.
  • Las lesiones producidas por contacto con productos químicos deben ser lavadas con abundante agua, a excepción de las generadas por sustancias alcalinas, debido a que la reacción puede causar acrecentar el problema.
  • En el caso de las quemaduras solares deben aplicarse compresas de agua fría para disminuir las molestias y luego crema hidratante. Para evitar posibles infecciones por lo susceptible de la piel, el médico puede prescribir antibióticos.
  • Una vez limpia la zona quemada debe protegerse con una venda, pues el polvo u otros elementos pueden empeorar la situación.
  • Si es necesario, se puede calmar el dolor e hinchazón con analgésicos de libre venta.
  • Es recomendable aplicarse algunos productos de venta libre que colaboran en la rápida recuperación cuando las quemaduras han afectado a la piel.
  • En ninguno de los caso se aconseja untar grasa, aceite comestible, pasta de dientes, hierbas, manteca, o mantequilla en las lesiones.
  • Para recuperar el sano equilibrio entre agua y grasa que la piel normal debe tener, se deben consumir muchos líquidos, principalmente agua y jugos de fruta.
  • Toda lesión de segundo o tercer grado debe ser revisada por un especialista.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Infantil

Abuso sexual, también en la escuela


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore