Prueba de tacto rectal para detectar cáncer de próstata - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tacto rectal

Lunes 19 de junio del 2017, 11:39 am, última actualización

Si bien puede realizarse en cualquier persona como parte de una evaluación anual de rutina, el tacto rectal es más frecuente en los hombres debido a que es la forma más común de valorar el tamaño de la próstata, glándula del aparato genitourinario masculino cuyas células producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides. 

Tacto rectal, Cáncer

Procedimiento para realizar tacto rectal

Ciertamente se trata de evaluación que produce leve incomodidad, por lo que se recomienda al paciente que realice respiraciones profundas antes de iniciarla.

Para comenzar, se pide al paciente que flexione su cuerpo (por ejemplo, sobre una mesa de exploración) mientras el médico examina primero la parte exterior del ano y de la región perianal, a fin de observar la piel de la zona en busca de lesiones visibles. En la detección de hemorroides, se solicita al paciente que haga fuerza (como si fuese a evacuar), y si hay presencia de ellas, se apreciará la inflamación que provocan.

A continuación, se realiza la palpación del interior del recto con un dedo enguantado e impregnado de lubricante hidrosoluble (para no dañar el látex o vinilo de los guantes) o bien, crema de glicerina con anestésico para producir la menor molestia posible al paciente.

Mediante la palpación, se buscan puntos dolorosos o nódulos en las paredes perianales y, en el caso de pacientes masculinos, se realiza un examen de la próstata.

Durante el mismo procedimiento, es posible llevar a cabo una anoscopia, la cual consiste en la introducción del anoscopio por el ano, a fin de dilatar las paredes haciendo posible una visualización mayor de la zona.

Adicionalmente, puede realizarse rectoscopia, proctoscopia o rectosigmoidoscopia rígida. Con este propósito, se introduce lenta y cuidadosamente un tubo rígido de menor calibre que el anterior, pero más largo, que aportará mayor información para complementar el diagnóstico.

Este procedimiento es práctica común cuando se busca evaluar reacciones o masas de cuerpos extraños tanto de sustancias inyectadas en el glúteo, como introducidas por la región perianal.

¿Cuándo realizar un tacto rectal en mujeres?

En las mujeres, un tacto rectal se puede llevar a cabo durante un examen ginecológico de rutina.

Igualmente, se hace con el fin de recoger muestra de material fecal para buscar sangre oculta en heces, como parte de la detección sistemática de cáncer colorrectal.

Asimismo, este procedimiento puede llevarse a cabo antes de otros exámenes, por ejemplo, una colonoscopia, para constatar que nada esté bloqueando el recto antes de insertar un instrumento.

Posición del paciente

El paciente puede adoptar alguna de las siguientes posiciones:

  • Decúbito supino (tendido horizontalmente con el rostro hacia arriba). Esta posición permite la exploración abdominal, así como del periné y la región anorrectal. Si se trata, por ejemplo, de un individuo que se encuentra convaleciente y en cama, esta postura es la más sencilla y no resulta tan violenta para el paciente.
  • Decúbito lateral (con el cuerpo apoyado sobre un flanco). Suele ser la más cómoda para adultos de edad avanzada, pacientes debilitados o con enfermedades que dificulten la posición genu-pectoral, incluso, hay quienes la consideran menos violenta, ya que no se sienten tan vulnerables. El enfermo se coloca en decúbito lateral izquierdo, con caderas y rodillas flexionadas y formando ángulo el tronco con los muslos hacia el borde de la camilla, en el que se situará el médico.
  • Posición genu-pectoral. El paciente se coloca de rodillas sobre la camilla, separa las rodillas y apoya los hombros y la cabeza (frente o una mejilla) sobre la misma, intentando conseguir la mayor lordosis (curvatura) lumbar posible. Existe la variante de pie apoyando los antebrazos en el borde de la camilla e inclinando el tronco hacia delante.

La profundidad máxima alcanzada depende de la longitud del dedo del médico, de la constitución física del paciente y de su grado de relajación muscular, pudiendo ser de 7.5 cm, aproximadamente, la inserción efectiva estudiada.

Como recomendación general, es importante que el día previo a la prueba de tacto rectal e, incluso, unas horas antes, el paciente realice limpieza de la parte final del intestino mediante enemas o microenemas, lo cual dependerá de la opinión del médico y características del individuo.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore