El cáncer de pezón también afecta a los hombres - SyM

Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

El cáncer de pezón también afecta a los hombres

Jueves 09 de junio del 2016, 12:17 pm, última actualización.

Se le denomina enfermedad de Paget, y es una forma rara de cáncer que se localiza en pezón y areola que también daña a varones; esta afección se manifiesta mediante erupción de un grano rojo que se transforma en úlcera con borde costroso. Te invitamos a conocer más de cerca el cáncer de pezón para que tomes precauciones.

Cáncer de pezón en el hombre

"Nunca hubiera sospechado que se trataba de cáncer"

Es la frase que muchos afectados expresan, quienes no dieron importancia a los cambios y molestias en uno o ambos pezones. Esto sucede porque lamentablemente los síntomas de la enfermedad de Paget parecen inofensivos y suelen confundirse con simple irritación en la piel o dermatitis, malestar que el paciente trata de controlar aplicándose infinidad de cremas y pomadas.

Lo anterior sólo lleva a desafortunadas demoras en la detección y atención del padecimiento que, en ocasiones, puede ser mortal debido a que el cáncer de pezón puede extenderse a otras partes del organismo.

Los factores de riesgo que predisponen a esta enfermedad incluyen antecedentes familiares de cáncer de mama y mutación (cambio) en el cromosoma (material donde se transmite la herencia de una generación a otra) denominado 13q.

Siempre alerta, síntomas de la enfermedad de Paget

Dicha enfermedad, que fue diagnosticada por el patólogo inglés James Paget en 1874, afecta a personas que se encuentran entre los 40 y 80 años, aproximadamente, y se manifiesta como un granito rojo en pezón o areola, el cual posteriormente ocasiona:

  • Enrojecimiento persistente.
  • Úlcera que no cicatriza.
  • Formación de costra.
  • Comezón y/o sensación de quemazón.
  • Por ello, es importante que los hombres, al igual que las mujeres, revisen con frecuencia su pecho y pezones, pues si mediante esta práctica en el sector femenino se logra detectar 90% de los casos de cáncer mamario, en la población masculina el porcentaje podría ser similar.

Ahora bien, si al efectuar la autoexploración mamaria en hombres se descubren los síntomas de la enfermedad de Paget antes descritos es indispensable acudir al oncólogo (especialista que analiza origen, desarrollo y propagación de cáncer, su relación con el organismo y las interrelaciones de éste con el medio ambiente), quien realizará auscultación física y, si sospecha del cáncer de pezón en el hombre, solicitará la realización de una mamografía (examen radiológico de la mama). Asimismo, indicará biopsia (muestra de tejido que se analiza en el laboratorio) de la ulceración para confirmar su diagnóstico.

Cabe destacar que el paciente puede verse en grave problema cuando no toma en cuenta los cambios en el pezón o si el médico no detecta inmediatamente los síntomas u ofrece un diagnóstico equivocado, ya que esto puede ocasionar que el cáncer se expanda a ganglios linfáticos (centros donde se concentran las defensas del organismo), mama y, en el peor de los casos, al resto del cuerpo.

¿Y después del diagnóstico?

Los factores que normalmente se toman en cuenta para evaluar el pronóstico de la enfermedad de Paget incluyen: tamaño de la lesión y si los ganglios linfáticos están afectados o no. Estos elementos también se consideran para definir el tratamiento indicado para cada paciente, así, cuando sólo está dañado el pezón (y el cáncer no se ha diseminado hacia la mama) se recurre a intervención quirúrgica para retirarlo junto con la areola.

Hay que considerar que la cirugía para extirpar el pezón también ocasiona ciertos traumas en el sector masculino, ya que al igual que el femenino, los varones ven alterada su apariencia física y creen que su sexualidad ya no será la misma. Por esta razón, es indispensable que, después de la intervención quirúrgica, se busque ayuda psicológica, pues mediante ésta es posible superar la pérdida y comprender que lo importante es haberle ganado la batalla al cáncer.

Por otra parte, en pacientes que ya presentan daño en ganglios linfáticos se prescribe quimioterapia (administración de sustancias químicas), radioterapia (terapia con rayos X) y algunos medicamentos.

Como puedes ver, es indispensable prestar la atención debida a cualquier tipo de alteración en pezones y areolas, ya que si se trata de cáncer, puede ser detectado y atendido de manera temprana, lo que te permitirá ahorrarte complicaciones y salvar tu vida.

SyM - Gonzalo de Garay

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

comments powered by Disqus



Comscore