Características del cerebro determinan preferencias sexuales - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Las características de tu cerebro determinan cómo eres en la cama

Miércoles 12 de abril del 2017, 11:23 am, última actualización

No sólo el cerebro masculino y el cerebro femenino difieren entre sí, también son distintos de los de personas con otras preferencias sexuales, ya que la sexualidad está determinada por herencia genética, actividad hormonal y, además, ¡las redes neuronales!

Cerebro masculino, Cerebro femenino, Preferencias sexuales están determinadas por las características del cerebro

Así lo han señalado diversos estudios, como el de la Universidad de California, Estados Unidos, que en 1978 dio a conocer que ciertas regiones del hipotálamo, estructura localizada en la base del cerebro relacionada directamente con la actividad sexual, varían notablemente entre cada género.

Años después, el doctor Dick Swaab, director del Instituto Holandés de Investigaciones Cerebrales, agregó que existen regiones del hipotálamo cuyo tamaño, número de neuronas y tipo de sinapsis (unión entre células nerviosas) son distintas entre hombres y mujeres, pero también entre personas homosexuales, bisexuales o transexuales, por lo que podría hablarse de un “tercer sexo” poseedor de características del cerebro únicas.

Diferencias entre cerebro masculino y femenino

El cerebro femenino cuenta con mejores conexiones neuronales, por lo que puede expresarse con desenvoltura y hacer mejor uso del lenguaje, en tanto que el cerebro masculino tiene mayor habilidad espacial para crear y manipular imágenes mentales o para entender las matemáticas.

Por si fuera poco, Swaab señaló que el tamaño del cerebro es distinto desde los 2 años de edad y aunque el cerebro femenino es menor, trabaja más rápido que el masculino.

Regiones del hipotálamo determinan sexualidad femenina, masculina u homosexual

En cuanto a las regiones del hipotálamo que se vinculan con la actividad sexual y cuyas características varían en hombres o mujeres, se han localizado tres:

  • Área preóptica (APO). Se estima que es 2 ó 3 veces más grande en hombres que en mujeres y aproximadamente el doble de tamaño en varones que en homosexuales. Esta región se vincula con el inicio del acto sexual y la erección del pene en los monos macacos.
  • Núcleo ventromedial (NVM). Controla conductas que expresan receptividad sexual y funciona en estrecha colaboración con la actividad hormonal femenina. No difiere en apariencia física de acuerdo con el género, pero la cantidad de lazos que establecen las neuronas para comunicarse es mayor en los hombres.
  • Núcleo supraquiasmático (NSQ). Bajo la acción de estrógenos (hormonas femeninas) induce conducta bisexual temporal en animales de laboratorio. Su forma es circular en el hombre y elíptica en la mujer, y tanto su volumen como el número de neuronas es el doble en homosexuales que en heterosexuales.

Preferencias sexuales, ¿elección personal?

El Dr. Swaab aseveró que las preferencias sexuales de cada individuo dependen de relaciones muy complejas entre hormonas, factores genéticos y circuitos neuronales; pero especifica que la sexualidad, al menos a nivel cerebral, se define desde los primeros seis meses de gestación y posteriormente, en dos momentos de alta actividad hormonal (a los 2 años y en la adolescencia) el hipotálamo consolida la manera en que cada persona percibe y ejerce su vida sexual.

Factores que podrían determinar la actividad sexual

Otros estudios señalan factores que pueden alterar el desarrollo neuronal determinante de las preferencias sexuales desde que un bebé se encuentra en el útero. Por ejemplo, cuando una mujer embarazada consume analgésicos como ácido acetilsalicílico y paracetamol, o antiinflamatorios no esteroides como diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno y piroxicam, frena la producción de prostaglandina, sustancia responsable de organizar las neuronas del hipotálamo en el cerebro heterosexual.

Asimismo, Swaab apuntó que hay otros factores que también intervienen en la sexualidad masculina, femenina u homosexualidad: “si la madre fuma o está bajo demasiado estrés durante la formación del feto, su hijo tiene mayor predisposición a ser homosexual. Claro que todos estos hechos deben ser tomados como factores de riesgo, pues no son determinantes ni definitivos”.

Sexualidad masculina y femenina se relacionan con enfermedades del cerebro

Algunas enfermedades que atacan predominantemente a un solo género podrían vincularse con la presencia o ausencia de hormonas sexuales, como la testosterona masculina o los estrógenos femeninos. Se ha documentado que la aparición de la enfermedad de Alzheimer en ellas y de demencia vascular en ellos aumentan en las etapas de la vida sexual en que decae la producción de estas sustancias.

La identificación y estudio de las distintas características del cerebro de acuerdo con el género podría ayudar al tratamiento de dichos padecimientos.

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore