Banco de semen, auxiliar en técnicas de reproducción asistida - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Banco de semen, opción a considerar

Jueves 20 de abril del 2017, 09:53 am, última actualización

Los bancos de semen han ampliado las posibilidades de embarazo a parejas que enfrentan obstáculos biológicos para lograrlo; conoce cómo funcionan.

Banco de semen, Esperma, Espermatozoides, Fertilización in vitro, Fertilización

En México, 15% de las parejas en edad de reproducción están imposibilitadas para lograr un embarazo, y de este porcentaje 85% lo consiguen mediante técnicas de reproducción asistida, siendo las más recurrentes:

  • Fertilización in vitro. Se extraen óvulos y espermatozoides para unirlos en laboratorio, el resultado es un embrión que es implantado posteriormente en el útero para que se desarrolle. Se indica en mujeres que no ovulan bien, quienes no han logrado el embarazo después de varios intentos de inseminación artificial o quienes tienen compañeros con baja cantidad de esperma.
  • Transferencia intratubaria de gametos (GIFT). Consiste en tomar óvulos y espermatozoides, los cuales se colocan en la trompa mediante cirugía laparoscópica (a través de pequeña incisión se introduce microscópica lámpara que permitirá iluminar el proceso); es indispensable que las células sexuales sean de buena calidad y que no esté obstruido el conducto donde se depositarán.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (IICE o ICSI). Se sigue el mismo proceso que en la fertilización in vitro, pero el óvulo se penetra con una aguja muy fina, mediante la cual se introduce un solo espermatozoide; posteriormente se transfiere el embrión al útero para su implantación. Se prescribe cuando la calidad de semen es baja.
  • Inseminación artificial. Depósito de semen en el útero para facilitar la fecundación empleando cánula muy delgada. El esperma es de alta calidad, libre de posibles infecciones (hepatitis o sida), lo cual se consigue tras seguir procesos en laboratorio, es decir, en un banco de semen.

La inseminación artificial tiene entre 85 y 90% de probabilidades de éxito, aunque para ello haya que intentarlo varias veces; ahora que, por intento la posibilidad se limita a 25% y difícilmente se logrará en la primera inseminación, razón por la cual debe repetirse en 4 ó 5 ocasiones a lo largo de un año, tras lo cual, de no conseguirse, deberá emplearse otro método. El mayor número de logros se obtienen en el intento 2 ó 3, aunque se sabe de casos que lo han intentado más de 20 veces y no se consuma el objetivo, lo cual depende, generalmente, de factores biológicos de la pareja.

"Para la inseminación artificial no se necesita gran equipo o la más alta tecnología, prácticamente cualquier ginecoobstetra o urólogo puede llevarlo a cabo -indica en entrevista para saludymedicinas.com.mx el Dr. Paolo di Castro Stringher, director del Instituto de Esterilidad y Salud Reproductiva-, pero ello no es garantía de que se haya empleado la más alta calidad; no obstante, puede conseguirse el embarazo.

"La tasa de fertilidad en el humano es 20%, es decir, una pareja saludable que no usa métodos anticonceptivos tiene apenas ese porcentaje de posibilidades de quedar embarazada, el resto dependerá de factores como que el espermatozoide no fertilice al óvulo, o que de presentarse éste no llegue a dividirse o que se destruya en la trompa de Falopio, o que definitivamente no se adhiera a la matriz.

"Por otra parte, 60% de los embarazos normales se pierde en los primeros 14 días de desarrollo (en alto porcentaje por problemas cromosómicos), y la mujer posiblemente nunca se entera, arrojando al producto en la siguiente menstruación", afirma el especialista.

