Medicina forense, ¿cuál es su función? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Medicina forense, ¿cuál es su función?

Martes 20 de junio del 2017, 12:48 pm, última actualización

¡Los médicos forenses no sólo realizan autopsias! Conoce las herramientas de la Medicina legal, así como su relación con la impartición de justicia. ¿Cómo contribuye a la resolución de procesos judiciales y vigilancia el desempeño de estos expertos?

Qué es la Medicina legal o forense

¿Qué es la Medicina forense o legal?

Al hablar de Medicina forense, casi con certeza recreamos la imagen de una persona con estómago de hierro y humor negro que se dedica a la auscultación de cadáveres en algún oscuro rincón de un hospital, a fin de determinar las causas de muerte de los individuos.

Sin embargo, esta rama también conocida como Medicina legal pone sus conocimientos al servicio de las leyes para que abogados entiendan términos médicos y juzguen si un individuo es o no responsable de los daños que se le acusan; para ello echa mano de muchas disciplinas, como anatomía, fisiología o cirugía.

Historia de la Medicina forense

La Medicina forense en México comenzó su historia formal como especialidad con el Dr. Luis Hidalgo y Carpio (1818-1879), fundador de la etapa científica de la Medicina legal en el país, quien aportó los conceptos de dictamen previo, clasificación por lesiones, así como deberes y obligaciones de médicos con pacientes, entre otros.

Posteriormente, en 1880 se crearon en el Distrito Federal los Servicios de Comisaría, que dieron paso al Cuerpo de Peritos Médicos Legistas y el Consejo Médico Legal, auxiliares de la administración de justicia.

Estos servicios se unificarían en 1909 a los ofrecidos en las cárceles para dar lugar a los Servicios Médicos de Policía. Este personal de peritos médicos legistas se encargaba de realizar reconocimiento de personas, análisis de sustancias sospechosas, autopsias a cadáveres consignados por la autoridad judicial, así como acudir a audiencias.

A principios del decenio de 1970 se fue creando conciencia de que se debía contar con expertos en esta materia, y como resultado de los movimientos sociales que se dieron en nuestro país años atrás apareció en escena el término 'legalidad'; la Universidad Nacional estableció a la Medicina forense como una especialidad en sus planes de estudio; la Ley de Profesiones comenzó a exigir un título de especialista para poder ejercer en esta rama y, finalmente, surgió la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), un organismo descentralizado que evalúa el servicio clínico y busca mediar entre las exigencias de los pacientes y los derechos de los galenos.

Desde entonces, la enseñanza y ejecución de la Medicina legal y forense han pasado por diversos cambios a la par del desarrollo del sistema de salud y justicia de México. Hasta que en 1990 se instauró el Consejo Mexicano de Medicina Legal y Forense, como consecuencia de la unificación de los médicos legistas y forenses, así como el apoyo de la Asociación de Medicina Legal Mexicana y Ciencias Forenses.

¿Qué hace un médico forense?

La función de los médicos forenses es descubrir causas de muerte repentinas e inesperadas o violentas. Es responsable de determinar causa (la razón definitiva e inmediata para el cese de la vida) y forma de muerte (homicidio, suicidio, accidente, natural o desconocida).

Para determinar la identidad de la víctima, así como momento, forma y causa de la muerte, los médicos forenses:

  • Estudian el historial clínico del individuo.
  • Evalúan la evidencia de la escena del crimen, incluyendo declaraciones de testigos.
  • Realizan la autopsia para descubrir evidencias de lesiones o enfermedades.
  • Recogen y buscan evidencia médica en el cuerpo para análisis más profundo.

Los médicos forenses deben contar con preparación científica y profundo conocimiento del funcionamiento del cuerpo humano. También pueden recurrir a conocimientos forenses especializados como:

  • Toxicología. Estudia efectos de productos tóxicos o venenosos sobre el organismo.
  • Balística. Estudia trayectoria, alcance, efectos y marcas de proyectiles o balas.
  • Rastreo de evidencia.
  • Serología. Análisis de sangre.
  • Análisis forense de ADN.
  • Psiquiatría forense. Encargada del establecer el estado de las facultades mentales, con el propósito de delimitar el grado de responsabilidad penal y capacidad civil del individuo.
  • Sexología forense. Estudia la relación de problemas sexuales con la justicia, como delitos sexuales.
  • Lesionología. Estudia el mecanismo de formación de heridas en base a las pruebas con que se cuentan, testimonios y reconstrucción de los hechos.
  • Tanatodiagnóstico. Conocimiento del tiempo y evolución de la destrucción de un cuerpo.

Asimismo, es fundamental que conozcan leyes y normas relacionadas con su práctica, como la Constitución Política, Código Penal de cada estado, reglamentos civiles, de profesiones y de procedimientos. Deben ser capaces de elaborar documentos legales (como certificados de lesiones, ebriedad y defunción), ya que se le solicitará un dictamen legal con fundamentos bibliográficos y científicos que sostenga su investigación criminalística.

Ética del médico forense

Los médicos legales tienen la responsabilidad de ser imparciales en sus observaciones, además de que al emitir juicios a favor o en contra deben apegarse a sus principios y no a reclamos de una persona o la sociedad en su conjunto.

Se trata de especialistas que constantemente se actualizan a través de la acción de comités locales de bioética (fundamentos éticos de prácticas médicas y biológicas) y consejos internacionales que presentan conclusiones sobre temas como tortura, responsabilidad profesional, ética hospitalaria y eutanasia, entre otros.

En este sentido, los médicos forenses colaboran con instituciones como la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) como mediadores entre acusado y acusador al formar parte del peritaje sobre sospechas o acusaciones de negligencia médica. Por ejemplo, en investigaciones sobre fallecimiento de mujeres embarazadas a las que se les negó atención médica.

Así, la Medicina forense no es esa oscura disciplina que se desarrolla en sótanos de hospitales, sino una mediadora imparcial que ofrece sus conocimientos para la resolución jurídica de demandas y conflictos legales, vigila el buen desempeño médico y brinda seguridad a los médicos al verificar el resultado su trabajo. 

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore