Mascarillas y tratamientos cosméticos para hombres - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Aspectos que un hombre no debe descuidar

Martes 21 de marzo del 2017, 04:43 pm, última actualización

Ejecutivo, catedrático, deportista, estudiante, empresario o cualquier otra actividad que cumplas, ten en cuenta que de tu apariencia dependen en gran medida las respuestas que obtengas de las personas con quienes entras en contacto, por lo cual sigue estos consejos para no descuidar tu imagen.

Cosmetología, Hombres

Confianza, respeto y seguridad son sólo algunos de los rasgos de la personalidad que cualquier individuo puede transmitir a otro simplemente con su presencia. Claro que esta impresión se ve influenciada por sinfín de aspectos que en ocasiones descuidamos u olvidamos y que dan al traste con nuestras relaciones sociales.

El popular refrán "como te ven te tratan" encierra una gran verdad, y la mejor prueba de ello es al darnos cuenta que una persona limpia, que da la impresión de que se ha bañado recientemente, recibe mejores atenciones que quien parece no tener higiene en su persona. Te invitamos a revisar, junto con nosotros, los hábitos que influyen en tu imagen.

Rostro impecable

Es claro que el cutis masculino no tiene las mismas características que el femenino, pero no por ello se le negarán mascarillas y tratamientos faciales que lo hagan lucir impecable. En términos generales es más graso y grueso, por lo cual es más propenso a padecer problemas de poros abiertos u obstruidos, espinillas y formación de marcas o arrugas. Para cada problema la cosmetología tiene una solución, tan es así que ofrece productos determinados para la aplicación de mascarillas, las cuales pueden ser:

  • Mascarillas en polvo. Suelen ser de arcilla o barro refinado y tienen la función de limpiar y purificar el cutis; además, incluyen sustancias astringentes que eliminan el exceso de sebo. Por ello, aunque son adecuadas para cualquier tipo de piel, resultan especialmente útiles en personas con epidermis grasa o con tendencia al acné.
  • Mascarillas plásticas. Son aquellas que después de ser aplicadas y secarse se desprenden con sólo levantarlas desde la parte inferior del rostro hacia arriba; son específicas para eliminar células muertas de la superficie de la piel, a la cual suaviza y proporciona aspecto saludable; regularmente están elaboradas a base de compuestos naturales, como fresa o kiwi.
  • Mascarillas cremosas. Hidratan y humectan al tejido cutáneo y contienen sustancias que se fijan sobre la superficie de la piel, como colágeno, proteínas, vitaminas, magnesio, germen de trigo y aceites, lo que permite que se conserve la humedad formando una película protectora que detiene la evaporación.

Cualquiera de estas mascarillas se dejan actuar entre 15 y 20 minutos, y se usan 1 ó 2 veces por semana. Además, es necesario seguir otras medidas:

  • Evitar lavar el rostro con agua caliente y secarlo suavemente, nunca restregándolo.
  • Aplicar loción después de afeitar sin alcohol, pues éste causa irritación a la epidermis.
  • Utilizar crema o gel hidratante con protector solar, pues la radiación del "astro rey" afecta directamente a las células de la piel.

Afeitada

La rasurada es para muchos tan rutinaria que no se detienen en detalles que pueden ser notados por los demás y marcarán la diferencia entre un hombre pulcro y alguien que descuida su apariencia.

En primera instancia deberá elegir entre rasuradora eléctrica o rastrillo, para lo cual deberás tomar en cuenta tu tipo de vello facial y la frecuencia de afeitado pero, sobre todo, la sensibilidad de tu piel.

Si decides emplear hojas de afeitar, aplica espuma, gel o crema, de manera que el pelo se suavice. La primera pasada de la navaja debe hacerse siguiendo la dirección en que crecen los vellos de la barba, y un segundo recorrido será en sentido opuesto; es conveniente utilizar ambas manos, una para estirar la piel y otra para deslizar el rastrillo. Una vez que hayas concluido, evita enjuagar con agua caliente; prefiere la tibia para retirar lo que quede de espuma, gel o crema.

Para el afeitado con maquina eléctrica, la barba debe estar lo más seca posible. Hay que tener en cuenta que la piel de la cara puede sufrir si se presiona demasiado sobre ella con la máquina o si el filo de la navaja es deficiente.

En ambos casos, lo ideal es afeitarse después de la ducha, cuando los poros están bien abiertos por el agua caliente; de presentarse irritación en la piel, posterga el afeitado durante algunos días y lava el cutis con jabón neutro.

Recuerda cambiar las navajas de tu rastrillo tras 5 o 6 afeitadas, o deshazte de éste si es desechable. Finalmente, cabe destacar que es importante dejar descansar la piel del rostro de las rasuradas un día por semana, para que recobre su condición natural.