Inseminación y las otras

A diferencia de otras técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, en el que el porcentaje de fracaso es más alto, la inseminación artificial presenta otras ventajas a considerar por parte de la pareja:

  • Al llevar al espermatozoide hasta el óvulo hay más posibilidades de lograr la fecundación.
  • Durante una concepción normal participan de 5 a 10 millones de espermatozoides, mientras que mediante la inseminación la cantidad se reduce a 2 millones, con grandes posibilidades de éxito.
  • Se puede seleccionar el esperma, de acuerdo a las características del donador.
  • La técnica para preparar al semen (capacitación) deja de lado a los espermatozoides débiles, que tienen poca movilidad, y por tanto, pocas posibilidades de concepción.
  • En el mismo proceso se depuran (lavan) de virus o bacterias y se les deja absolutamente sanos.

No obstante, y a decir del Dr. di Castro Stringher, ninguna técnica asegura el 100% de éxito y eso debe quedar bien claro en la pareja, pues hay prestadores de este servicio que no lo informan así, por lo que la desilusión posterior es muy grande y se originan otro tipo de problemas al interior de la relación.

"Quien se precie de seriedad en colaborar con la pareja para la concepción debe explicar los riesgos y las posibilidades de fracaso, información que debe ser clara y concisa -indica el ginecoobstetra-; una vez presentada, los involucrados firmarán una carta de aceptación de condiciones y de que la información que el proceso genere no será del orden público".

Aunque hace falta dar difusión a temas sobre esterilidad y sus posibles soluciones, en la actualidad la gente está más ávida de conocimiento, lo cual está determinado por preparación académica y madurez como individuo. "Hay mujeres que por centrarse en su desarrollo profesional van postergando su maternidad hasta una edad en que las posibilidades de éxito se reducen (después de los 35 años), aunque se conoce del caso de una mujer de 51 años que consiguió embarazarse utilizando técnicas de asistencia", afirma el médico.

Capital en el banco de semen

Parte esencial del proceso de inseminación artificial lo constituye el banco de semen, laboratorio que cuenta con equipo especializado para congelar y conservar (criopreservación) esperma que será utilizado en su oportunidad. Para mantener a los espermatozoides de esta manera se usa como refrigerante nitrógeno líquido, el cual permite que sean congelados y guardados a una temperatura de -190º C, pudiendo permanecer así durante varios años (en Estados Unidos el uso de semen fresco está prohibido, pues no se sabe si puede contener virus o bacterias).

El proceso se inicia cuando el donante recibe un tubo de ensayo con boca ancha para que deposite el semen, lo cual tendrá que llevar a cabo en un reservado ex profeso. Después, los profesionales del banco separan el esperma en gotas para ser colocadas en pequeños tubos de ensayo y reducir su temperatura hasta 190° grados bajo cero, forma en que serán guardados en depósitos especiales.

Una vez que ha sido designado para inseminación, el semen es sometido a descongelamiento, en tanto la mujer receptora está siendo preparada en quirófano. Los espermatozoides son depositados en una jeringuilla de la que sale estrecha y larga cánula, por donde éstos emprenderán un camino que culminará en el óvulo a fecundar, en un proceso que no rebasa una hora de duración y no resulta, en ningún caso, molesto o doloroso para la mujer. Una vez concluida la intervención se deja a la mujer reposar alrededor de 30 minutos y luego puede irse a casa sin problema.

¿Quién dona?

En países como México hace falta mucho trabajo en materia legislativa para regular el funcionamiento de un banco de semen; el problema cobra tales dimensiones que a la fecha no se sabe cuántos operan en la república. No obstante, los verdaderamente serios siguen patrones marcados por instituciones estadounidenses o europeas donde las normas son estrictas.

Es así que entre los requisitos para ser donante de semen está tener un rango de edad entre 18 y 30 años, además de buena salud física y psicológica. Para ello se realiza una historia clínica muy completa, análisis generales y una exploración física, lo cual se complementa con una entrevista personal en la que se pregunta al individuo sobre intervenciones quirúrgicas, consumo de drogas, alcohol o tabaco, así como antecedentes psiquiátricos y familiares de trastornos genéticos o enfermedades como síndrome de Down, hemofilia, cáncer o fibrosis quística, asma, diabetes, epilepsia o hipertensión arterial, entre muchas otras.

