Kokigami: origami erótico

  • SyM - Paulina Martin
Kokigami, Juegos eróticos japoneses, Origami erótico
Incluso en la actualidad, disfrazar el pene puede ser excitante juego sexual.

Pasa buen rato con tu pareja recurriendo al kokigami, ancestral juego erótico japonés que consiste en disfrazar al pene envolviéndolo en papel para que la pareja lo descubra durante la relación sexual y obtenga su "regalo".

Origami para el pene

La palabra kokigami proviene del koki, un pañuelo que llevan los actores japoneses del Teatro Noh en la cintura para cubrir sus genitales durante los rápidos cambios de vestuario, mientras que gamia significa "papel". De ahí que también tenga relación con el origami (arte de "doblar papel"), kirigami (una variante que permite "cortar papel") o el tsutsumi (arte de empaquetar).

El hombre envolvía su pene con papel de seda, pero no como cualquier obsequio actual, sino que cortaba el material de tal forma que hacía figuras de caballos, aves, serpientes, cerdos, dragones y cualquier otro animal que representara poder y, por supuesto, virilidad.

Kokigami, Juegos sexuales, Pene origami

Envuelto para regalo, por favor

Aunque actualmente podría ser motivo de risa o burla para muchos, en aquella época, disfrazar al pene con papel era algo muy excitante. Poco a poco el origami erótico fue modificándose.

Ahora puedes echar a volar tu imaginación ideando disfraces para el pene a fin de divertirte con tu pareja (incluso hay libros que te enseñan el paso a paso), sólo procura que no sea un papel extremadamente fino o delgado, pues podría causar cortaduras a tu pareja.

Si eso de hacer manualidades con papel no se te da, puedes recurrir a variantes de este juego sexual.

Únicamente debes enrollar el miembro masculino mientras está erecto con una cinta de seda o elástica (cuida que no apriete demasiado) para prolongar la erección y posteriormente desenrollarlo de manera suave y hacia adelante.

Aumentarás el placer si al desenvolver el pene usas la boca para tirar de la cinta y estimular a tu pareja hasta que llegue el momento de practicarle sexo oral.

Otra forma es atar la cinta alrededor del pene de forma que tenga dos extremos, los cuales tirarás suavemente hacia adelante durante la penetración. Acompaña este movimiento con la contracción de tu vagina ¡y verás lo que resulta!

Disfraces para penes

Y si de variantes hablamos, aunque no es precisamente un tipo de origami, para muchas parejas resulta excitante y divertido que el hombre use calzoncillos con estampados y hasta formas de animales feroces o salvajes, ya no sólo la clásica tanga de "elefantito" o leopardo, ¡anímense a probarlos!

Así que hay muchas formas de romper la rutina sexual, las ideas las ponen tú y tu pareja, y mientras ambos estén de acuerdo con su práctica, ¡se divertirán y gozarán al máximo!