Jack Nicholson, ¿retiro por Alzheimer? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Jack Nicholson, ¿retiro por Alzheimer?

Miércoles 19 de abril del 2017, 10:25 am, última actualización.

Los rumores de que Jack Nicholson padece Alzheimer siguen cobrando fuerza. Esta enfermedad degenerativa podría haber alejado al ganador del Óscar de la pantalla grande. ¿Cómo afecta vivir con Alzheimer? ¿Cómo saber si la pérdida de memoria te acerca a este padecimiento?

Jack Nicholson padece Alzheimer, Pérdida de memoria, Famosos con Alzheimer
Jack Nicholson, ¿retiro por Alzheimer?

La salud de Jack Nicholson, ¿en peligro?

Rebelde, mujeriego y actor consagrado, eso y más ha sido Jack Nicholson, una de las últimas leyendas de Hollywood que ahora vive recluido en su mansión luchando en secreto contra el mal de Alzheimer, según la publicación estadounidense The National Enquire.

Según informa una fuente anónima, Jack Nicholson habría abandonado la actuación desde su papel en la comedia romántica de 2010 ¿Cómo sabes si…? porque "tiene miedo a olvidarse del guión" a causa de los primeros síntomas de Alzheimer.

Los rumores de que Jack Nicholson padece Alzheimer se remontan desde entonces, ya que se le habría observado con confusión y desorientación en sus escasas apariciones públicas y por los comentarios de quienes lo visitaron en su mansión en Beverly Hills, California.

El actor de 78 años y 3 veces ganador del Óscar no sería de los primeros famosos con Alzhaimer. Este trastorno progresivo caracterizado por la pérdida de memoria también ha afectado al actor y ex presidente de los Estados Unidos, Ronald Regan, a la actriz Rita Hayworth y al boxeador Sugar Ray Robinson, entre otros.

Cuando se pierde la memoria

El mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que daña las neuronas y suele aparecer en personas mayores de 65 años, causando problemas de memoria, forma de pensar y alterando el carácter o comportamiento. Se trata de la forma más común de demencia y es tan severa que interfiere con la vida cotidiana de quien la padece.

Tan sólo en México, según el Instituto Nacional de Geriatría (Inger) aproximadamente 800 mil personas sufren este padecimiento irreversible, que se extiende a familiares, amigos y cuidadores que ayudan a combatir el Alzheimer. Una vez que aparecen los síntomas, la enfermedad aumenta en intensidad y se pueden identificar distintas etapas del Alzheimer:

  • Etapa leve. Al principio de la afección, las personas pueden ser lentas en su habla y comprensión, así como perder el hilo del pensamiento a mitad de una frase. Pueden experimentar una leve pérdida de memoria y dificultad para aprender cosas nuevas. Asimismo, pueden pasar por cambios de su estado de ánimo, como disminución de espontaneidad y energía, aunque los demás aún no lo pueden notar. En este punto todavía pueden realizar actividades básicas en forma independiente, pero tal vez necesiten ayuda con tareas complicadas.
  • Etapa moderada. La persona muestra incapacidad por esta demencia por lo que pueden rememorar el pasado distante y al mismo tiempo tener dificultad para recordar hechos recientes. Pueden no reconocer familiares e inventar palabras a medida que pierden su vocabulario. También presentan dificultad para recordar fecha, hora y lugar en el que se encuentran.
  • Etapa grave. En la etapa final, los pacientes con mal de Alzheimer se vuelven cada vez menos receptivos y no reconocen a nadie. Presentan deterioro del movimiento y necesitan atención constante, por lo que quedan postrados en cama y se vuelven vulnerables a neumonías u otras enfermedades. Asimismo, pierden la capacidad de masticar e ingerir alimentos.

Eventualmente, una persona con Alzheimer cae en estado de coma y fallece a causa de la etapa final de la enfermedad u otra condición médica que ocurre simultáneamente, como la neumonía.

Riesgos de desarrollar mal de Alzheimer

Aunque las causas del Alzheimer aún no se conocen del todo, existen factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar esta demencia, algunos de ellos incluyen:

  • Edad. Cuanto mayor es la persona, mayor es el riesgo de desarrollar Alzheimer. Después de los 65 años, la probabilidad se duplica cada 5 años, mientras que luego de los 85 años son de 50%.
  • Genética o antecedentes familiares. Las probabilidades de tener Alzheimer son mayores si se tienen padres, hermanos o hijos con la enfermedad. Los científicos también creen que determinados genes pueden aumentar el riesgo.
  • Síndrome de Down. Las personas con este padecimiento tienen un riesgo más alto de desarrollar Alzheimer que la población en general.
  • Entorno y estilo de vida. Los antecedentes de traumatismo craneoencefálico, problemas cardiovasculares, diabetes y obesidad parecen aumentar el riesgo de tener esta enfermedad.