El proceso de afeitado no ha concluido aún, ya que tras el paso de la navaja o la máquina rasuradora la piel del rostro se torna sensible, irritada y tirante; lo indicado es secarla dando ligeros toques con una toalla, nunca frotándola contra el cutis, para continuar con la aplicación de artículos after shave que ayudarán a cerrar los poros abiertos y a restaurar la suavidad, flexibilidad e hidratación de la piel lo más pronto posible; entre los productos que puedes emplear se encuentran:

  • Bálsamos hidratantes. Emulsiones generalmente fluidas y ligeras que se absorben con rapidez sin dejar rastro y suavizan el cutis.
  • Cremas. Reconstituyen la película agua-grasa alterada por navajas y regeneran tejidos afectados. Son ideales para pieles secas o para climas extremos (frío seco o exceso de Sol); algunas pieles sensibles aceptan mejor cremas hidratantes hipoalergénicas (que protegen de posibles alergias), que además no tienen perfume, pues éste reseca el cutis.
  • Geles. De fácil manejo, con baja concentración de alcohol y ofrecen mucha frescura, al tiempo que protegen creando una película lubricante; actualmente es una de las opciones más atractivas.
  • Lociones. Procuran inmediata sensación de frescura y tonifican cutis grasos y sin problemas de sensibilidad. El poco alcohol que contienen desinfecta posibles heridas y tiene también efecto astringente (contrae y seca).

Peinado

El peinado es un rasgo distintivo de nuestra personalidad; afortunadamente, la cosmetología ofrece amplia gama de productos de fácil uso para moldear todos los tipos y tamaños de cabello, además de que lo protegen y mantienen saludable. El mercado cuenta con:

  • Cremas. Facilitan cualquier peinado, reducen el volumen de la melena y están enriquecidas con sustancias reparadoras y emolientes (que suavizan) para tratar el cabello enredado, seco o dañado. Generalmente se aplican sobre el cabello húmedo, recién lavado, dando masajes ligeros, pero igualmente se les puede distribuir sobre el cabello seco si es necesario hacer pequeños retoques durante el día.
  • Espumas. Para peinados de aspecto natural; se aplica cuando el cabello está todavía húmedo, dando masaje suavemente con las yemas de los dedos, para después secarlo con pistola o peinarte como acostumbras. La cantidad va en función del largo de la melena, pero el riesgo es que si no se cumple con la medida que el tamaño requiere no se conseguirá el aspecto deseado o dará la sensación de estar graso.
  • Geles. Por su fácil aplicación son muy solicitados por los hombres que buscan lograr efecto de que el cabello está todavía húmedo, además de alisar y fijar mechones que se despeinan.
  • Brillantinas. Ideales para dominar el cabello grueso y rebelde; su consistencia es similar a la cera, incluso hay fórmulas demasiado densas que pueden ser difíciles de manejar, dejando además aspecto muy poco natural; un rasgo característico del producto son las fragancias que contiene, netamente masculinas, como vetiver, lima, sándalo y lavanda, entre otras.

Aromas y fragancias

Pese a lo que muchos piensan, el sudor que segrega el ser humano no tiene aroma, pero el mal olor con el que puede identificarse se debe a la descomposición por parte de bacterias en el proceso de transpiración, siendo aun más notorio en aquellas zonas del cuerpo mal ventiladas, sobre todo pies y axilas; particularmente en éstas el grado de evaporación de las secreciones es bajo y el contacto con el aire escaso, lo cual resulta terreno propicio para la proliferación bacteriana.

Para contrarrestar los efectos del mal olor corporal contamos con una serie de productos conocidos como desodorantes, en cuya fórmula se contemplan sustancias que destruyen a las bacterias responsables de la degradación del sudor, y antitranspirantes, cuyo objetivo principal es evitar las secreciones al transpirar gracias a sales de aluminio astringentes, manteniendo la piel seca. Ambos productos se presentan en spray, roll-on, barra, crema o gel.

Por otra parte, la moderna perfumería conforma las bases de colonias y lociones partiendo de alrededor de 10 mil esencias, las cuales se clasifican en tres grupos: vegetales, animales y sintéticas. Imagina la cantidad de combinaciones que puede obtenerse de las mezclas de estas fragancias, pero seguramente encontrarás la más acorde a tu personalidad y te identificará ante los demás.

Sonrisa

Una sonrisa blanca es el primer paso en la búsqueda de confianza en el entorno social, la cual se consigue si no se descuida la higiene bucal. Si se siguen las recomendaciones que a continuación presentamos, los resultados positivos no tardarán en aparecer:

  • Cepilla dientes y encías durante cinco minutos, 2 ó 3 veces al día (una de ellas siempre antes de dormir).
  • Un cepillo de dientes con una cabeza pequeña (2.5 cm por 1.25 cm) y cerdas de nylon suave y redondeadas en los extremos, no dará pie a que las piezas dentales se rayen o maltraten.
  • La pasta de dientes más recomendada es la que contiene fluoruro, y que además de limpiar ayude a destruir bacterias fomentando la retención de minerales en los dientes, eliminando manchas y refrescando el aliento. Recuerda, la lengua también se cepilla.
  • Cepilla cada diente cuidadosamente.
  • El uso de hilo dental, una vez al día durante 2 ó 3 minutos, colabora en la eliminación de la placa dentobacteriana localizada en los espacios entre los dientes, así como en la expulsión de restos de alimentos que se adhieren a éstos y las encías, y a controlar el mal aliento.
  • Los enjuagues bucales ofrecen sensación de frescura y limpieza, y muchos ayudan a evitar caries y formación de placa dentobacteriana.

Consulta a tu odontólogo siempre que percibas anomalías en tu dentadura (entre ellas cambios en el color o manchas) o ante la menor presencia de dolor, pues éste puede ser indicio de un malestar mayor.

No está de más recordar que higiene y salud van de la mano, y que como parte esencial de éstas se encuentran hábitos de aseo, como la costumbre de usar ropa y zapatos limpios, así como mantener manos y uñas en buen estado, prácticas que aprendimos de nuestros padres y que debemos heredar a los hijos.

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore