Síndrome postvacacional, cómo enfrentarlo

  • SyM - Cirilo Barreiros
Síndrome postvacacional, Regresar al trabajo después de vacaciones, Estrés en el trabajo
¿Cuánto tiempo después de las vacaciones las sigues extrañando?

Tristemente, se acabaron tus días de descanso, ¿estás list@ para volver a la rutina laboral? Regresar al trabajo después de vacaciones puede ser más complicado de lo esperado, sobre todo cuando estás sometid@ a estrés. Pero no te preocupes, ¡se puede evitar el síndrome postvacacional!

Vacaciones de las vacaciones

El regreso a la rutina puede ser fuente de ansiedad, presión emocional o estrés.

Es común sentirse desganado o tener sensación de pérdida tras regresar de unos días de descanso, pues éstos generalmente causan también fatiga debido a que en ellos realizamos actividades que cotidianamente no podemos hacer.

Por eso se necesita un periodo de readaptación para volver a entrar en contacto con el trabajo. Este proceso es normal; pero da lugar al síndrome postvacacional cuando se complica por un prolongado periodo de asueto, así como por cambios en horarios u horas de sueño.

Aunque este problema no es reconocido como trastorno psicológico, son numerosas las personas que se identifican con sus síntomas y consecuencias, como disminución del rendimiento laboral.

¡Cuidado con los signos del síndrome postvacacional!

Algunas personas pueden encontrar difícil regresar al trabajo después de vacaciones. En especial, son más susceptibles quienes tienen problemas en su rutina laboral o cotidiana, por ello deben estar al tanto de estas señales:

  • Apatía o poco interés en el trabajo.
  • Falta de concentración en el trabajo o dificultad para tomar decisiones.
  • Ansiedad.
  • Cambios en la conducta, como aislamiento, poca tolerancia al trabajo o aumento en el consumo de sustancias (café o tabaco).
  • Disminución del rendimiento.
  • Fatiga.
  • Falta de apetito.
  • Insomnio.
  • Somnolencia.
  • Dolores musculares.
  • Taquicardia.
  • Sensación de ahogo.
  • Problemas estomacales.

El síndrome postvacacional se agudiza cuando las condiciones laborales no son óptimas:

  • No tener buena relación con los compañeros.
  • Cambios de horarios o modificación del ritmo cotidiano.
  • Regreso a un entorno estresante con alto nivel de exigencia.
  • Ausencia de motivación laboral o de apoyo en el hogar.
  • Problemas laborales previos.

Normalmente los síntomas no duran más de dos semanas tras superar el periodo de adaptación; pero si persisten es recomendable recurrir a un especialista, ya que pueden sugerir trastornos como el síndrome de ansiedad generalizada o depresión.

Tips postvacacionales, ¡regresa con todo al trabajo!

Cuando se acerque el momento de regresar a la rutina laboral es conveniente seguir estas recomendaciones:

Periodo de readaptación. No esperes ser igual de productiv@ que tu último día antes de vacaciones. Debes asumir tus tareas progresivamente y procurando organizarte lo mejor posible. Puedes proponerte recuperar algunas de tus labores cotidianas días previos a tu vuelta al trabajo, pero sin sobrecargarte.

Mantén buenos hábitos de sueño. Dormir menos de ocho horas al día contribuye a la aparición del síndrome postvacacional: acuéstate temprano y descansa lo necesario.

Márcate nuevos objetivos (concretos y realistas). Planear proyectos y metas a alcanzar a través del trabajo hará que acudas con mayor convicción y motivación.

Organízate según tus prioridades. Analiza tus tareas y ordénalas comenzando por las más sencillas.

Cultiva tus relaciones laborales. Puedes mejorar la comunicación con jefes y compañeros o hacer que tu punto de vista sea escuchado y considerado. Te sentirás mucho más implicad@ en tu trabajo y eso te facilitará el regreso.

Mejora tu vida cotidiana. No veas las vacaciones como tu única fuente de descanso o felicidad. Encuentra momentos para ti en tu vida cotidiana y organiza pequeñas salidas los fines de semana o "puentes".

Practica deporte. Durante el ejercicio físico se liberan endorfinas, lo que ayudará a mejorar tu estado de ánimo, crear una actitud positiva y evitar el estrés en el trabajo.

Adopta una actitud positiva. La forma en que aprecies las cosas te ayudará a enfrentarlas mejor.

El síndrome postvacacional no es una depresión grave o estrés crónico. Al contrario, puede considerarse como un comportamiento lógico tras volver a la vida cotidiana. Sin embargo, puede complicar tu jornada laboral y hacer de ella un infierno… Si lo permites.

descarga este artículo en PDF