Alimentación poco sana con altos niveles de azúcares y grasas, falta de ejercicio físico y mental, y un estilo de vida estresante son factores que normalmente están relacionados con esta demencia, evitar estos problemas supondría una forma para prevenir el Alzheimer.

¿Cómo saber si padezco Alzheimer?

Es parte del envejecimiento normal que una persona adulta en algún momento olvide alguna fecha o nombre, así como que se deteriore su habilidad para poner atención. Sin embargo, cuando una persona tiene problemas para retener información nueva como no poder recordar lo que hicieron o les dijeron podría presentar deterioro cognitivo y encontrarse en las primeras etapas de la enfermedad. Mantente alerta ante los siguientes síntomas de Alzheimer:

  • Cambios o pérdida de memoria. Una de las señales más comunes del Alzheimer es olvidar cosas recientes o información recién aprendida. Ten cuidado si tienes problema para recordar fechas o eventos importantes, pides la misma información repetidamente y dependes de notas o familiares para hacer las cosas que antes hacías solo.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas. Algunas personas experimentan problemas para desarrollar y seguir un plan (como seguir una receta conocida) o trabajar con números (como manejar las cuentas mensuales). Pueden tener problemas en concentrarse y les puede costar más tiempo hacer cosas que antes hacían sin contratiempos.
  • Dificultad para realizar tareas cotidianas. A quienes padecen el mal de Alzheimer se les hace difícil realizar tareas como llegar a un lugar conocido, administrar un presupuesto en el trabajo o recordar las reglas de un juego ya aprendido.
  • Desorientación de tiempo o lugar. A los enfermos se les pueden olvidar las fechas y el paso del tiempo. Pueden tener dificultad en comprender algo si no está sucediendo en ese instante. También es posible que a veces olviden dónde están y cómo llegaron allí.
  • Problemas de la vista. Pueden ser síntomas de Alzheimer las dificultades para comprender imágenes visuales y cómo los objetos se relacionan con el ambiente. Los enfermos llegan a tener dificultad para leer, juzgar distancias y determinar colores o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.
  • Problemas al hablar o escribir. Es posible tener dificultad para seguir o participar en una conversación. Tal vez paren en medio de una plática sin idea de cómo seguir o que repitan constantemente lo que dicen. Asimismo, puede ser que luchen por encontrar palabras correctas o que llamen cosas por un nombre incorrecto (como llamar a un lápiz un "palito para escribir").
  • Colocar objetos fuera de su lugar habitual. Una persona con el mal de Alzheimer suele perder cosas sin poder repasar sus pasos para poder encontrarlas. A veces, es posible que acusen a los demás de robarles y suele ocurrir con más frecuencia al avanzar la enfermedad.
  • Deterioro del juicio. Los afectados suelen experimentar cambios en el juicio o en tomar decisiones, por ejemplo, es posible que entreguen grandes cantidades de dinero al pagar productos o servicios por teléfono. Asimismo, puede ser que presten menos atención al aseo personal.
  • Pérdida de iniciativa. Una persona con esta demencia puede empezar a perder la iniciativa para realizar pasatiempos, trabajos o deportes. Es posible que tengan dificultad en entender los hechos recientes de su equipo favorito o en cómo ejercer su pasatiempo favorito. También pueden evitar participar en actividades sociales a causa de los cambios que experimentan.
  • Cambios en el humor o la personalidad. Personas con este padecimiento pueden presentar trastornos de conducta y llegar a sentirse confundidas, desconfiadas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa o en el trabajo, así como con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

Si bien los rumores señalaban que Jack Nicholson se alejó el cine por pérdida de memoria, el actor 12 veces nominado al Oscar afirmó a través de un portavoz que está perfectamente y no tiene intención de jubilarse, por lo que esperemos su pronto regreso a la pantalla grande. Sin embargo, él y personas mayores de 65 años deben estar atentas a los síntomas de Alzheimer, ¡no olvides fortalecer tu memoria!

SyM - Alma Iglesias

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore