Quimiohipertermia en cáncer de vejiga

  • SyM - Tanya G. Favila
Nuevas alternativas en quimioterapia para cáncer de vejiga
La quimiohipertermia ha beneficiado a muchos pacientes en tratamiento de cáncer de vejiga.

La quimiohipertermia es una alternativa para el tratamiento de cáncer de vejiga con pocos efectos secundarios, a comparación de la quimioterapia tradicional, y aplicada con ayuda de los últimos avances tecnológicos.

Está indicada exclusivamente en pacientes con cáncer de vejiga, que es el séptimo cáncer más común en la población, y causante de miles de muertes.

Consiste en introducir un catéter de manera intravesical en la vejiga para la aplicación de sustancias a 43°C, que tiene de inicio efecto antitumoral. El calentamiento puede hacerse de forma externa mediante una sonda vesical para evitar molestias al paciente.

Al introducir el catéter en la vejiga, se vacía la orina que quede dentro, y a través de éste se introduce mitomicina para acelerar el tratamiento de quimioterapia que recibiría el paciente.

La mitomicina es un tipo de antibiótico que sólo se usa en la quimioterapia contra el cáncer, para retardar o detener el crecimiento de células cancerosas en el cuerpo. Su presentación es en forma de polvo y debe mezclarse con líquido para que sea inyectada a los pacientes vía intravenosa.

Este procedimiento se realiza a través de un sistema denominado microondas que tiene como finalidad recircular de manera constante el medicamento dentro del área, mediante las ondas que genera, y mantener la temperatura necesaria.  

Efectos secundarios de la quimiohipertermia

Como sabemos, todo tratamiento genera reacciones, sobre todo en casos tan específicos como el cáncer, por tanto, en algunos casos podría presentarse:

  • Salida de sangre en la orina, después de las primeras 24 horas.
  • Dolor o espasmos vesicales durante el tratamiento, que puede calmarse con analgésicos o anestesia local.
  • Molestias miccionales derivadas del procedimiento.
  • Lesiones cutáneas locales.

Ventajas y desventajas

La quimiohipertermia es alternativa vanguardista en el tratamiento de cáncer de vejiga, que garantiza mejores resultados en cuanto al progreso de la enfermedad, y debido al método utilizado se sabe que la mitomicina hace contacto con la zona infectada.

Cabe resaltar que al ser introducida una sonda directamente dentro de la vejiga, puede resultar un tanto más incómoda para el paciente que la quimioterapia tradicional.

Además, también marca una diferencia en los costos, sin embargo no está fuera de la adquisición o alcance de muchos pacientes.