Si el paciente pasa esta primera fase, está obligado a firmar una declaración en la que consta que no mantiene relaciones homosexuales, ni con personas enfermas de sida o con anticuerpos del VIH, ni se droga por vía intravenosa, a fin de descartar enfermedades venéreas o hepatitis en cualquiera de sus tipos.

En bancos con reconocido historial resulta indispensable que se trate de donadores que cursen carrera universitaria (particularmente Medicina, Enfermería o Biología) o que posean coeficiente intelectual superior al normal.

La información que conforma la ficha del donante es confidencial, y en ella, además del nombre, dirección, estudios y pasatiempos se integran sus características fenotípicas, como talla, peso, grupo sanguíneo y Rh, color de piel, ojos, cabello y tipo.

Es importante dejar claro que no todos los candidatos que acuden a un banco de semen terminan siendo donantes, ya que es necesario que su esperma cumpla con determinadas características:

  • Contener un mínimo de 20 millones de espermatozoides por centímetro cúbico.
  • Aprobar el estudio al que se somete el semen (seminograma) para descartar la presencia de virus o bacterias.
  • Soportar la congelación a menos de 190° C y la posterior descongelación para proceder a la inseminación.

Seis meses después de aplicar al donante potencial estas pruebas, se le vuelve a citar para llevarlas a cabo nuevamente, y de ser aprobadas se determinará semen apto para ser utilizado, pues ya se descartó cualquier posible anomalía, y sólo hasta entonces recibirá un pago a su colaboración (aproximadamente 20 dólares); si el prospecto no acude a la segunda cita, o no supera las pruebas, la muestra es desechada.

Cabe destacar que de cada 100 candidatos sólo cuatro son elegidos, condición que les permite donar seis veces y que su esperma sea utilizado el mismo número de veces, no más.

Derecho a filiación

Así como un hijo adoptivo o nacido por inseminación artificial o fertilización in vitro tiene derecho a conocer en algún momento de su vida de quién es el esperma que le dio la vida, el donante de éste igualmente puede interesarse en saber cuántos hijos engendró, dónde están y si tiene la posibilidad de conocerlos, lo que se conoce como derecho de filiación. Asimismo, el banco de semen ofrece al donante la posibilidad del anonimato, ocultando a los posibles interesados su nombre y lugar de residencia, y renunciar a conocer el destino de su esperma.

"Algunos bancos en el mundo cuentan con videograbaciones de sus donantes, de manera que los interesados puedan conocerlos físicamente (aunque no personalmente) y saber si cumplen con el genotipo que buscan", refiere el Dr. Paolo di Castro.

El especialista comenta acerca de otros motivos que llevan a un varón a criopresenvar su semen: "Algunos hombres deciden someterse a vasectomía como método de control natal para su familia, pero previendo que su relación de pareja pueda fracasar, congelan muestras de su esperma que pueden ser utilizadas en el futuro. La misma decisión es común en quienes padecen algún tipo de cáncer y cuyo tratamiento puede afectar la generación o calidad de sus espermatozoides, entre otros casos.

"Las muestras que nosotros congelamos para preservación son enviadas a un banco de semen en Estados Unidos que las conservará en las condiciones idóneas hasta que sean solicitadas. La institución referida es una de las de mayor prestigio en el mundo, y en México somos el único centro que trabaja directamente con ella."

Finalmente, el director del Instituto de Esterilidad y Salud Reproductiva (en la Ciudad de México), reafirma que en este país, como en el resto de Latinoamérica, hay mucho por hacer todavía en cuanto a reproducción asistida, principalmente en normatividad. "Hay médicos que ofrecen estos servicios pero que dejan mucho que desear, que engañan a las parejas que buscan soluciones, lo cual no debe ser permitido.

"Actualmente, cada vez más personas se interesan en dar a conocer sus problemas de esterilidad y buscan soluciones, lo cual hace que se hable más de la importancia de las técnicas de reproducción y de los bancos de semen, de manera que poco a poco despertará el interés de las instituciones responsables para se dicten los lineamientos que hacen falta".

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore