Síndrome del espejo: rechazo hacia tu propio reflejo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Síndrome del espejo: rechazo hacia tu propio reflejo

Jueves 06 de abril del 2017, 09:39 am, última actualización

Es normal que al mirarnos al espejo reconozcamos algunos defectos e intentemos disimularlos. No obstante, sufrir el síndrome del espejo puede hacer que observes una imagen distorsionada de ti mismo al ver tu reflejo. Esta insatisfacción con el propio cuerpo tiene serias consecuencias, ¡ojo!

Síndrome del espejo, Trastorno dismórfico corporal, Exagerar defectos físicos, Insatisfacción con el propio cuerpo
Síndrome del espejo: rechazo hacia tu propio reflejo

¡No me gusto!

Quienes sufren el síndrome del espejo observan una distorsión de la imagen real de su cuerpo, son demasiado exigentes consigo mismos e inseguros por no cumplir las expectativas estéticas de la sociedad.

El también llamado trastorno dismórfico corporal tiene que ver con obsesiones, así como preocupaciones que aparecen de forma repetitiva en la mente de los enfermos. Tienen obsesión por encontrarse defectos físicos en cualquier parte del cuerpo o exagerarlos, ya sea el grosor de las piernas, la talla del pecho, el tamaño de la nariz o el volumen de los labios, entre otros.

La percepción deformada de sí mismos se convierte en una persistente necesidad de sentirse atractivos que tiene consecuencias en la salud. Generalmente, este trastorno se asocia a enfermedades como anorexia y bulimia (trastornos alimenticios) o vigorexia (preocupación enfermiza por el volumen muscular). De igual manera se suele recurrir a continuos tratamientos estéticos.

¿A qué se debe la distorsión de la imagen real?

Aunque la causa del síndrome del espejo aún no es clara, los expertos creen que tiene relación con deficiencias con la serotonina, uno de los neurotransmisores químicos del cerebro. La regulación insuficiente de serotonina juega un papel en problemas provocados por la ansiedad, como depresión o trastorno obsesivo compulsivo.

Las expectativas estéticas de la sociedad también juegan un rol en el síndrome del espejo, puesto que reafirman las preocupaciones sobre la apariencia. De igualo forma, pueden contribuir las críticas o bromas pesadas sobre la apariencia. Estos factores dañan la percepción de la imagen de una persona, aunque individualmente no resultan en el trastorno.

Obsesiones y compulsiones del síndrome del espejo

En este padecimiento, también conocido como síndrome de Tersites, son características las obsesiones por aspectos tan pequeños que otras personas ni siquiera notan. No obstante, las preocupaciones del enfermo se sienten de forma real aunque se trate de defectos físicos imaginarios, puesto que sus pensamientos obsesivos magnifican sus ideas.

Algunos de los problemas que presentan las personas con síndrome del espejo son:

  • Tienden a evitar actividades. Pueden permanecer en casa para no ser vistas por otras personas. Declinan socializar, se esconden y no visitan ciertos lugares porque tienen miedo de que otras personas las vean. El tiempo y energía gastados en preocupaciones sobre la apariencia les roba placer, felicidad, así como oportunidades para divertirse.
  • Comportamiento compulsivo. Una persona que padece obsesión por el físico usualmente siente necesidad compulsiva, es decir, repetir acciones varias veces al día gastando gran parte de tiempo y energía. Por ejemplo, una persona que tiene pensamientos obsesivos sobre su nariz puede verse en espejo, maquillarse o preguntar si su nariz se ve horrible varias veces durante la jornada. El comportamiento compulsivo es la única manera en que temporalmente liberan los sentimientos negativos que provocan sus pensamientos.

Otros ejemplos de comportamientos compulsivos y síntomas de trastorno dismórfico corporal son:

  • Uso obsesivo de los espejos o, por el contrario, huir de éstos.
  • Pasarse los dedos por la piel.
  • Arreglarse frecuentemente el cabello.
  • Aplicarse maquillaje varias veces al día.
  • Hurgarse la piel.
  • Cambiarse la ropa con frecuencia.
  • Comprar grandes cantidades de productos de belleza.
  • Hacer demasiado ejercicio.
  • Buscar apoyo de los demás.
  • Realizarse tratamientos dermatológicos o cirugías estéticas.

Exagerar defectos físicos, ¿cómo afecta en la vida diaria?

Enfermos con síndrome del espejo pueden sentirse solos, que nadie les entiende o que son juzgados de forma injusta, por lo que llegan a mantener en secreto sus preocupaciones. Sin embargo, sus pensamientos obsesivos son difíciles de ignorar y terminan por afectar su vida diaria.

En casos ligeros de trastorno dismórfico corporal, continúan sus actividades, aunque siguen examinando la parte "imperfecta" de su cuerpo de forma repetida o gastan altas sumas de dinero y tiempo para cubrirla. En cuanto a los casos más graves, los afectados dejan de acudir a la escuela, renuncian a sus trabajos o se rehúsan a dejar sus casas.

Además, quienes sufren la también llamada dismorfofobia pueden recurrir a dermatólogos o cirujanos plásticos para corregir "imperfecciones". No obstante, los tratamientos o cirugías no terminan con su trastorno, por lo que quedan insatisfechos con los resultados.

Puede que estén al tanto de su cambio de apariencia, pero su forma obsesiva de pensamiento sigue presente y empiezan a enfocarse en otra característica física. Cabe destacar que muchos aquejados también sufren de depresión e, incluso, consideran el suicidio.

¿Necesitas ayuda?

El primer paso para superar el trastorno dismórfico corporal es reconocer las obsesiones y compulsiones que crean distorsión de la imagen real del cuerpo. Posteriormente, se debe realizar un tratamiento del síndrome del espejo, que toma tiempo, trabajo y paciencia.

Este es realizado por un psicológico o psiquiatra y puede incluir terapia cognitiva conductiva, que ayuda a reconocer los defectos físicos, cambiar pensamientos incorrectos, resistir compulsiones y enfrentar situaciones que desencadenan preocupaciones sobre la apariencia. En ocasiones, los especialistas también recetan medicamentos.

El trastorno puede interferir en la vida de una persona, restándole placer y desgastando su energía, por lo que acudir con un psicólogo o psiquiatra ayudará a disfrutar la vida a plenitud.

SyM - Alma Iglesias

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore